Inicio Software El programador perdido

El programador perdido

8 minuto leer
11
0
163

Normalmente los domingos no suelo escribir en el blog, pero he visto varios comentarios en el Twitter sobre la entreda de Enrique Dans y la respuesta de David Bonilla y me han podido las ganas de escribir y opinar, que la de no usar el PC los domingos.

Enrique Dans, opina que en España estamos faltos de buenos programadores, profesionales capaces de involucrarse en un nuevo proyecto y que sea capaz de llevarlo adelante. Según él en esto estamos en desventaja con USA. Por otra parte, David Bonilla, le replican explicándole que el problema real es al baja consideración que se tiene en España a los programadores y los bajos sueldos que se pagan.

picadora de carne

Y yo estoy totalmente de acuerdo con David, hay frases en su entrada que suscribo plenamente, aciertan de pleno para explicar el problema, así cuando dice: “A esta situación grotesca hemos llegado gracias a una cultura empresarial anclada en la Revolución Industrial, donde no se reconoce la excepcionalidad y la individualidad; al trabajador se le sigue llamando recurso humano; y el único factor que se considera de una oferta es el precio, no la calidad”. Aquí la clava al describir la forma en que se gestionan y se llevan hoy en día las empresas en España. No importa que seas bueno, no importas tu, importa el salario y poco más.

Por supuesto los individuos que pueblan los organigramas de muchas empresas son culpables, como dice David y suscribo: “Por mucho que te duela reconocerlo, el ejecutivo español medio no está ni mentalizado ni preparado para aceptar gestionar a técnicos con 15 años de experiencia más que él y con el doble de salario”. Los ejecutivos españoles no saben (ni quieren) gestionar el talento. Es más sencillo traerse a unos consultores de fuera, que los lleven a comer todos los días a un buen restaurante y una vez a la semana se los llevan a cenar y a… que tratar de gestionar bien a sus programadores de la casa.

Y ya puestos, voy a poner algo de mi cosecha. Tal vez Enrique Dans o algún economista con vista, pueda ver una relación que yo veo muy clara. En mi empresa de por las mañanas fuimos evolucionando de acuerdo a las modernidades.  Mi empresa era una entidad financiera. Vamos a contar un poco de historia. Hace unos 25 o 30 años, cuando la informática llegó para quedarse en los Bancos y Cajas de Ahorro, había escasez de programadores. Muchas de estas empresas optaron por hacer tests y pruebas a empleados administrativos. Aquellos que tenían aptitudes para programas, recibieron cursos intensivos y entraron como programadores. La empresa los mimaba, había pocos. Los sueldos eran buenos, eso sí, se hacían muchas horas, guardias, cambios de sistema. Pero estos programadores, no solo eran buenos profesionales en la parte digital, sino que además sabían donde trabajaban. No necesitaban que nadie les dijese cuando había que quedarse a hacer horas. O que les recordasen la necesidad de no cometer errores… todo eso se sabía y se hacía de forma automática.

Pero llegaron los vientos de cambio. Jefes que no sabían como tratar con gente que sabía infinitamente más que ellos y que tenían más profesionalidad y más criterio. La solución, pues muy sencilla. Es mejor subcontratar. Entonces nos traemos a una picadora de carne para ahorrar. Y los de la picadora de carne traen programadores al peso. Hay entonces que montar sistemas de control de horas, de gestión de calidad, de control de errores… (todo eso no existía en el antiguo sistema, no hacía falta). Y a pesar de todas esas herramientas, el código es mucho peor.

Si miramos las empresas que más usan este sistema de subcontratación, constatamos un hecho: están en crisis. Yo tengo la firme sospecha, que el cambio en estos últimos años de pasas de informáticos de la casa bien pagados y conocedores de lo que se traían entre manos a empresa externas, con programadores de quita y pon y que no sabían nada de lo que hacían (por no hablar ya de las factorías en Argentina, en Perú o en la India) han sido una causa determinante de los problemas de nuestro sistema financiero. Por lo menos hay una clara correlación.

Volviendo al tema de la entrada. Los programadores buenos existen, pero la calidad hay que pagarla. Y en España no se está acostumbrado a pagar en informática, salvo que sea el teléfono móvil o la tableta del gerente. Y ese es el gran problema de nuestra nación, no que no haya buenos programadores, que los hay.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por tendero-digital
Cargue Más En Software

11 Comentarios

  1. Jose Antonio CM

    3 junio 2012 en 1:13 pm

    Estoy totalmente deacuerdo con el poco valor que se le da a un buen programador hoy en dia en España. “Un recurso humano” que se mide en poco mas que numero de lineas picadas.
    En lo que discrepo es en la generalizacion que se realiza respecto a las consultoras externas, no todas son “picadoras de carne al por mayor”. Vale, si, existen grandes empresas (cuasi multinacionales) que se dedican a la venta de codigo a granel, pero no pasa asi en el trabajo de la practicamente mayoria de multinacionales (¿o es que acaso McDollars valora para bien el buen montaje de sus hamburguesas?)
    Abogo por un departamento informatico propio en las grandes empresas, pero una pyme con 5 trabajadores, de verdad le sale rentable contratar a un informatico propio?

    • Jorge Ubeda

      3 junio 2012 en 4:48 pm

      José Antonio: No puedo generalizar tampoco, pero lo que he visto no habla muy a favor de las contratistas…En cuanto a una PYME de cinco personas, difícilmente pueda darse el lujo de recurrir a una consultora; están fuera de esa discusión. Dudo que aún una de cien personas pueda hacerlo salvo puntualmente. Este negocio comienza en un segmento de mercado que, justamente, hace difícil entender el porqué de esa delegación de responsabilidades.

