Inicio Fabricantes Hasta las narices de las capas de personalización de Android

Hasta las narices de las capas de personalización de Android

10 minuto leer
7
0
408

Si hay algo que me saca de mis casillas son las malditas capad de personalización que la mayoría de los fabricantes de teléfonos móviles con Android añaden. Nuestros políticos tan preocupados ellos por el formato de cargador, podían aquí legislar que todos los móviles tuviesen la opción de reinstalarse sin ninguna herramienta externa al sistema operativo original.

Es un tema que sufro mucho en mi trabajo de por las mañanas. Tengo que ayudar a configurar el acceso a la Banca Electrónica a muchos clientes y para moverse por los diferentes interfaces que cada fabricante incluye en sus teléfonos Android hay que ir fijándose en todo. Pero allí al final son siempre los mismos pasos y ya los tenemos claros para casi todos los teléfonos.

Pero en la tienda lo llevo peor. Cuando hago un presupuesto de un teléfono móvil, si hay algún modelo que encaja en las necesidades del cliente y en su presupuesto que venga con Android Puro, esa es siempre mi primera elección. Pero cada vez es más complicado encontrar teléfonos solo con Android. Digo yo que no les costaría tanto a los fabricantes dar las dos opciones. Pero no, eso les quitará lo que ganan con toda la mierda que instalan encima del sistema operativo de Google. Y por supuesto no estarían esas herramientas tan bonitas que tienes para controlar a los pobres que cree que han comprado un teléfono y solo son usuarios de un sistema de monitorización a distancia. Y por último el Departamento de Marketing que busca como diferenciarse de la competencia tendría que ponerse a pensar de verdad.

Los casos que en la tienda nos marean muchos suelen ser clientes que son ya mayores o que tienen poca experiencia con la tecnología. Vamos a por dos de los últimos que nos han pasado este mes. Uno es un cliente relativamente joven pero que se lleva mal con la tecnología. Hace año y medio se compra un Samsung de gama alta. Tardamos un poco en explicarle como estaba todo, tuvimos varias visitas suyas cada vez que no encontraba una aplicación… pero al final entendió como iba todo. Hace unas semanas viene. Se le ha caído el Samsung al agua. Tratamos de repararlo, pero los daños en la electrónica son irreversibles. Así que le buscamos un teléfono nuevo. Como en este momento su empresa no está muy boyante, se va a buscar algo más económico. Así que acaba con un Xiaomi. Llevamos ya cuatro visitas para resolver dudas que son simples cuestiones de donde está esto en la capa de Xiaomi, que en la capa del Samsung estaba o se llamaba de otra forma.

Hay veces que parece que el destino se pone en contra nuestra. A principios de año viene un cliente ya mayor. Nos pide presupuesto para un sistema de vigilancia en casa con cámaras para poder controlar a un familiar dependiente. Se lo preparamos y le gusta. Pero comprobamos que tenía un móvil con muchos años y que no íbamos a poder instalar en el mismo las herramientas del centro de control de las cámaras. El clientes nos dice que sin problemas, que añadamos un móvil nuevo al presupuesto. Mi socio ve que el cliente tenía un Huawei, así que busca un modelo de la misma marca, pero más moderno y potente. De esta forma el período de aprendizaje es más corto. A pesar de ser más moderna la capa de personalización, muchas cosas siguen estando en el mismo sitio y se llaman igual. Fue un éxito.

Pero la semana pasada el cliente vuelve a la tienda. El móvil ha tenido un accidente y ha quedado destrozado. Nos pide uno nuevo. Tiene prisa, porque lo necesita (no tiene ni teléfono fijo en casa). Así que miramos el mismo Huawei… agotado. Miramos modelos parecidos del mismo fabricante… todos agotados. Al final los que tenían un precio parecido y prestaciones semejantes y tenían existencias eran de otras marcas. Cuando se lo instalamos estuvimos media tarde para explicarle el funcionamiento. Pero en cuatro días, ya hemos tenido tres visitas. La última me ha costado contestarle hasta a mi… no encontrábamos donde cambiar las horas del despertador…

