Inicio Clientes Obsolescencia, fabricantes y clientes

Obsolescencia, fabricantes y clientes

6 minuto leer
47
0
165

Estos días, las televisiones han emitido varios documentales sobre la obsolescencia programada. Al final el resumen, es que los malvados productores, fabrican cosas que se rompen al poco tiempo de vencer la garantía, para obligarnos a comprar otras nuevas. Además, procuran fabricar cosas que cueste reparar y que sea casi imposible arreglar en caso de averías. Y todos a lamentarnos de estar en manos de semejantes genios del mal, que se enriquecen engañándonos. Todos a quejarnos de estos malvados capitalistas que nos arrastran por el mal camino.

Y yo lo que veo, es un grupo de hipócritas que no quieren asumir, que los fabricantes hacen lo que ellos quieren comprar. Me explico, vivimos en un sistema de libre empresa (más bien diría empresa vigilada, pero eso daría para otra entrada diferente) y nadie obliga a un consumidor a adquirir un producto concreto. Yo en la tienda me he cansado de ofrecer productos de calidad, bien construidos duraderos y reparables… y no vender ni uno frente al mismo producto, algo más económico, pero de calidad peor. Esa es la clave. Queremos comprar barato, queremos cambiar pronto. Y los fabricantes se han puesto a satisfacer esa necesidad. A la hora de comprar, la mayoría de los clientes mira primero el precio, luego el precio, después el descuento y en cuarto lugar, mira si es bonito, en quinto lugar si brilla, en sexto lugar, que sea más barato que el de su cuñado… y esa es la realidad que los fabricantes explotan. Las marcas que hacían de la duración, de buen servicio, de productos bien construidos, han sido arrasadas por la marea de las marcas que fabrican el usar y tirar.

Nosotros con los PCs de sobremesa, teníamos ejemplos muy claros. Yo recuerdo hacer presupuestos donde los clientes querían sistemas con cajas, fuentes de alimentación y placas de juguete. Cuando me preguntaban, la diferencia entre una caja delmon y una Antec, o una Silverstone… yo siempre decía, el ruido y la duración. La gran mayoría escogía la caja barata. Ninguna de esas cajas soportaba más allá de los dos años de estar en marcha. Y eso que cuando muriese la fuente, no se llevase ningún componente por delante.

Otro ejemplo, fue cuando proliferaron hace unos tres años los MP3 chinorros baratos. No vendíamos otra cosa, y mira que luego se rompían todos. O la gente que se compraba cosas que no servían para ese uso, como los portátiles de gama baja para tenerlos todo el día enchufados descargando contenidos de la red… ya podías explicar que necesitaban otro portátil mejor o un sobremesa.

Al final, tenemos lo que queremos comprar. Y si hablamos de obsolescencia, quedarían todavía muchas cosas que comentar: nuestro afán de estar siempre a la última. Mañana sale a la venta el MovilMonísimo versión 11 y la mayoría tira a la basura la versión 10, para comprar la 11. Así que el fabricante que sabe que cada año sus clientes cambiarán de móvil, pues los fabrica con menos esmero que cuando una aparato iba a durar como menos un lustro. Y otro tema de obsolescencia: la legislación. Aquí cada día uno se levanta y hay una ley nueva, una modificación legislativa, un cambio. Tan difícil es mantener por ejemplo el IRPF igual de año en año, pensar en el ahorro en desarrollo de programas, software, papel y horas de españolitos que significaría darle estabilidad a nuestro impuesto de la renta.

En resumen, fabrican lo que queremos comprar, no es al revés. Pensarlo la próxima vez que vayáis a comprar algo.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por tendero-digital
Cargue Más En Clientes

47 Comentarios

  1. Pedro

    12 enero 2011 en 9:31 am

    ¿Pero te has visto el documental (es uno solo)? te recomiendo que lo revises con detalle porque el trasfondo no va de eso.
    Yo, aunque quiera una bombilla soviética que dure 25 años, no puedo comprarla, porque los fabricantes acordaron limitar artificialmente su duración, o un coche que no esté hecho para durar lo mínimo para que tenga que cambiarlo cada 3-8 años.
    No fabrican lo que compramos, fabrican lo que se tiene que romper lo más pronto posible para que compremos más.
    El tema de las calidades es otra cosa totalmente distinta.

    • tenderodigital

      12 enero 2011 en 10:29 am

      No puedes comprar la bombilla, porque sería más cara y no se vendería casi, al final subiría mucho más el precio. El problema es ése, no se valora la calidad ni la durabilidad en el momento de la compra. Y esa es la clave. ¿Mucha gente se compra un coche mirando las estadísticas de duración de fabricante?. Y luego tendríamos la segunda derivada, mantenimientos que no se hacen, mal uso de los aparatos… todos colaboramos de forma activa en el proceso.

      Eso si, te doy la razón en que la política de muchos fabricantes es muy negativa. Pero la siguen empleando porque les va bien. Hay tenemos a los fabricantes de impresaroas. Nosotros los modelos esos que limitan la copia, que dejan cartuchos sin terminar… cuando los localizamos, dejamos de venderlos y advertimos a los usuarios… pero sigo vendiendo muchos cartuchos para ese tipo de impresoras, o se que la gente las sigue comprando.

