Inicio Clientes Un portátil no es un PC fijo o de sobremesa

Un portátil no es un PC fijo o de sobremesa

18 minuto leer
9
0
633

Por si no está claro el título de la entrada lo repito: un portátil no es igual que un PC Fijo o de sobremesa. Y por más veces que lo digas sigue habiendo mucha gente que cree que son lo mismo.

Además, también podríamos obtener un corolario de esta frase: no todos los portátiles son iguales ni sirven para lo mismo.

Alguien dirá que para escribir obviedades mejor publicar otras cosas. Pero si estoy hoy aquí comentando cosas que para los que de verdad saben algo sobre hardware y software es porque para la mayoría de la gente no está clara la diferencia entre un portátil y un PC fijo. Y esto está provocado por varios motivos:

  1. Desidia a la hora de leer DE VERDAD las especificaciones técnicas de un sistema informático. Aquí casi nadie lee de verdad los números de lo que está comprando. O lo lee y no entienda nada pero no se preocupa lo más mínimo por buscar a alguien que le explique que son esos números. Así que hay veces que te pones a explicar a un cliente las diferencias entre varios equipos y te miran con una cara como diciendo: “Ni que hiciese falta saber física nuclear para comprar un PC”. Pero son los mismos que escogen lo que no les hace falta y luego vuelva al cabo de un mes a decirte que ese equipo (que compraron ellos en contra de nuestro consejo) que costó 2.000 Euros no va bien con sus programas…
  2. Confianza en los conocidos que apenas conocen de tecnología, pero son muy atrevidos aconsejando. Algo que nos pasa desde el primer día que abrimos la tienda. Pero cada vez la cosa es peor. Antes uno debía lidiar con los argumentos del contable, del primo que sabe mucha informática, del hijo del frutero… ahora nos hemos modernizado. La gente ve a un Youtuber famoso recomendado no sé sabe qué (pero si se sabe que le pagan bien…) y ya no piensa más. Si su héroe del vídeo digital le dice que eso es lo que necesita pues a comprarlo. Y además si le dice que lo mejor es comprar en esa tienda tan chula (que también le paga el sueldo al activista del vídeo comunitario) pues a adquirir los componentes ahí. Luego los padres harán un grupo en el WhatsApp entre todos ellos para ir pasándose vídeos y fotos del proceso de montaje y tratar de montar los PCs de sus retoños entre todos (esto supera a los grupos de padres de los colegios os lo juro que he visto un par… y eso de ver… no puedo seguir… pero es muy fuerte).
  3. Influencia de las campañas de marketing que buscan la ocultación de las prestaciones reales de los equipos informáticos y de los componentes de hardware. Tenemos por un lado a una famosa marca que podría vender el hijo del frutero que apenas informa de la potencia de hardware de lo que vende. Ellos son como la Rolls Royce antes: no de decimos el número de caballos, lleva los suficientes. Después a los fabricantes de procesadores que le dan el mismo nombre a los micros de portátil, de tableta, de reloj que a los de un ordenador de sobremesa. Así un cliente ve que ese portátil lleva un Core i7 y no mira nada más: piensa que correrá como el i7 de sobremesa de su amigo. Y una política parecida (viendo el éxito que tenían Intel y AMD) siguieron enseguida los fabricantes de tarjetas gráficas y el resto de productores de componentes para ordenador.
  4. No tener las ideas claras: y lo peor no querer pensar lo más mínimo para tratar de aclararse uno mismo.
    Hay una falta de ganas tremendas de pensar. Y así uno compra equipos informáticos siguiendo el viento de las modas o de lo que han comprado sus conocidos… y luego cuando se usa el equipo para algo un poco serio la cosa va mal. O bien te has gastado un pastizal que nunca vas a usar. Pero esto segundo es menos malo que los primero.

Estos últimos meses en los que hay tanta dificultad en conseguir componentes de gama alta (sobre todo gráficas) a la hora de montar o de reparar PCs de sobremesa tenemos a muchos clientes que optan por un portátil para hacer el trabajo de un PC fijo. Y como digo no es lo mismo un portátil que un sobremesa. Y en estos casos hay que tener seguridad de para qué vamos a usar el PC y si de verdad necesitamos un portátil y qué tipo de PC. Algunos consejos sobre el asunto:

  1. Los procesadores de sobremesa no son iguales que los de un portátil: ya lo he comentado antes, pero un Core i7 o un Ryzen 5 de un sobremesa no son iguales en un sobremesa que en un portátil. Así que a la hora de comparar potencia hay que hacerlo de forma correcta. Si miráis la foto con el tests de Ryzen 3 que publiqué el otro día se puede ver que un simple Ryzen 7 supera en potencia bruta de procesador a un Core i7 de undécima generación.
  2. Los procesadores de los portátiles no son iguales entre ellos a pesar de llamarse de forma muy parecida: como en el caso anterior. En el nombre del procesador tenemos varias partes. Por un lado, la familia que ahora mismo sería el Core i9, i7, i5, i3, Pentium, Celeron… o Ryzen 9, Ryzen 7, Ryzen 5, Ryzen 3, Athlon… Luego la situación dentro de la familia y por último una letra. Hay que fijarse a la hora de escoger un portátil en la letra del final.
  3. El consumo, el consumo… es el consumo lo que marcará la diferencia: al final la potencia viene marcada por el consumo eléctrico del equipo. Cada vez los procesadores son más eficientes y lo mismo sucede con las gráficas… pero cuando necesitamos potencia máxima el tope del consumo eléctrico que soporte el portátil será el dato más importante. Y este dato también marcará el tiempo que podremos usar el equipo a tope de velocidad, la necesidad de comprar portátiles grandes y pesados, si vamos a requerir sistemas de refrigeración extras en el portátil. Este tema es de esos que cuando se lo comentas a los clientes te miran con cara de no querer entender nadas: si el fabricante dice que es suficiente y mis amigos me lo recomiendan… que tiene de malo un Intel de undécima generación con una RTX 3070 embutidos en un portátil que pesa 1,7 kg… nos decían hace un par de meses dos clientes. Ahora que han empezado el buen tiempo nos dicen que cuando se ponen a renderizar al cabo de un rato el ruido es insoportable y el rendimiento del proceso baja si están más de unos minutos haciéndolo. Y claro (y son ingenieros o futuros ingenieros, no sé qué es peor…) les tienes que explicar que su Core i7 de undécima generación tiene un algoritmo para consumir mucho electricidad al principio de un proceso, pero que si usa la RTX 3070 a tope también los watios de calor que deben disipar ambos componentes son más que lo que un portátil finito de 1,7 kg puede disipar… pues el solito empieza a bajar el consumo para que no recalentarse y rendirá menos. Entonces les dices que si recuerdan nosotros les recomendamos un AMD de cuarta generación dentro de un portátil de 3 kg más grueso pero con más masa de disipador, ventiladores más grandes y mejores salidas de aire… pero de eso no quieren ni acordarse.

  4. Los drivers de un portátil no son como los de un fijo: otro clásico que cada vez cobra más importancia. En un portátil de gama alta los drivers de la gráfica deben ser específicos de ese modelo para funcionar de forma coordinada con la gestión de energía, de refrigeración y de potencia del resto del aparato. Si vas a necesitar la versión de los nVidia profesional, pues o compramos un portátil con una Quadro o bien vamos a un fijo. Si no ponemos los drivers que recomienda el fabricante del portátil (y no el fabricante de la gráfica) puede ser que a mitad render se para el equipo o te aparezca un bonito error de esos drivers.
  5. Leer bien las especificaciones del software que vamos a usar: y si dice que va bien con una RTX3070 comprobar que dice que también va igual de bien con una RTX3070 de portátil que no es lo mismo a pesar de llamarse igual. Lo mismo con los procesadores, Ram…
  6. No es sencillo ampliar un portátil si necesitamos más potencia: si crees que tus proyectos crecerán en un plazo corto, al portátil no le podrás mejorar la gráfica, ni aumentar mucho la RAM ni el procesador.

Sé que son cosas obvias para el que está todo el día vendiendo portátiles… pero casi ningún cliente lo tiene en cuenta.

La clave para comprar un portátil es la necesidad de movimiento. Si hay que mover el equipo si o si uno necesita un portátil. Pero si vamos a usar el equipo para tareas muy exigentes en potencia yo miraría siempre antes un sobremesa. Y me plantearía algo que muchas empresas hacen que es tener un sobremesa potente donde se ejecutan los programas que requieren mucha potencia de cálculo, que consumen mucha memoria. Y luego un portátil ligero que se conecta mediante escritorio remoto a ese equipo. De esta manera tenemos lo mejor de los dos mundos: la potencia, escalabilidad, mejora de refrigeración de un fijo y la posibilidad de llevarnos el equipo a cualquier sitio de un portátil.

Pero esto es algo que ahora mismo en nuestro caso solo lo entienden los contables, abogados y asesores. Estos clientes nos están comprando cada vez más soluciones como la que he descrito arriba. Sin embargo los ingenieros, arquitectos, diseñadores… no lo ven claro ni lo entienden. Pero para mí es la solución perfecta para estas situaciones. Mas cuando ahora en las Oficinas y las casas tenemos buenas conexiones de Internet y en casi todos los móviles hay 4G cuando no ya un 5G que nos permitiría estar conectados desde cualquier sitio si problemas.

Resumiendo: un portátil no es un sobremesa, ni todos los portátiles son iguales y siempre se puede combinar el trabajo de ambos a la vez.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por tendero-digital
Cargue Más En Clientes

9 Comentarios

  1. John Constantine

    19 junio 2021 en 12:20 pm

    ” ahora mismo en nuestro caso solo lo entienden los contables, abogados y asesores. ” “Sin embargo los ingenieros, arquitectos, diseñadores… no lo ven claro ni lo entienden.”