      • Jose Antonio CM

        3 junio 2012 en 5:05 pm

        Yo mismo trabajo en una consultora informatica, y hemos llegado a realizar trabajos de consultoria para pymes de muy pocos empleados. Solamente hay que priorizar sobre tus objetivos: Ganar miles de euros con una empresa gigantesca o la calidad de tu servicio.

  2. Sergio

    3 junio 2012 en 3:55 pm

    Hace ya casi 5 años que tomé la decisión de dejar España y venirme a Londres con un portátil,un inglés más bien pobre y una copia de mi CV en un pendrive. Hoy trabajo en una las mayores entidades financieras del mundo, y cuando miro atrás a lo que tenía en mi país no puedo más que sentir asco y pena. Asco por un sistema que no alcanza a entender que un técnico altamente cualificado es la diferencia entre el éxito y un software que si llega a funcionar será a un coste de soporte altísimo. Pena por todos los que se han quedado atrás y lo que les va a caer (ahora mismo hacer lo que yo hice sería suicida, si me hubiese quedado estaría atrapado), gente con ganas y capacidad que si hubiesen tenido la oportunidad ahora no tendrían pobremas en hablar de tú a tú a profesionales de primera fila de la City.

    España tiene el capital humano,pero no el mismo nivel profesional que otros países más avanzados en este asunto. Un verdadero profesional de la programación necesita años para llegar a dominar la tecnología y metodologías, y eso no se va a conseguir empalmando contratos temporales de 6 meses. Conozco a muchos programadores españoles, algunos en buenos trabajos, y lo que he visto sólo lo puedo calificar de mediocre. No es que seamos más tontos o nuestras universidades peores, es que el sistema desincentiva la excelencia técnica y prima las habilidades con el excel.

    Estamos recogiendo lo que hemos sembrado, como otras áreas técnicas se gestionen de la misma forma que el desarrollo de software este país tiene un futuro muy negro.

    • lotas

      4 junio 2012 en 9:20 am

      Creo que ahora la historia pasa por tener un alemán más bien pobre :-). Qué envida me das.

  3. terminus

    4 junio 2012 en 7:14 am

    Totalmente de acuerdo con el artículo. Los programadores no dejamos de ser unos bichos raros. Tampoco ayuda que la gente no sea capaz de distinguir a un programador de un administrador de sistemas o de un técnico de hardware, para ellos todos somos informáticos. Es como si comparas a un cardiólogo con un neurólogo. Los dos son médicos pero con especialidades completamente distintas.

    En mi caso particular a final dejé la programación, gano más de administrativo.

  4. Gorka

    4 junio 2012 en 8:52 am

    Esta “discusión” la tengo desde hace tiempo: En España si después de unos años continuas como programador, es que “eres malo”, no tienes ambición,…
    No entra en la cabeza que alguien que sea muy bueno programando y que además conoce los entresijos de la empresa, lo que hay que hacer es tenerle contento y darle reconocimiento, no promocionarle automáticamente a Analista, Gestor,… porque lleva X años.
    Hay mucha gente que puede ser un crac picando código pero que no sabe llevar un equipo de desarrollo (más de la que se cree), pero como la única forma de subir el sueldo es cambiando de categoría, se le mueve. Porque… ¿cómo va a cobrar más un programador que un analista?
    En flin, que luego se extrañan de que los proyectos se alarguen, los programas no funcionen y haya que estar corrigiéndolos continuamente,… Si los únicos que están picando son los “novatos” en la empresa, lo lógico es que todo se alargue y que no funcione.

    • Sep

      18 junio 2012 en 10:56 pm

      Bueno, ya no me siento tan solo, gracias xatus!!

  5. lotas

    4 junio 2012 en 9:18 am

    Que quien no pasa de ser un buen divulgador sin mayores conocimientos haya alcanzado el nivel de cuasi gurú dice aún más de la situación.

    No soy informático pero he trabajado el sector.

    El mamoneo alcanza también a los servicios de soporte: 1) Consigo un contrato de soporte con un banco 2) Firmo un contrato con dos o tres cárnicas que incluye un SLA “premium” 3) Como tengo un SLA que me cubre las espaldas, ya puedo recortar en costes tanto como sea posible 4) Profit!!

    Mierda con un lacito a precio de oro

  6. Laura Carné

    4 junio 2012 en 11:58 am

    Soy técnico de sistemas y mis amigos siguen llamandome cuando se les cae el internet o no les funciona el outlook porque soy “la informática” del grupo. Por hobby hace muchos años que me interesé en el diseño gráfico y así es cómo me gano la vida, porque realmente (según los empresarios españoles) no necesitan técnicos de sistemas porque al fin y al cabo trabajan con windows y cualquier administrativo que sepa manejar el correo ya puede hacerse cargo (y del servidor, y de los permisos administrativos, y de los backups…). Pues eso, a trabajar haciendo cartelería y tarjetas que eso el paint no lo hace y gracias!

  7. MuR3

    4 junio 2012 en 10:09 pm

    Tengo k decir que aoy un privilegiado en ese sentido. Soy tecnico de sistemas, FPII, mi trabajo no es que sea bien pagado precisamente pero si se reconoce mi labor y profesionalidad haya por donde voy, siempre recomendado, esto me ha permitido crear mi prooia emprrsa con una cartera de clientes satisfechos los cuales me consiguen mas clientes. Tengo que dar las gracias sin ninguna duda, eso si, no paro de actualizarme y devorar blogs y foros de todo tipo de hardware, analisis, reviews, etc.

    Lo mio es el hardware, encontrar la mejor solucion a una peticion concreta.

    Como una vez dijo el tendero: no somos el zara, somos un sastre.

    Un saludo

Mira además

Los informáticos siempre buscándonos trabajo unos a otros

No sé qué sucederá cuando la IA empiecen a tomar las riendas de la programación y la gesti…