      • MuchaPicha

        12 enero 2011 en 2:08 pm

        En cierto modo te contradices…

        A saber: dices que si una impresora pone limites, deja cartuchos sin acabar, etc. dejas de venderla pero aun asi mucha gente compra consumibles para ellas. Bien. Entonces indirectamente estas diciendo que mejor que el cliente, que ha podido comprar la impresora sin saber ese detalle, cuando llega a tu tienda y le explicas el problema, se compre una impresora nueva y tire la que tiene aun cuando funciona, ¿no?

        Tambien lo veo como tirar piedras contra tu propio tejado (teniendo una tienda), ya que a los fabricantes les interesa eso, pero es que a los “tenderos” tambien, no perdamos eso de vista 😉

        Porque una solucion mas logica (y coherente con lo que comentas) seria no vender esas impresoras, y no vender consumibles para ellas tampoco. Pero hay que barrer para casa, y si despues del consejo el cliente no quiere comprarnos una impresora nueva, al menos algo le ganamos al vender el consumible 🙂

        Por fortuna la gente es como es, y muchos comen gracias a eso…

    • adv_h67

      14 enero 2011 en 8:57 am

      Si has visto el documental, habla de una fábrica de Alemania del Este que fabricaba bombillas casi eternas en los 70 u 80, no recuerdo. La fábrica cerró porque no las vendían. Supongo que la gente prefería pagar al que fabricaba bombillas frágiles pero más baratas en un primer momento, en línea con lo que comenta el tendero.

  2. Luis

    12 enero 2011 en 9:42 am

    Pues sabes qué… tienes toda la razón del mundo. En casa tengo al menos 7 móviles, y uno de los que tengo desde hace 3 años tiene rota la tapa trasera porque es de papel. Pero no me puedo quejar, porque mientras le di uso, funcionó.

    Y como con eso, mil ejemplos.

    Gracias por compartir tu punto de vista, siempre está bien ver las dos caras de la moneda para hacerte una composición de lugar completa.

    Saludos.

  3. […] This post was mentioned on Twitter by Luis Serrano, Luis Serrano. Luis Serrano said: Respuesta al documental "Obsolescencia Programada" – Al otro lado del mostrador http://fb.me/KIod8EFm […]

  4. ipj

    12 enero 2011 en 10:32 am

    Estoy con Pedro, en más de una ocasión nos gustaría comprarlo de manera que durase y durase como el conejito de Duracel, pero directamente no es posible, aunque cueste mil euros, porque TODO está programado para fallar y, mire usted por donde, al día siguiente de expirar la garantía.

    Y lo peor es que eso de “barato y rompible”, lo de barato habría que matizarlo mucho, porque una cámara HD de 400 euros no tiene nada de barato, ni tampoco un grabador de DVD con disco duro que ronda los 200 euros. Y sabes que al día siguiente de comprarlo, al pasar dos años ya puedes ir poniendo velitas para que alguna de sus partes no decida que ya se ha cansado de funcionar.

    Otro tema es el de la obsolescencia programada. El mejor ejemplo lo puedes encontrar en los blu-rays y los DVD’s: ahora te vende un reproductor de blu-rays pelado por 200 euros ó más, cuando ya hay archivos reproducibles en HD y algunas televisiones emiten en HD, algo que no se puede grabar en un DVD. Sería muy simple hacer un grabador de blu-rays con disco duro y sintonizador TDT HD, pero… por lo visto todavía no han vendido suficientes DVD’s grabadores con disco duro. Mi teoría es que cuando empiecen a declinar sus ventas o decidan que ya han vendido suficientes, “misteriosamente” aparecerá como “última novedad” el grabador de blu-rays, y dos años después la tecnología “punterísima” serán los grabadores de blu-rays con disco duro incorporado.

    • MuchaPicha

      12 enero 2011 en 2:16 pm

      Y la gente sucumbe ante las necesidades creadas…

      ¿Alguien podria creerse que aun no tengo RE-PRO-DUC-TOR (no hablemos de grabador ni cosas mas avanzadas) de DVD y aun asi soy feliz y disfruto tanto o mas que aquellos que tienen incluso un HTPC?

      Esta dificil de creer o simplemente de pensarlo si nadie lo dice, ¿verdad? Claro, porque las empresas nos bombardean a publicidad diciendo que eso no es posible.

      Por cierto mi actual movil es de 2006, y cosa rara: funciona y no veo la necesidad de cambiarlo.

      ¿A alguien le suena tambien que las cosas dejan “misteriosamente” de funcionar cuando el dueño desea un producto mas novedoso? Entiendase como excusa para comprarlo, para que se lo compren, etc. y que puede ser solo una excusa o incluso estropearlos a proposito para lograr tal fin. Y yo, personalmente, conozco a unas cuantas personas que hacen ese tipo de “practicas” 😉

    • adv_h67

      14 enero 2011 en 9:03 am

      ¿Blu-ray para qué? Teniendo un reproductor TDT-HD que reproduzca MKVs y conexión a internet ningún distribuidor de películas necesitaría soporte físico. El día que alguien haga algo similar a un “Videoclub HD Internet” en el que puedas grabar todas las películas que quieras sin limitaciones absurdas, díme tú qué necesidad tienes de almacenar en casa un disco de plástico.

