Inicio Otras cosas Quemando la herencia en el siglo XXI

Quemando la herencia en el siglo XXI

8 minuto leer
6
1
821

Mi padre y mi suegro que venían de otras épocas siempre nos contaban casos de conocidos que habían perdido su herencia por culpa del juego (los juegos de cartas, sobre todo). Es curioso porque incluso me contaban casos que habían ocurrido durante la Dictadura de Franco cuando se suponía que el juego (salvo la lotería y las quinielas) con dinero y con apuestas estaba prohibido. Ahora hay ya voces (sobre todo en partidos de izquierda) que solicitan que se prohíban o se limite mucho la libertad de jugar y de apostar.

En mi actual trabajo en mi empresa de por las mañanas tenemos muchos casos que relacionan el dinero con el juego. Y con el juego virtual. Yo he visto algunas historias que son para llorar con verdadero dramas familiares generados en primera instancia por el juego (pero que, viendo a los protagonistas, si se prohibiese el juego, se gastarían el dinero que no es suyo en otras cosas…). Pero hace unas semanas tuvimos un caso que me ha llamado la atención y lo voy a contar. Además, tenía una deuda con un compañero del Banco que me pedía que contará alguna historia del Banco en el Blog. Sobre este tema ya escribí hace unos años, pero esta historia no es igual y tiene un final que me gusta…

Hace unas semanas un compañero de la Oficina recibe una incidencia. Una de sus clientas tenía un descubierto de un importe elevado sin cubrir. Así que el compañero trata de contactar telefónicamente con la clienta para avisarla del descuadre de su cuenta y para que ingresara para cubrirla. Pero no conseguía hablar con ella. Así que preguntó si alguien lo conocía. Otro compañero le dijo que tratase de llamar a su hermano, que vivían juntos. Pero tampoco pudo contactar con él. Al final llamó otra vez al teléfono de la cliente y lo cogió el hermano. Antes de decir nada, el hermano le comentó que hermana había fallecido hacía dos meses. Nuestro compañero le dijo que si no nos había avisado para gestionar la herencia. Dijo que no sabía que debía avisar al Banco. Mi compañero se citó con el hermano para explicarle los pasos para cobrar la herencia y de paso para comentarle lo del descubierto.

Así que el expediente llegó a nuestro negociado. Allí vimos que además del descubierto, en la cuenta se habían gastado una cifra de 4 ceros en Euros en los últimos dos meses. Esto podía ser un problema. Me explico. Cuando fallece alguien, para repartir la herencia, el Banco debe hacer un certificado del saldo de la cuenta a la fecha del fallecimiento. Esa cifra se usa para el pago de impuestos y para el reparto de la herencia. El problema que teníamos era que, si alguien se había gastado el saldo de la cuenta, podíamos tener problemas con Hacienda y con el resto de los herederos.

Cuando vino el hermano de la fallecida le comentamos el problema del saldo de la cuenta. Nos dijo que él no se había gastado nada. Que no habían sacado la tarjeta ni la libreta de su hermana de casa. Le preguntamos si puede ser que otro hermano o familiar tuviese acceso. Nos dijo que imposible, que su hermana era soltera y que él es el único familiar. Que no entiende quién o como se han gastado el dinero. Así que le indicamos los pasos a seguir para tramitar la herencia. Que una vez estemos seguros de que él es el único heredero podremos entrar a ver que sucedió con el dinero de la cuenta.

Vuelve unos días después con la documentación que le habíamos solicitado. Comprobamos que el saldo ha bajado con compras de importe no muy elevado, pero constantes en el tiempo hechas con tarjeta de crédito. Miramos quien es el comercio que ha enviado los gastos… y aparece la empresa distribuidora de Fortnite… Se lo comentamos al cliente y dice:

“Ahora recuerdo, hace unas semanas mi hija pequeña me dijo que necesitaba una tarjeta de crédito para algo de Internet. Así que le di la de mi hermana, total ya no valía para nada…”

Pues nada, la sobrina se había gastado toda la herencia (y todavía dejó más deuda) jugando al Fortnite durante un mes. Imagino que sería la reina del Fortnite esos días.

