Inicio Otras cosas Héroes en la empresa

Héroes en la empresa

5 minuto leer
5
0
35

Ahora que se ha terminado Héroes, (los que lo seguíamos en versión original, si estás viéndolo en alguna TV autonómica, lo que sigue no te desvelará ningún secreto de la serie) uno se queda un poco aburrido delante del televisor, y echa de menos a todos los protagonistas de la serie. Pero menos mal que en nuestro trabajo diario, estamos rodeados de otros héroes, de personas que han sido capaces de cambiar su ADN, de desarrollar nuevas habilidades por encima de las de los pobres mortales, para ser capaces de sobrevivir y triunfar en la selva de los cubículos, en el desierto yermo de nuestras empresas.

Solo hace falta fijarse un poco, ver como cada uno de los triunfadores ha sido capaz de reconocer su poder y explotarlo hasta el final y entonces seremos capaces de conocer a los Héroes de la empresa.

peter.jpg Hoy vamos a comenzar por el alter ego de Peter Petrelli. Nuestro Peter ha desarrollado sus poderes de absorción al máximo. Es un especimén capaz de observar a las personas que lo rodean, de captar sus emociones y de hablar siempre sobre lo que los otros quieren escuchar; y además tomando partido por lo que opina la mayoría.

Su territorio natural son las reuniones con varias personas. Entra en la cafetería, se acerca a una mesa y con solo una mirada sabe que allí hay un grupo de futboleros, así que comienza a hablar de fútbol. Dos frases le bastan para saber que la mayoría son del equipo blanco, así que hablará maravillas de los fichajes blancos, de lo buenos que son los blancos y lo malos que son los azules…

Si va a una reunión, sabe que la mayoría de los asistentes están hartos de su jefe, así que se transmutará en uno más (y sin siquiera conocer al jefe) hablará pestes del jefe. Si luego acaba con un grupo de pelotas de la cuerda del jefe, transmutará en un amigo de toda la vida del jefe.

Si acabas a solas con el Peter Petrelli de la empresa, tendrás díficil saber quien eres tu y quién es él. Hablará de tus aficiones, te dará siempre la razón, se adelantará a tus ideas… es como hablar con un espejo.

Pero al final Peter puede tener problemas, pero él lo sabe, huye de las reuniones con solo tres personas, allí no hay mayoría cualificada, uno puede ser del equipo azul y el otro del blanco y a Peter no le gusta ser el que desempate. Además Peter tiene un enemigo natural en el ecosistema empresarial, el flemático británico capaz de ser del equipo azul durante un rato y luego del equipo blanco… solo por el deporte de discutir. Este tipo de personas lo descolocan y le hance perder la concentración y sus superpoderes.

Al final Peter consigue el ansiado ascenso; no hay nada que les guste más a los jefes que tener cerca a alguien que siempre les da la razón, tener cerca a alquien que es tan inútil como ellos…

Pdt: gracias al salmón, que me ha dado la idea para esta serie, porque después de Peter vendrán otros Héroes de la empresa…

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por tendero-digital
Cargue Más En Otras cosas

5 Comentarios

  1. goncha

    5 junio 2007 en 7:40 am

    Ostras tendero, no he seguido leyendo por si desvelas algo de la serie. Ya que yo por ejemplo veo la serie en TV3 y van por el capitulo 8. Hay algun spoiler que debieras avisar?

  2. tendero-digital

    5 junio 2007 en 8:11 am

    Goncha: no se me había ocurrido, pero no, no debería desvelar ningún secreto de la serie. De hecho voy a centrarme en los héroes que salen en los primeros capítulos…

  3. misantropo

    5 junio 2007 en 1:56 pm

    Salva a la recepcionista buenorra. Salva a la empresa.

  4. Jaume

    6 junio 2007 en 8:21 am

    Pues aún siguen con capítulos de los cómics en http://www.nbc.com/Heroes/novels/ , y ya van por el 36. Además la espera se hace tensa porque en octubre tambien vuelve IT Crowd, otra buena recomendación (esta para gente de las TI, claro).

  5. Error500

    10 junio 2007 en 10:40 am

    La semana en los blogs LXXIX…

Mira además

Si regalas no preguntes

Hay días que sigo pensando que tengo que comprarme un detector de mentiras en la tienda. P…