  5. Pedro

    12 enero 2011 en 10:49 am

    Hola a todos

    Tuve ocasión de ver el documental, me pareció bien realizado. Iba a decir que me gustó pero evidentemente no me gustó lo qué vi; me parece desolador. Veo acertado el enfoque que das acerca de la influencia del consumidor en el producto final, pero creo que no dejaría caer hasta ese punto la responsabilidad sobre quién compra, como tampoco la dejaría sobre el fabricante o diseñador del producto. Yo diría más bien que es un ciclo que se retroalimenta: el consumidor hace al fabricante y viceversa.

    Cómo mínimo quiero pensar que ejemplos como ese documental suponen el inicio de un cambio de mentalidad, aunque lo veo complicado dado el volumen de comercio mundial y el actual sistema de economía basado en comprar barato -buen apunte-. Tiendo a pensar que ese cambio de mentalidad se acabará imponiendo por la fuerza cuando la cosa se ponga delicada, porque el esquema actual me temo que no nos lleva por buen camino.

    Donde trabajo me he topado varias veces con casos de impresoras y otros dispositivos como el que se menciona y salvo raras excepciones he actuado como en los tres ejemplos que aparecen en el documental: te puedo ofrecer el modelo X que te sale practicamente por el mismo precio que la reparación y tienes una impresora nueva. Qué hacer cuando cuando los números y los clientes quienes que mandan.

    Un saludo y enhorabuena por el blog 🙂

  6. Camarada Bakunin

    12 enero 2011 en 11:01 am

    Tienes razón en que la mayoría quiere comprar barato o, más bien, regalado. Si no, no se entiende la proliferación de productos mal concebidos, mal rematados, falsificaciones…
    Hace 3 o 4 años, durante un viaje por Turquía, aluciné con muchos compañeros de viaje que “cargaban” con todas las imitaciones de marcas que podían. Vi a algunos comprar “Rolex” de 10 en 10, bolsos “Louis Vuitton” de 20 en 20 y todo así. Esa es una buena pista de que a mucha gente lo que le importa es que “parezca” bueno y sea muy barato. Cualquier otra consideración es secundaria.
    Me ha llevado años convencer a mi mujer de que, en muchas cosas, es más barato a la larga comprar algo un poco más caro a cambio de que tenga una mayor vida útil. Y eso sin mencionar objetos, como los zapatos, que si son malos te pueden joder la salud.
    Pero… —tenía que haberlo— estoy de acuerdo con el primer comentario: en muchos casos las alternativas han desaparecido, a pesar de que algunos estaríamos dispuestos a comprarlas. Si a mi me garantizan que una bombilla tiene una vida útil de 25 años… ¡claro que estoy dispuesto a pagar más que por la que dura 1 año! Otra cuestión sería, además, que hay fabricantes que aunque cobran caro dan el mismo servicio de mierda que los que cobran barato.
    En fin, creo que el fenómeno de la obsolescencia programada ha sido retroalimentado por ambas partes, productores y consumidores, en una loca espiral que acabará reventando.

  7. Kachu

    12 enero 2011 en 11:10 am

    Una de las primeras cosas que me enseñaron en electrónica, era la diferencia entre los chips comerciales y los que usa el ejercito.. Y a la pregunta de porqué entonces no se hace electrónica de consumo más duradera, el sr. catedrático contestó que de algo tienen que vivir los ingenieros.

  8. DocNok

    12 enero 2011 en 11:44 am

    Poniéndonos en la base de la informática doméstica, puedo afirmar que los ordenadores de hace 20 años les dan mil vueltas a cualquier equipo de ahora, incluso aunque sea de marca reconocida, puesto que actualmente esas “marcas reconocidas” en casi todos los casos se limitan a poner su logotipo sobre cualquier mierda tecnológica de dudosa reputación. Lo veo y lo padezco continuamente…

    Ayer mismo tuve que dar por “difunto” un precioso VAIO con menos de 3 años y de los de a Euro el gramo (o casi), tiene una placa base coreana con la gráfica integrada en ella… adivinad qué se ha jodido. Por contra también conservo mi viejo 386 plenamente operativo con su fuente original y su DR-DOS instalado sobre su disco de 80MB, y 3 “portátiles” del 90-93 (rescatados) funcionando, a excepción del disco duro de uno de ellos, atascado de no haberlo usado durante lustros.

    La gran diferencia, aunque resulte indignante… antes pagabas calidad y durabilidad, y la pagabas cara; ahora pagas humo, más barato, pero efímero. Y por desgracia, cuando te da por buscar algo menos barato (tirando a caro) y no sabes qué, lo que te encuentras sigue siendo humo, pero de color fosforito y con luces estroboscópicas.

    no he visto ningún documental de estos, pero respecto a lo de que un aparato se estropee al poco de terminar la garantía, sólo decir que por lo general eso ha pasado siempre, desde que tengo uso de razón y con cualquier aparato… y sólo hay un responsable conocido: Murphy el Legislador xD

    Un saludo!

    • V'ger

      12 enero 2011 en 3:15 pm

      Si empiezas diciendo que hablas de portátiles lo mismo te creemos y hasta te damos la razon… sino, nos tienes que explicar como va eso de ver nuestra internet desde un universo parelelo

      • DocNok

        12 enero 2011 en 3:30 pm

        Hablaba de equipos domésticos en general, lo de los portátiles es un ejemplo por lo reciente… que no veas la pena que da ver el Vaio tan poco “vivo” pululando por la estantería de los “para reciclar”.