Así que ahora tendré que hablar con mi suegro y explicarle que no solo con juegos de cartas se dilapidan herencias… que ahora un niño con una tarjeta de crédito es muy peligroso para las herencias de la familia.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por tendero-digital
Cargue Más En Otras cosas

6 Comentarios

  1. John Constantine

    9 abril 2019 en 8:19 am

    Ostras, ostras, ostras. Madre mía. Tanto la hija como el padre.

    Un tipo que ni siquiera se informa de los trámites que hay que hacer cuando recibes una herencia. Y que le dá una tarjeta de crédito a su hija de su hermana. Normal que la chica haya salido y vaya a salir así, con semejante progenitor.

    En fin, supongo que la modernidad era esto. Ayer mismo recordaba, no se muy bien a cuenta de qué, que en su momento mis padres me echaron un buen broncazo y em castigaron en su día orque me gasté 375 pesetas ahorradas de mi propina de los domingos en comprar la novela gráfica de la adaptación al comic de El retorno del Jedi. Si, comprada con mi dinero y broncazo. Cómo cambian los tiempos.

    Responder

    • tendero-digital

      9 abril 2019 en 10:57 am

      Creo que no he explicado bien lo que sucedió (es lo que tiene cambiar cosas para que los protagonistas no se vean reflejados). La hija no era consciente de lo que se estaba gastando. El padre creía que como la tarjata era de una muerta no servía para nada. Lo mejor es que se fundieron una buena cantidad sin saberlo… es la facilidad de lo virtual.
      Sobre el asunto de los trámites d euna herencia… podría tener un blog solo con ello. Aquí en España no puedes ni morirte tranquilo.

      Responder

      • John Constantine

        9 abril 2019 en 1:34 pm

        Lo de la hija lo veo relativamente normal en su desconocimiento y juventud. Lo del padre, pues qué quieres que te diga. Que su conocimiento de lo que es la economía familiar no le dé para discurrir que lo que gasta con una tarjeta de crédito, aunque sea de una muerta, se va a cargar al titular de la misma pues….

        Responder

  2. Naranekk

    9 abril 2019 en 7:46 pm

    Lo de la niña (dependiendo de la edad) es disculpable si no se la aleccionado para ello. Pero lo del padre / hermano es de auténtica bofetada.

    Una de las cosas que deberían enseñarse al menos en la ESO es economía familiar *básica*. Que no digo de meterse en temas de acciones, bolsa y productos mucho más complejos, pero sí temas de impuestos, renta, herencias, tarjetas de débito / crédito, sueldo bruto / neto …

    Responder

    • tendero-digital

      10 abril 2019 en 6:28 pm

      Estoy de acuerdo en que hace falta enseñar a la gente algo de economía… pero yo creo que con algo de matemáticas básicas ya podíamos darnos un canto en los dientes. Pues no hay cosas que podría contar yo ahora desde mi mostrador del Banco. Hay veces que le explicar a la gente como usar los servicios del Banco para pagar menos… pues nada, por un oído les entra y por otro les sale. Y ya no hablo de niños y padres agobiados… sino de empresas grandes y se supone que preparadas.

      Responder

  3. John Constantine

    11 abril 2019 en 8:18 am

    Y a todo esto, ya sólo por morbo, y si se puede decir, claro ¿A cuanto ascendió más o menos aproximadamente la cantidad gastada en total, herencia y descubierto sumados?

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Changlonet S.L. .
  • FinalidadModerar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Gigas.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Mira además

Probando el Raytracing con una nVidia 2070

Nada más salir al mercado las nVidia RTX pudimos vender unas cuantas en la tienda. Pero no…