Sé que hay soluciones. Normalmente dos: la más directa, si hay una Rom del teléfono se instala ésta sin personalización y ya ésta. Pero no es algo que le hagamos a un cliente. Podemos perder la garantía y además son horas que tendríamos que facturas. También tenemos la posibilidad de cambiar el lanzador de aplicaciones (launcher). Esto con algunos familiares cercanos lo he hecho yo. Les he instalado a todos el Microsoft Launcher y lo he configurado igual. Así cuando me preguntan donde está algo o como se hace… tengo claro siempre como es el interfaz. Pero con los clientes finales es algo que me pasa como con el tema de cambiar la ROM, hay horas que hacer

Y veo que para el caso de los clientes mayores hay desarrolladores que piensan algunas soluciones. Pero yo sigo pensado que lo mejor sería dar la libertad de instalar o no la capa de personalización y las aplicaciones predeterminadas. En mi caso tengo un teléfono con Android casi puro. Y tengo claro que el día que lo cambie, otro con sistema operativo limpio o bien un modelo que tenga cocinada una Rom decente para cambiarla nada más sacar el móvil de la caja. Es algo a lo que no le veo sentido. Puede ser que algún usuario eche de menos algo que Android no trae de serie. Siempre será más sencillo en esos casos instalar la aplicación concreta que no arrastrar un montón de cosas por tener solo una prestación concreta.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por tendero-digital
Cargue Más En Fabricantes

7 Comentarios

  1. ElectroDuende

    6 junio 2020 en 1:39 pm

    Por no hablar de todas las APP’s que el fabricante pre-instala, comiendose valiosos gigas de memoria… sobre todo en terminales de gama baja.

    Saludos

    Responder

    • Ana

      6 junio 2020 en 4:15 pm

      Lo de las capas de personalización de los móviles chinos da para hacer otro blog. Yo soy de la misma opinión, cuanta menos mierda tenga el sistema, mejor, sea móvil u ordenador. En móvil y tablet, para la gama Note de Samsung, todavía lo entiendo, hay cosas que no están justificadas, pero la integración del lápiz con funciones de Samsung hace que trague, pero fuera de ahí, si mi próximo móvil no es uno de la gama Note, me iré a un Motorola o algo similar.

      Responder

  2. Lolo

    6 junio 2020 en 8:27 pm

    Creo que el único teléfono que he tenido y no le he puesto una ROM cocinada ha sido el OnePlus 5. Sobre todo porque el sistema es bastante limpio y lo siguen actualizando. A día de hoy está ya en Android 9 en estable desde hace tiempo y probé hace poco una beta de Android 10 del fabricante y no iba nada mal. Tampoco meten demasiado software suyo y es bastante cercano al Android estándar. Hace poco he pillado el OnePlus 8 pro y lo mismo, bastante cerca de un android puro, así que creo que seguiré con la marca bastante tiempo.

    Responder

    • Jacobo

      6 junio 2020 en 9:32 pm

      Yo recuerdo cuando algunos allegados mios y yo usabamos windows phone y estaba todo en el mismo sitio. Me preguntaban por teléfono donde está tal o cual opcion y yo se lo decia o bien de cabeza, o bien buscándolo mi propio movil que tenia en la mano.
      Llegado el momento de actualizar de movil , era restaurar la copia en el movil nuevo y un rato después seguir por donde ibas, solo que disfrutando el nuevo hardware…

      Responder

      • tendero-digital

        8 junio 2020 en 2:26 pm

        Yo mientras aguantó tuve a dos familiares poco duchos en la tecnología con WindowsPhone por eso mismo.

        Responder

  3. DN

    8 junio 2020 en 10:34 am

    Pienso exactamente lo mismo que tu. Siempre tuve móviles con android puro. Este fin de año se me rompió la pantalla del móvil y ya era demasiado viejo para arreglarlo.

    Busco un móvil para sustituirlo… y al final me compro un Xiaomi con Miau.

    Era eso… o comprar un con android purto que era más caro y estaba pero a nivel hardware y diseño.

    Sinceramente… creo que me equivoqué.

    Responder

  4. Cristian

    8 junio 2020 en 11:20 am

    Precisamente una de las características importantes que quería al comprar mi último teléfono móvil fue que tuviera Android One y que se pueda instalar una ROM diferente con facilidad. No quería enfrentarme con las capas personalizadas, las aplicaciones que no se pueden desinstalar a pesar de que no las quiero.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Changlonet S.L. .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Gigas.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.

Mira además

Microsoft quiere centralizar el juego multiplataforma

Está claro que los nuevos aires en Microsoft llegan a todos sus Departamentos. Hoy podemos…