        Pero eso del “universo paralelo” no lo acabo de entender… ¿me lo explicas?

        • V'ger

          12 enero 2011 en 4:23 pm

          Te explico amablemente… en “informatica de sobremesa” las calidades han mejorado SENSIBLEMENTE en los últimos 15 años (¿quizá 20? mas me pilla fuera del mundillo). Pero como todo, hay calidades bajas, medias y altas y que los equipos se quedan pequeños y los queremos mas rápidos. Y lo mejor es que el precio final de consumidor no es que haya bajado sólo, sino que la diferencia de precio relativa entre gamas/calidades a disminuido mucho.

          Si has experimentado una bajada de la calidad de los productos de sobremesa o erraste la compra o vives en un universo paralelo con la historia al revés. Pero si explico el chiste no tiene gracia… como todos.

          • V'ger

            12 enero 2011 en 4:32 pm

            Bueno, repensándolo… el tema de los DD puede ser aparte, pero no se si por bajada de coste de fabricación o algo inherente a las densidades de almacenamiento crecientes. Aquí se podría debatir.
            En mi comentario tenia en mente placas, memos: tasa de errores y durabilidad.

          • tendero-digital

            12 enero 2011 en 6:00 pm

            Lo de los discos duros, depende con que época lo compares, pero estos últimos dos años lo que hemos tenido ha sido la cagada concreta de un fabricante (Seagate) y se ha notado en que ha bajado muchísimo su venta, porque aquí la gente si que tiene otra opción donde escoger

    • JBB

      12 enero 2011 en 8:27 pm

      DocNok, igual te sirve: ¿la gráfica integrada del VAIO es una Nvidia? Si es el caso, que sepas que tienes cubierta la reparación por una garantía extendida de Sony/Nvidia porque esos chips salieron con un defecto de fábrica. Busca en Google y lo verás. En el site de Sony/Vaio también tienes la información (y la lista de portátiles afectados).
      HP entre otras marcas también tiene el mismo problema y también te lo arregla gratis.

      • DocNok

        13 enero 2011 en 10:34 am

        Por un momento me había hecho ilusiones y todo… Es un NW11S, lleva ATI. Pero gracias de todos modos.

        Un saludo!

  9. Obsolescencia, fabricantes y clientes

    12 enero 2011 en 1:44 pm

    […] Obsolescencia, fabricantes y clientes changlonet.com/blog/2011/01/obsolescencia-fabricantes-y-c…  por danidata hace 2 segundos […]

  10. FranDJ

    12 enero 2011 en 1:55 pm

    No me he leido todos vuestros comentarios sólo la entrada orginal pero siento tener que decir que lo que argumentas, Tendero, es MUY discutible.
    El problema del “huevo o la gallina” está detrás de esta entrada. Cambiamos de dispositivo porque dura poco o dura poco porque lo cambiamos a menudo.

    Respecto al cambio de móvil se cambia porque la tecnología corre mucho y corre mucho porque el fabricante quiere (argumentarás, leyes de mercado pero también es “programado” para ganar más dinero por lo que SIEMPRE estamos en manos del fabricante.

  11. alguien de la industria

    12 enero 2011 en 1:56 pm

    Sinceramente, hablar por hablar lo puede hacer cualquiera. Pero no tienes ni puta idea de lo que está diciendo.

    La obsolescencia programada es real y la usamos. Siempre va a haber gente como tú que la niegue como con cualquier tema. Es bastante útil.

    Ánimo con tu culo, digo con tu opinión.

    • tendero-digital

      12 enero 2011 en 6:02 pm

      La industría lo va a hacer, pero sin la colaboración activa de los clientes y de vendedores que desconocen lo que comercializan… pues va todo mucho mejor.

  12. sir_eider

    12 enero 2011 en 2:03 pm

    Kachu, gran verdad el tema de la electrónica en el ejército (como tantas otras cosas)

    Es muy habitual que las distintas armas y vehículos (tanques, aviones, barcos) les duren de media 30 o 40 años e incluso bastante más, con modernizaciones de por medio por supuesto. Ahí sí que les sale más barato tener productos duraderos, pues al ser fabricados en cortas series con respecto a las versiones civiles siempre sale mucho más caro fabricar de nuevo…

    Un ejemplo lo vi hace unos meses en un documental de esos de la Sexta de “lo americano es lo que másmola” de una fábrica de tanques Abrahms… y no los hacía nuevos, a lo que se dedicaban era a traer los que se escacharraban en Irak y otros frentes, desmontarlos enteritos, repararlos y aprovechar para modernizarlos si había presupuesto suficiente y de vuelta al frente… porque la línea de producción estaba cerrada desde hace años y costaría un dineral reabrirla. Y todo eso totalmente a mano!

    Otro caso muy poco conocido era el de los antiguos coches de lujo de la Europa comunista: los checos Tatra. Se hacían muy pocos y casi artesanalmente, pero eran tan duraderos que cuando se caían de viejos por el uso (a los 15 o 20 años o más) se enviaban a fábrica para rehacerlos enteros y dejarlos como nuevos, y vuelta a rodar… claro que eso en un fabricante generalista de coches sería más bien impracticable, jeje.

