Inicio Clientes El perro que se comió mis deberes (II)

El perro que se comió mis deberes (II)

2 minuto leer
8
0
14

El otro día contaba como las excusas para no hacer los deberes, hoy se hacían más tecnológicas. Cosa normal, si la mayoría de los trabajos se hacen directamente con el ordenador.

Pero no hace mucho tuvimos en la tienda un caso de lo nuevo mezclado con lo viejo. Llega un cliente y nos enseña un transformador de corriente de una impresora, todo mordido por un perro. Y claro, su hijo no podía sacar un trabajo muy urgente que tenía que presentar en el Instituto, ya que la impresora no se ponía en marcha. Lo que no me dijeron es si el perro estaba vivo, porque si la impresora estaba en marcha, lo normal es que una buena descarga se hubiese llevado.

Menos mal, que eran pocas hojas, se lo imprimimos nosotros y enviamos el transformador al taller a ver si se podía salvar, porque no teníamos claro hasta donde habían llegado los dientes del perrito.

Y ahora, con la moda de los miniportátiles y las memorias USB, la excusa será: el perro se ha comido el portátil o se ha comido la memoria. Y si no tenemos perros, siempre queda el remedio de la lavadora: “Lo llevaba en el bolsillo de la cazadora, no me di cuenta y claro se ha mojado… pero yo el trabajo lo tenía hecho”.

Como siempre, el consejo, es mantener a los animalitos con hambre lejos del ordenador y de sus periféricos.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por tendero-digital
  • A veces somos tontos

    Ya conté en otra entrada el otro día como cuando hacemos un presupuesto procuramos equilib…
  • Cuando más es mejor que menos

    Cuando vendemos sistemas informáticos es complicado ajustar bien las necesidades del clien…
  • Digitalización de empresas

    Estos días veo en las redes sociales varios anuncios de diversos eventos sobre la digitali…
Cargue Más En Clientes

8 Comentarios

  1. Santeador

    22 enero, 2009 en 13:07

    Mi perro es un cachondeo cuando estoy con el portátil en el sofá, se pone a mi lado y se queda mirando la pantalla con la cabeza de medio lado, como si entendiese lo que hago y cuando me pongo a teclear empieza a meterme el ocico entre las manos en plan “deja eso y hazme caso a mi de una vez” xDD.

  2. Zeus

    22 enero, 2009 en 14:59

    El perro de mi hermano una vez intento comerse el transformador del portatil, del soplamocos que le meti cuando le metio la primera dentellada (que por cierto le dio con tan buena suerte que al poco tiempo se escoño) cada vez que saco el protatil ni se me acerca XDDD

  3. Rarok

    22 enero, 2009 en 15:21

    Yo lo que he visto es que a todos los animales les encanta el transformador de mi portátil es tenerlo 5 minutos funcionando y si hay un bicho cerca va a tumbarse encima (se ve que les gusta el calorcito)

  4. Borralla

    22 enero, 2009 en 19:44

    Supongo que el perro seguirá vivo y esperando a hacer otra vez de las suyas. Mi Lapso Apso se comió el cable de la lavadora ( desenchufada), pero pocos días después se comió el cable de un motor que tenemos para riego de la finca, y pese a que siempre está enchufado no le pasó nada, aunque eso sí, perdió el vicio. Debe de ser que los calambrazos en la lengua sientan mal. 😀

  5. Alt+126

    22 enero, 2009 en 20:38

    Rarok he visto muchisimos gatos encima de torres de ordenador precisamente por eso, porque estan calentitas… eso si, ya encima de un transformador… directamente les aparto yo que o se pegan un calambre o me tiran el portatil al suelo… k estos bichos son mu brutos

  6. Paco

    23 enero, 2009 en 1:49

    Lo de “el remedio de la lavadora” lo siento pero ya no cuela, despues de la broma del decimo de loteria metido en la lavadora del Follonero esas cosas ya no cuelan

  7. padieg

    23 enero, 2009 en 16:21

    Recuerdo hace unos años cómo mi jefe (estudio fotográfico) se olvidó una tarjeta compact flash en el bolsillo de la camisa, que terminó en el lavarropas. Increiblemente, sobrevivió intacta. Así que creo que la excusa de la lavadora a veces no funciona. Mmmh, creo que esto es un trabajo para los Mythbusters.

  8. Juanma

    27 enero, 2009 en 22:16

    buenas! sé que hace tiempo del post, pero con exámenes y tal no he mirado el feedhasta hoy.
    yo una vez me dejé el Pendrive en el bolsillo de los pantalones. Funcionaba perfectamente y además olió a flores durante una semana. Supongo que no le pasó nada porque no pasaba corriente mientras estuvo mojado, pero vete a saber…
    Juanma

Mira además

Adultos embobados, jóvenes que no lo entienden

Esto de hacerse uno mayor tiene consecuencias en la tecnología, (no solo en la ergonomía q…