    De verdad que estoy alucinando en pepinos. Cómo alguien que no entiende las herramientas básicas de su trabajo y los requisitos que han de tener estas mismas, cómo podrán tener luego un resultado eficiente y de calidad.

    Responder

    • tendero-digital

      19 junio 2021 en 1:49 pm

      John: llevo más de 3 años aconsejando a la gente que necesita mucha potencia de cálculo y movimiento el montar un PC fijo y un escritorio remoto… no hay manera si son técnicos. Sin embargo la gente de contabilidad y administración (sobre todo tras el cerrojazo del Covid19) lo han cogido a la primera. Uno de los factores puede ser que el contable o el administrativo está más acostumbrada a emplear soluciones clientes servidor, soluciones en la nube… y ve claro el concepto.
      Sobre el tema de herramientas básicas… podría seguir contando barbaridades. Yo lo que noto es mucha falta de ganas de saber qué hacen las herramientas que usamos… para otro día contaré algunas perlas de algunos de nuestros futuros ingenieros y sus profesores que también dan un ejemplo…

      Responder

  2. Joan

    21 junio 2021 en 3:28 pm

    Soy Telecos, me dedico a desarrollar software, empotrados, cliente-servidor, procesado de imagen, criptografía… se bastante de hardware. Mi ordenador principal es un portátil. Nunca he notado que me faltara potencia. Tampoco entiendo que contables y administrativos necesiten ordenadores más potentes que yo. Trabajar en remoto, controlo muchos proyectos remotamente, nunca es equivalente a tener un buen equipo a tu lado. [Me gusta tu blog, hace muchos años que te sigo]

    Responder

    • tendero-digital

      21 junio 2021 en 7:49 pm

      Joan: el tema no es lo que uno haya estudiado… sino el software que uno emplea. Si vas a trabajar con programas de Edición en 3D que te recomiendan para empezar 32 gigas y si miras en sus foros para el tipo de proyecto que usa el cliente ya se van a 64 gigas… pues un Core i7 versión u con 16 gigas no es una solución. Pero la gente ve i7 y creen que son todos iguales. Además si te aconsejan los drivers de nVidia para aplicaciones y no la versión gamer y al instalarlo el sistema de refrigeración del portátil (que une gráfica y micro) no va bien…
      El tema de trabajar en remoto es porque tienes un sobremesa con la potencia que requieras y además ampliable sin muchos problemas y al que se le puede reforzar la ventilación si hace falta. Y el portátil solo es la ventana del programa que se está ejecutando realmente en el sobremesa.
      Los contables no es que requieran equipos potentes, la mayoría no necesitan mucha potencia. Pero si usan sin problemas el equipo fijo como central y el portátil, tableta, móvil… para acceder a él. Nosotros tenemos montado algunos equipos con accesos simultáneos para tareas de contabilidad y facturación donde el servidor tiene un hardware muy flojo. Pero como yo digo la potencia la marcan los programas y los proyectos que uses. Pero luego uno de estos contables cuando una vez al mes hace sus reportes… enciende otro sobremesa que va lleno de núcleos, ram y SSD ultrarápidos… porque para esa tarea si requiere potencia.

      Responder

      • Joan

        21 junio 2021 en 8:25 pm

        En la primera frase me estás ninguneando no tiene sentido que te conteste.

        Responder

        • uney

          21 junio 2021 en 8:48 pm

          Teleco escocido porque le dicen que su título no es argumento ignora tres párrafos de respuesta.

          Responder

        • tendero-digital

          21 junio 2021 en 9:58 pm

          Joan no te ninguneo, voy a la clave de la cuestión: el PC que uno necesita no depende de nuestro título, sino de los programas y proyectos que ejecutemos en él.

          Responder

  3. Jim

    6 julio 2021 en 3:37 pm

    En el caso de abogados o contables creo que la potencia de un portátil sería mas que suficiente.
    La ventaja de usar un ordenador fijo en remoto la veo mas en que los datos confidenciales pueden estar bajo llave en la oficina, mientras usas el portátil en cualquier parte.
    Si pierdes el portátil, o te lo roban, al menos no quedan comprometidos los datos de tus clientes.

    Responder

    • tendero-digital

      7 julio 2021 en 7:44 pm

      El tema del compromiso de los datos es claro aquí. Pero no te engañes… la profesión no marca la potencia necesaria. Voy a ver si me deslio de algunas cosas en la tiene y acabo una entrada en blog sobre ese tema.

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: Changlonet S.L..
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Gigas que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Mira además

Probando SSD M.2 NVMe Gen 4 en un portátil

Hoy os traigo un artículo de Tweaktown donde hacen una prueba muy interesante: cambiarle e…