    Un saludete

  13. Petiso Carambanal

    12 enero 2011 en 2:09 pm

    En mi casa tuvimos un video que el carro se le estropeaba a los seis meses y un día. Marca Sony. DE la epoca en que no existia el DVD.

    Al final se acabo sustituyendo por otro SONY. Pero como con ese tambien se compro un dvd pues se le ha usado mucho menos y de momento funciona.
    Yo tengo una impresora HP con 10 años (930C) y sigue como el primer día. Sin atascos y como un reloj.

    • Fernando Pio

      13 enero 2011 en 7:11 pm

      Macho, si tienes una Hp930, todavía viva, guardala como oro en paño…. para los parametros de hoy será lenta (indiscutible) y tendrá poca calidad de impresión (solo para fotos de alta calidad; texto y graficos, perfectos), pero es que te puede encontrar autenticos pozales de tinta en cartuchos compatibles a unos 10 € el cartucho.

      Te lo dice, amargado, un antiguo poseedor de una 930, al que la fuerza de gravedad le tiene mucha, mucha tirria (si no se me hubiera escacharrao contra el suelo, seguro que seguia tirando, y me era más rentable que imprir negro en la laser…)

  14. pronetpc

    12 enero 2011 en 3:32 pm

    A nosotros nos va bien el sistema 😛
    Sólo tenemos que rezar por que la gente nos encuentre en vez de fiarse del amigo informático que le dice “Vale mas repararlo que uno nuevo”.
    Decenas de portátiles tienen una 2a oportunidad y las reparaciones rondan los 100€. Que sí, que por 500 tienes uno nuevo, pero hay que tener los 400€ de diferencia

  15. raboot

    12 enero 2011 en 5:11 pm

    Porqué triunfan los todo 1 leuro, o los chinos?.
    Hace unos 5 o 6 años una pantalla de TV de 32″ rondaba los 1000 leuros, ahora por unos 400 euros ya la compras, igual pasa con los portátiles, antes un portatil decente no bajaba de 1000-1200 euros, ahora por 600 ya tienes pepinillos, lo que hay que preguntarse es donde se rebajan los costes para poder hacer esto, está claro que en la calidad del producto es una de ellas y despues los servicios técnicos que parecen de chiste..

  16. fco

    12 enero 2011 en 5:57 pm

    Hombre, hay cosas como las tv que estan bajando porque se estan amortizando las tecnologias que las producen. Los primeros lcd eran carisimos y habia muchos pixeles defectuosos. Ahora las fabricas los hacen en cantidades bestiales, incluso los monitores de pc se han convertido a 16:9 con resoluciones x768 o x1080 para unificar la fabricacion y abaratar. Fijaos que las medidas son standard y lo mismo se usan para monitor, tv, tableta, gps, portatil, marco digital,etc.

    Cuando una tecnologia esta mas que probada y empiezan a recortar es cuando vienen los problemas. Los discos duros son un ejemplo, van buscando cada vez mas capacidad y velocidad, y se han dejado atras la fiabilidad.
    Saben que su muerte esta cerca, ya que mientras los discos duros van subiendo de capacidad poco a poco, las flash multiplican por dos su capacidad y cuando digan de abaratar. Nada mas que en peso y volumen, y su consiguiente precio de transporte desde china y precio de los metales, se los van a comer.

    128gb->256gb->512Gb->1024Gb->2048Gb->…. para los SSD
    120Gb->160Gb->200Gb->250Gb->320Gb->500Gb y sus multiplos en platos (hasta 3) para los hdd.

  17. Perico

    12 enero 2011 en 8:29 pm

    Sobre el tema de lo barato y marca chinorro:
    -El video comenta el tema del iPod, !!!pura verdad!!! ¿Apple es una marca chinorra? no es una marca de andar por casa. ¿los iPod son un producto barato? no lo creo, los millones de personas que han comprado un iPod no han comprado un producto barato, precisamente.

    Sobre el HTPC -q leches es eso?-:
    -Tampoco tengo microndas, y mi vida es igual de plena q la de los q tienen mas de uno.

    Sobre lo barato, q sale caro:
    -En todos los casos en los q he comprado barato, al final me ha salido caro. Quien compra un notebook para estar 24 h a internet, se terminará comprando otro u otros 2 o 3. Pero este es otro tema. Esa misma persona, siempre va comprar lo mas barato q haya, incapaz de comprender q si pagas un poquito mas, quizas te llevas un producto q la larga sea mejor -Cuidado!! no siempre es asi-. Y ademas es torpe, porque no hay mas q echar la cuenta. Ejemplo de la bombilla: 1 año de uso frente a 25 años. ¿la buena va a costar 25 veces? sera mas cara pero no 25 veces. Pues eso, si te paras y echas la cuenta, la cosa esta mas q clara.

