Inicio Hardware Adultos embobados, jóvenes que no lo entienden

Adultos embobados, jóvenes que no lo entienden

7 minuto leer
11
0
972

Esto de hacerse uno mayor tiene consecuencias en la tecnología, (no solo en la ergonomía que ya comenté hace unos días). Una de las más graves es asombrase por cosas que la juventud no entiende.


Ya decía Arthur C. Clark que cualquier tecnología lo suficientemente avanzada es indistinguible de la magia. Y para los que llevamos más de 30 años en esto hay cosas de hoy en día que ya parecen casi magia.

Sin embargo, los jóvenes que desde que han empezado a andar van viendo trastos digitales a su alrededor no se sorprenden de nada. Para ellos es lo más normal hablar con un “amigo” de Corea y verse las caras mientras discuten sobre el último manga que están leyendo, o comprar ese mismo manga el día del lanzamiento en la otra punta del mundo y empezar a leerlo en segundos en su casa.

Esto ha pasado en todas las generaciones no solo en las actuales. Lo que sucede es que el mundo digital corre tanto que hay ocasiones en las que los mayores nos asombramos mucho antes que en otras épocas. Pero bueno si me pongo a hacer memoria, yo recuerdo a mi padre al volante de un modesto Seat alucinar por lo simple que era de conducir. No como el Ford T donde él aprendió a conducir que tenía un montón de ajustes que el Seat hacía de forma automática. Imagino que si mi padre pudiese ver ahora un coche autónomo se quedaría sin habla.

Dejo los coches y vuelvo a la tecnología digital. El otro día mi hija me pide que le imprimiese una copia de unos ejercicios para el colegio. Eran 40 páginas. Así que le dije que al salir de cole se pasara por la tienda. Este verano cambiamos la impresora de la tienda. Ahora tenemos un pequeño monstruo que en calidad normal imprime 40 páginas por minuto. La compramos en la tienda no por la velocidad sino porque el coste por página nos salía perfecto para el volumen de impresión que hacemos. Pero nosotros normalmente imprimimos presupuestos de como mucho 5 páginas. Y la verdad quería ver si era capaz de imprimir de verdad 40 páginas de una tacada.

Así que vino mi hija y entramos en al web del colegio. Bajamos el fichero con los ejercicios y le dimos a imprimir. Mi socio y yo mirábamos expectantes. Sacamos el cronómetro y pulsamos el botón de puesta en marcha a la vez que iniciábamos la impresión. Y en un minuto teníamos las 40 páginas. Yo le pregunté a mi hija si necesitaba copias para algún compañero. Me dijo que no. Mi socio adivinó mis pensamientos: “¿Querías probar si a doble cara iba a tardar menos?” porque las especificaciones son de 22 páginas a doble cara. Al final lanzamos otra copia a doble cara. Y tardó menos.

Mi hija nos miraba y nos entendía. Metió las hojas en su carpeta y se fue de la tienda pensando que estábamos un poco idos. Allí dos adultos mirando una cosa cuadrada y extasiados porque en un minuto tenían las 40 hojas. Como se notaba que ellos no tenían que estudiar esas 40 hojas.

Pero claro si me pongo a contarle a mi hija como imprimía la primera impresora que yo me compré no me entendería. Era de agujas, solo tenía dos tipos de letra y ambos de baja calidad (con 9 agujas que ibas a esperar). Al final encontramos un programa que convertía el texto en imágenes e imprimía en modo gráfica. Por supuesto que en la pantalla del PC no se veía nada. Todo funcionaba con códigos de control de apertura y de cierra. Uno cambiaba el tipo de letra, el tamaño, ponía la negrita, la cursiva… y luego probaba. Imprimir un trabajo para la Universidad de 40 páginas con ese sistema me llevaba (solo la impresión) 5 horas. Y además la impresora hacía un ruido del demonio. Teníamos que cubrirla con mantas para poder seguir viviendo en la misma casa que ella. Así que ver imprimir 40 páginas a todo color en un minuto y sin hacer nada de ruido… pues me parecía casi magia.

Me preguntó con que se quedaran embobados mis hijos mientras mis nietos lo ven todo normal.


Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por tendero-digital
Cargue Más En Hardware

11 Comentarios

  1. Petiso carambanal

    28 septiembre 2017 en 7:32 pm

    Mi padre ha sacado hasta hace no mucho ( y me refiero a 200X) el libro mayor y el diario de una contabilidad con una vieja impresora matricial y era horas y horas imprimiendo y desquiciante. La impresora todavía funciona, una panasonic 1080x o algo así y fue sustituida por algo menos veterano que es una laserjet 5L de hp que tambien funciona

    • tendero-digital

      28 septiembre 2017 en 9:49 pm

      Texto plano ya desquicia… pero imagen que era lo que hacía yo… el ruido era infernal

  2. MuchaPicha

    28 septiembre 2017 en 8:46 pm

    Tal vez tus nietos vuelvan a salir a la calle a jugar. Eso si que sería sorprendente!! xD

    • tendero-digital

      28 septiembre 2017 en 9:48 pm

      Realmente lo sería. Yo les cuento que a su edad no pisaba la casa y me miran también pensando que les miento

  3. Reboot

    28 septiembre 2017 en 11:56 pm

    Ay, madre. Me acabas de recordar cuando imprimí en casa un trabajo de literatura. Un tochazo de más de cincuenta páginas y le pedí a mí padre que me prestara su impresora de la oficina, una olivetti, porque tenía 24 agujas y la calidad era infinitamente mayor que la de mi queridísima STAR lC-10.

    Supuse también (erróneamente) que imprimiría más rápido, por lo que, como hiciste tú, usé el modo gráfico y le di a imprimir. Creo que usé el Word para dos, y creo que fue de lo primero que escribí que no usaba explícitamente un sistema de etiquetas, como el wordperfect.

    Empecé a imprimir a las seis de la tarde… Y a las nueve de la mañana del día siguiente aún no había terminado y tenía que entregarlo a las diez.

    En mi casa estaban todos locos con el ruido de la puta impresora que, igual que tú, la iba tapando con el edredón, pero daba igual. Me iba poniendo alarmas para despertarme por si me dormía e ir cambiando el papel. Era invierno, pero la habitación estaba berreando de calor.

    Madre mía, qué odisea. Nunca se me olvidará. Eso sí, quedó perfecto.

    Después de aquello, mi padre compró para casa una HP deskjet 510c que aún tengo y sigo usando en casa. No sólo ganamos en velocidad, también en tranquilidad nocturna.

  4. Land-of-Mordor

    29 septiembre 2017 en 7:27 am

    Anda que si tu hija te llega a ver escribiendo un trabajo para el colegio con máquina de escribir, sin ordenador ni nada lo mismo se queda petrificada. Era otra forma “ruidosa” de cumplir con los deberes XD

  5. Xabier P. Migoya

    29 septiembre 2017 en 8:28 am

    ​Hola,

    En la fabrica donde curro, tenemos actualmente una impresoras de agujas Fujitsu que utiliza RRHH para sacar unas nominas. La impresora puede tener la friolera de 20 años, del ruido que hace al imprimir la tienen en un almacen, para sacar las nominas de la empresa se esta cerca de una mañana entera …

    Un saludo.​

  6. Anónimo

    5 octubre 2017 en 7:58 pm

    Quizás utilice papel autocalcante y no les queda otra.

  7. David

    11 octubre 2017 en 5:47 am

    ¿Qué impresora tenéis tendero?

    Sigo este blog desde el inicio, dos pcs comprados a vosotros y funcionando!

    Así da gusto!

    • tendero-digital

      19 octubre 2017 en 7:25 pm

      Ahora una HP PageWide Pro 452H. Ya os contaré de ella y de alguna de sus hermanas mayores que hemos vendido. Chorro de tinta con prestaciones de láser de gama alta.

  8. Soldado estelar

    26 octubre 2017 en 10:27 pm

    Cuando lanzaba los listados de resumen mensual me iba a almorzar, porque tardaba como media hora por lo menos.

    Recuerdo que había cajas de insonorización para meterlas,d el ruido que hacían las jodidas impresoras.

Mira además

Reciclaje, economía circular y garantías hora de darle una pensada

La semana pasada tuvimos una incidencia al tramitar una garantía de una impresora. El asun…