Inicio Software Pero si son iguales…

Pero si son iguales…

4 minuto leer
21
0
27

Es muy común que en nuestro negocio los clientes te digan la frase de: Pero si son iguales. Y hay veces que uno se puede poner a explicar las diferencias y otras veces te encoges de hombros y decides que no vale la pena pelear por esa venta.

Estas semanas pasadas he tenido dos compromisos (que son peores que una venta) con compañeros de trabajo de mi empresa de por las mañanas. Los dos empiezan casi igual. Necesitan un portátil con unos requerimientos de tamaños, duración de batería… y sobre todo de potencia, puesto que van dirigidos a estudiantes de últimos cursos de carreras técnicas muy exigentes. Les pides el listado de software que van a usar y aquello da miedo. Todo programas que nunca tienen suficiente procesador ni memoria RAM para trabajar en condiciones.

Así que les recomiendo un Toshiba y un Sony de gama alta. Se trata de dos equipos que cumpliendo sus requerimientos generales, tenían el micro más potente que pude encontrar. Se trataba de un Intel Core2Duo 9400. Y aquí empieza la diversión. El precio de los portátiles no llegaba a los mil euros. Y entonces me preguntan si con uno de 600 Euros no tendrían bastante. Cuando me llamaron, lo primero que pregunté fue el precio y me dijeron que hasta 1.000 Euros sin problemas. Ahora venimos con las rebajas. Les digo que hay equipos en ese precio, pero que los veo flojos para lo que quieren hacer con ellos. Y después me enseñan una oferta de una gran superficie con un Toshiba muy parecido al que yo les presupuesté y la frase: Es 200 euros más barato que el tuyo como es posible si son iguales. Me voy a buscar la referencia del portátil de la gran superficie… y muchas gracias Toshiba por apoyar al canal, esa referencia no existe en ningún sitio. Le digo que si es un error y me traen el folleto físico. Y allí está, un Toshiba con una referencia que no existe en ningún lugar. El portátil pertenecía a la misma familia que el que yo había presupuestado, pero el procesador era un AMD bastante más modesto, el disco duro no era de 7.200 rpm… así que iguales no eran, por más que en la foto pintasen semejantes.

Y en estos casos, prefiero perder la venta. Primero, porque el portátil que ellos han visto en la gran superficie no existe para mi. Y segundo, porque cuando tenga problemas con el Autocad y demás software, no me gustaría estar cerca.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por tendero-digital
Cargue Más En Software

21 Comentarios

  1. maty

    23 octubre 2009 en 3:51 pm

    ¿Y los hijos van a estudiar una carrera técnica y no saben qué comprar? Me muerdo la lengua, para no repetir la consabida coletilla de…

  2. Christian

    23 octubre 2009 en 3:54 pm

    Ademas, eso te da pie a la mejor de todas las frases…cuando se quejen de que les va “flojo”, tienes a mano el socorrido “te lo dije”…magnifica frase.

  3. Sergio

    23 octubre 2009 en 4:25 pm

    “cuando tenga problemas con el Autocad y demás software, no me gustaría estar cerca”

    Ahí es donde has dado en el clavo. Si les convences de que el tuyo es mejor siempre les quedará la duda de si los estás “engañando”. Cuando usen el portátil y vean que aquello no va cómo un sobremesa un 30% más barato van a empezar a quejarse, y siendo hijos de amigos el marrón está garantizado.

    No se puede razonar con gente que se gasta 1000€ y no se molesta en comprobar las especificaciones mínimas de lo que compra.

  4. ubersoldat

    23 octubre 2009 en 5:58 pm

    Esta gente no tiene ni idea (ni sus hijos). Autocad en un portátil… venga hombre. Desde hace mucho tiempo, cualquier persona que use una aplicación de estas no baja de las 19″
    Y por mucho procesador que les metan, lo importante es la tarjeta de video, que claro está, las mierdas de portatiles esos no tienen.
    Lo unico remotamente cercano a poder utilizar un CAD en un portatil, sería un Alienware con Dual SLI de 1GB, pero la pantalla de 17″ sigue quedandose corta, muy corta.

  5. Rob

    23 octubre 2009 en 6:01 pm

    Tu has usado autocad alguna vez?

    Para tener problemas en un ordenador medio (c2d5xxx y 2GB) hay que tener el diseño del Guggenheim con todas sus piezas interiores y exteriores en el mismo archivo e intentar un render de 10Mpixels con 50 puntos de luz, reflejos, y texturas de 10MB.

    Otrosí digo con la compresión de video. Te puedes hacer un DVD editando 1 hora de video a 720×556 en un Pentium M a 1,7Gh y 2MB de Ram mientras escribes este post, como estoy haciendo yo ahora mismo.

    Igual tarda 6 o 8 horas en el render, pero para eso está la noche.

    Vamos, que a los hardwareros se os va la pinza con las recomendaciones.

    Es verdad que a los compradores ignorantes aun se les va más.

  6. suSO

    23 octubre 2009 en 10:25 pm

    Habrá que adaptarse a la gente aunque sigo sin entender lo de comprar portátiles de entrada sin pensar en el uso. En fin el mercado es el mercado

  7. Alberto

    23 octubre 2009 en 10:48 pm

    Estoy más con la opinión de Rob que la del tendero.
    Si no estás planeando una urbanización entera con sus 100 chaletitos puedes trabajar con un portátil.

    Evidentemente, como se dice por aquí “cuanto más azúcar más dulce”, pero os digo yo que en los 3 primeros años de Arquitectura no van a hacer planos tan complejos que un portátil “normal-bajo” (600-800€) no puede soportar. Y a los 3 años, tengan el portátil que tengan, ya están planteando en cambiarlo si es que no lo han hecho ya.

  8. Rob

    24 octubre 2009 en 11:25 am

    Mucho, mucho, mucho más eficaz que un megaprocesador es una segunda pantalla. Trabajar con dos pantallas simultáneas de 17″ (o de 15″ y 17″) es lo mejor que puedes recomendar a los clientes que buscan eficacia. Es incluso mejor que una de 24″ o de 28″, o ya puestos, de 32″, porque el ángulo que puedes formar con ellas es perfecto para no tener que estirar el pescuezo.

  9. Juan Carlos

    25 octubre 2009 en 4:02 pm

    … el mismo caso tuve yo con un cliente, con un modelo de acer que no aparecia por ninguna parte. 200 eurillos menos y tal…, pero no es lo mismo. En fin, ya que lo compró en la gran superficie, ahora toca esperar que pete windows y pase por nuestro taller…. que cosas.

  10. ToPo

    27 octubre 2009 en 1:45 pm

    Que peleas con lo de los 2 monitores.

    Todo dios diciendo que jubilara mi queridisimo Philips flat de 17, gordo y orondo como corresponde a un CRT, y su feliz compañero de tft de 15″.

    Pues bien ahora tengo un monitor de 20″ y salvo en multimedia, a nivel de comodidad y productividad e bajado muuuuchos enteros. A ver si maquino algo para usar los tft de 15″ en vertival, que no tienen soporte VESA….

  11. chayotux

    28 octubre 2009 en 1:11 am

    yo creo que elegiste la mejor solución, vale mas quitarse una serie de problemas cuando el equipo no de para mas, a unos cuantos centavos de mas

    http://betatwits.wordpress.com .. Blog de tecnología y anecdotas informáticas

Mira además

Intel presenta micros HX para portátiles

Intel sigue exprimiendo sus procesadores de duodécima generación. Ahora le toca el turno a…