  18. xan.lois

    12 enero 2011 en 8:35 pm

    Soy lo que se diría un técnico, he trabajado con trastos toda mi vida y viví la informática desde sus comienzos; y una cosa os digo: este tener que actualizarse cada 6 meses, ese no te duermas que te quedas atrás, ese no llegar a tenerle cariño a tu aparato de sonido, video, tv, o lo que sea es desolador, es triste y muy, muy agotador. Desde hace años, me conformo con mi portátil ya viejo (no entremos en detalles, pero me va todo lo que ‘realmente’ necesito, no pienso en cambiar mi TV de 28 pulgadas de tubo, con su culo enorme y todo, y el móvil sólo lo cambio cuando realmente una nueva funcionalidad me soluciona alguna faceta de la vida. En fin, soy más feliz si me despreocupo de la tecnología, si la uso lo justo y necesario… En fin creo que me entendeis.

    Y en relación a la obsolescencia programada me parece una canallada, por mucho que los dueños de sus patentes quieran vivir muchos, muchos años chupando de la misma. Por otro lado todo usuario tiene derecho a estar informado del producto, con un dato que sea “vida util media”, si te dicen que algo dura diez días da igual que sea porque el material dure esos días o porque esté programado en un chip, no hay engaño. Lo malo es cuando si hay engaño, es decir cuando no se informa “adecuadamente” de la vida útil del producto.

    Por cierto, voy a inventar un generador eléctrico de consumo 0 que puede durar indefinidamente, pero lo venderé “capado” para que sólo dure 1 año. Luego a pasar por caja otra vez. Eso si, informaré de la duración. 😉

    Saludos

  19. ipaway

    12 enero 2011 en 10:05 pm

    Pues yo tampoco estoy de acuerdo con tu opinión, hoy día ya no te puedes fiar de lo que supuestamente es bueno, se joden igual. Ya ni por el precio. Los chinos también se han dado cuenta y las baterias de mobiles super baratas que vendían (sin ningún tipo de circuito de seguridad) como se empezo a conocer que las de 1€ podía explotar ahora las venden por 30€ y así no se diferencian en nada. Se mire por donde se mire la obsolescencia programada es una jodienda y la gente no hace que el fabricante tenga que fabricar cosas nuevas, han sido los fabricantes los que han creado “necesidades” y nos lo han sabido vender muy bien (Apple es experta en esto). Si hasta los hay que convencen a los gobiernos de que subvenciones los cambios de sus productos…

  20. Petiso Carambanal

    12 enero 2011 en 10:24 pm

    Perico, el microondas puede que no sea imprescindible pero es una maravilla. en mi casa Tenemos un ufesa del 95 que aguanta como un campeon con 16 años y jamas ha dado ningun problema de ningun tipo. Y se usa todos los días al menos 3-4 veces por la mañana y algun día alguna más.

    Que sí que puedes poner un cazo y calentar la leche al fuego, pero la comodidad de coger y poner la leche en la taza poner el tiempo (2 min en el mio) y de ahí a la mesa. no tiene precio.

    Es una comodidad, que es lo que se busca en la gran mayoría de casos.

  21. Naranekk

    12 enero 2011 en 11:36 pm

    También está el tema de las “medidas de seguridad” que ponen algunas casas para hacer que sus aparatos sean irreparables, como tornillos especiales “sólo de cierre” que me he encontrado en algún secador (ya hay que tener mala follá), o directamente no hay piezas de recambio.

  22. Zak Branson jr.

    12 enero 2011 en 11:59 pm

    Cambié en 2010 mi monitor de tubo con 10 años, por comodidad y rentabilidad energética (pero sigue disponible); tiré mi televisor de 14″ con 18 años porque no tenía euroconector para un tdt; cambié en primavera mi viejo pc del año 2001 casi por vergüenza (y por jugar a algún juego moderno), con su tarjeta de tv analógica del año 99 ya inútil para el uso que le daba; tengo un móvil de más de 6 años con su batería original a medio rendimiento, lo guardo como emergencia si el habitual falla; mi Canon A70 cumple 8 años en 2011 … lo de la obsolescencia y modas tecnológicas no va conmigo 😉

  23. Petiso Carambanal

    13 enero 2011 en 12:07 am

    Para tornillos solo de cierre se pueden encontrar destornilladores

  24. Rubencito()

    13 enero 2011 en 12:08 am

    Pues que quereis que os cuente, yo aplaudo esa política: no compro un sobremesa desde el año 1996 (y tengo un procesador E6600 con un equipo que le acompaña porque al sobrecargarlo de aparatos por usb’s se reiniciaba y lo iban a tirar).
    Y de portatil, me acaban de dar un Hundyx D900T, al cual no le he podido hacer funcionar la tarjeta de sonido integrada, la Wifi y el bluetooth son antediluvianos, pero con un cable mas o menos largo se soluciona. Lo peor la bateria, porque hay que tenerlo siempre enchufado. Pero bueno, solo ha sido comprarle un disco duro y a tirar….
    Yo creo que la gente tiene muy poca paciencia con la electrónica de consumo.
    Lo de los tornillos de seguridad, merece una ley a propósito en contra. No hay derecho a que no te lo reparen, y no puedas ver lo que pasa… (que no he perdido yo tiempo con polímetros y similares…)

  25. Sergio

    13 enero 2011 en 3:16 am

    Tomemos el caso de las botas, por ejemplo. Él ganaba treinta y ocho dólares al mes
    más complementos. Un par de botas de cuero realmente buenas costaba cincuenta dólares.
    Pero un par de botas, las que aguantaban más o menos bien durante una o dos estaciones y
    luego empezaban a llenarse de agua en cuanto cedía el cartón, costaban alrededor de diez
    dólares. Aquella era la clase de botas que Vimes compraba siempre, y las llevaba hasta que las
    suelas se quedaban tan delgadas que le era posible decir en qué lugar de Ankh-Morpork se
    encontraba durante una noche de niebla solo por el tacto de los adoquines.
    Pero el asunto era que las botas realmente buenas duraban años y años. Un hombre que
    podía permitirse gastar cincuenta dólares disponía de un par de botas que seguirían
    manteniéndole los pies secos dentro de diez años, mientras que un pobre que solo podía
    permitirse comprar botas baratas se habría gastado cien dólares en botas durante el mismo
    tiempo y seguiría teniendo los pies mojados.
    Esa era la teoría «Botas» de la injusticia socioeconómica del capitán Samuel Vimes.

    • MuchaPicha

      13 enero 2011 en 7:21 pm

      Nota para el “capitan Samuel Vimes” (y para Sergio y todo el que lo lea): esa historia queda muy bonita para creertela asi sin mas. Pero si no somos de los que nos dejamos vender la moto, recapacitamos y nos da por echar cuentas y veremos otro(s) punto(s) de vista con gracia y todo.

      A saber:

      – el pudiente, 10 años con las mismas botas que le costaron 50 dolares. Eso suponiendo que va a tenerlas 10 años, no olvidemos que puede permitirse comprar y vivimos en un mundo de modas y consumismo. Yo apostaria a que le duran un año: una unica temporada 🙂

      – el pobre, cambia de botas cada dos años por necesidad (porque se le rompen vamos), asi que en 10 años ha comprado 5 pares de botas de 10 dolares… mmm … esto es 50 dolares (ostras lo mismo que se gasto la persona pudiente). La diferencia es que, aunque no le importe, el si ira a la “moda”, seguira tendencias aun sin quererlo, ya que NO puede realizar el desembolso de 50 dolares del tiron, mientras que si puede pagar 10 dolares cada 2 años.

      Esto sin entrar en otras demagogias (bastante tiene ya la historieta en si) como suponer que el “rico” las utilizara en contadas ocasiones (si te puedes permitir 50 dolares en una botgas ten por seguro que ese no es tu unico calzado), mientras que el pobre usara las suyas practicamente 24h al dia y todos los dias. (Y si comentaramos que la persona pudiente es una mujer, 50 dolares seria una ganga para ella, se compraria al menos 2 o 3 modelos en diferentes colores :p)

      Pero volviendo al hilo, una vez expuestos los dos puntos anteriores, cada uno podria sacar un monton de buenas conclusiones aplicables a un monton de campos diferentes (uno de ellos la informatica). Yo no digo mas, os dejo que penseis un ratito, que eso es un buen ejercicio 😉

      • V'ger

        14 enero 2011 en 12:01 pm

        Es un extracto de un libro de la saga Mundodisco de Terry Prachett, parodia cómica del mundo de espada y brujeria aunque en las ultimas entregas le ha dado por parodiar la revolución industrial y la economía relacionada. No ubico la cita en un libro ahora mismo y tampoco leí todos. Es muy gracioso, aunque a veces se pasa de listillo, todo depende de si ridiculiza “por la vía facil” algo que conoces o te gusta…

        Recomendación también para tendero (si no las ha visto ya) de las adaptaciones para TV de Mundodisco (a conseguir subtituladas en los medios habituales). La ultima adaptación, “Going Postal” es una parodia de un Mundodisco casi victoriano y la llegada de las telecomunicaciones es buenisima.

  26. Perico

    13 enero 2011 en 8:16 am

    Muy bueno Sergio, ME HA ENCANTADO.

  27. Pedro

    13 enero 2011 en 9:46 am

    Yo estoy totalmente con el tendero. El problema no es que haya una conspiración de los fabricantes para que los productos caduquen, sino que los compradores castigan a quien hace cosas duraderas, solo les importa el precio, y cuando el chisme casca, la culpa es de la empresa, que puso un relojito dentro para que se rompiera al día siguiente de caducar la garantía.

    Yo me monté un PC por piezas en 2003 (placa buena, caja Thermaltake, fuente cara, memoria de marca, …) y sigue como el primer día. Los ventiladores hacen algo más de ruido y ya está. Eso si, pague por él 1800€ (monitor aparte). Ha estado funcionando 24/7 varios años. En ese tiempo he visto cascar fuentes y placas de conocidos que compraron máquinas por 600€ para aburrir. Es genial hablar de conspiraciones, pero si compras una fuente de hojalata de 500W por 12€, cuando una buena vale 70€, sabes de sobra que la diferencia tiene que estar en algún sitio.

    Pasa lo mismo con un portatil de 300€, unos zapatos de 12€, o una tele de 32″ de 199€.

    Tengo un conocido con una Bang&Olufsen que va para 30 años, y está perfecta. Eso si, no se había inventado el mando a distancia.

    Otro amigo tiene un mercedes de 1993 con 480.000 km, como nuevo, es escrupuloso con el mantenimiento y ya está (mecánico jubilado). Y antes tenía otro aún más antiguo, que si vendió fue únicamente porque su mujer estaba harta de que parecieran ministros franquistas cuando iban por ahí con él.

    Y los componentes electrónicos con especificaciones militares los puede comprar cualquiera, pero monta tu con ellos un despertador de sobremesa que cueste 300€, a ver cuantos vendes.

    La calidad y la durabilidad siguen existiendo, lo que pasa es que nadie quiere pagar por ellas. Es más fácil quejarse de lo malo que es el mundo.

  28. seaofgrass

    13 enero 2011 en 1:07 pm

    Yo creo que aqui hay varios matices a tener en cuenta.
    Por un lado tenemos que en documental se habla de dos tipos de obsolescencia programada, yo la llamaria la sana y la insana.
    La sana es cuando en creador de un producto, nada mas sacar uno ya esta pensando en su evolucion, instigando al consumidor a querer adquirir ese nuevo producto, mejor que el que tiene el, en cuanto salga. Esto no esta reñido con la calidad y permite que haya gente que quiera estar a la ultima y otra mas conservadora.
    Y luego esta la insana, los ejemplos del documental son claros, las bombillas, el nylon, las impresoras y el ipod. Esta tendencia crea demanda de una forma artificial, contaminando el mercado.
    Esto tiene una consecuencia, que en la mayoria de los casos el precio y la calidad no van de la mano, asi que el cliente como no se fia compra lo barato, porque gastarse mas para obtener el mismo resultado…
    Esta claro que en el sistema economico que tenemos no es sostenible creando productos eternos, pero de ahi a bajar tanto la duracion como hacen, y de forma tan artificial como en el caso de las impresoras con el chip ese, hay un trecho.
    Otro problema lo veo en que la gente no conoce que se opera asi.
    Yo tengo un ejemplo claro que me ocurrio hace poco. Estoy desarrollando un proyecto de diseño industrial para sacar un nuevo producto al mercado, resulta que hay una gama de productos de ese tipo fabricados en china, que distribuyen muchas marcas (como el caso de los mp3 que comentas) y de calidad bastante discutible. Por otro lado hay marcas reconocidas que ofrecen ese producto a un precio muchisimo mas elevado.
    Nuestro objetivo es crear uno mejor que todo lo que hay, al menos que el de los chinos, pero que pueda ser mas barato que esos de marca.
    Asi que me hago con el producto caro para conocer en que consiste, y ver en que se diferencia con los baratos, y me encuentro que es igual o peor, pero a un precio que te podrias comprar 3 o 4 de los otros.
    Asi esta el percal, habra empresas que lo hagan bien de verdad, pero cualquiera se fia.

  29. Dario

    16 enero 2011 en 8:23 pm

    Cuando nos levantaremos contra las corporaciones.

    Nos la meten cruzada todos los dias.

    Y desde que invetaron el consumismo nos tienen pillados.

    Yo tengo varios IBM PS-I PS -II CPU: 8086 / 286/ 386, guardados que bastacon ponerlos encima la mesa y enchufarlos y FUNCIONAN si con MSDOS y W 3.0 pero funcionan perfectamente.
    O una antigua lavadora de mi madre años 50 que con enchufarla aun lava!

    La obsolencia está generalizada en todo lo que se fabrica hoy en dia es una verguenza fabrican con procesos mas baratos nos cobran lo mismo elevando sus margenes exponencialmente.

    Encima los m…. de los gobiernos pican y hacen una ley de garantias que los protege y perjudica al tendero de toda la vida.

    Que con la excusa de la optimizacion de recursos centralizan SAT fantasma que son simples perdidas de tiempo como los telefonos de ATC de todas esta megafactorias.

    En fin es bueno que salga la verdad a la luz publica ahora ahy que ver cuanto tardara la autoridad competente nuestros gobiernos en protegernos de similares pacticas de ingenieria social.

    Viva Wiki LEAKS.

  30. Observador

    26 enero 2011 en 5:19 am

    Si no es tardía mi participación, les invito a considerar esto:

    Un precio más bajo no tiene que compensarse reduciendo la eficacia ni la durabilidad de un producto, sino las prestaciones que ofrece. Lo ético sería que un ordenador de modelo más barato tenga menos memoria o menos espacio en disco o procesador menos potente, etc; pero su vida útil y su funcionalidad deberían ser iguales que la de cualquier otro más caro porque éste ofrece más funciones que son las que justifican la diferencia. Lo que está ocurriendo ahora se llama ESTAFA, que no se justifica por el deseo o necesidad que tenga el comprador de adquirir un bien.

    Un castigo que debería aplicar el Estado, siempre que exista la presión popular adecuada, es formular una ley con la que pueda confiscar las patentes involucradas en la estafa y licitarlas para que empresas locales fabriquen los bienes cumpliendo requisitos básicos de funcionalidad y vida útil que deberán ser notificados al comprador.

    Aprovechen ustedes que todavía tienen Estado, pues en América Latina vivimo bajo el saqueo legalizado.

    Gracias por su atención.

  31. wikiobs

    6 febrero 2011 en 7:09 pm

    Os recomiendo que visiteis esta Web, http://www.wikiobs.org , de denuncia publica de obsolescencia programada y planificada, consumo responsable y ecología.

Mira además

Deseable, buscada, esperada… mucho antes que programada (la obsolescencia)

Hoy a estar horas muchos estaréis configurando, probando, experimentando con vuestro nuevo…