Inicio Clientes Cuando se piden imposibles

Cuando se piden imposibles

6 minuto leer
7
0
59

Estos días con una conversación que inicié en Twitter, pude ver un ejemplo más de lo que sucede cuando se piden imposibles en el mundo de hardware. La historia me recordó mucho a una entrada que en su día escribió Anaco en su blog (ahora mismo parado y no puedo poner el enlace). Y también se asemeja a lo que conté yo hace unos días aquí.

Por Twitter me preguntan el otro día, si es posible que una fuente de alimentación provoqué problemas en la tarjeta gráfica. Mi respuesta es que si que es posible. Pido más información: configuración del PC y marca y modelo de la fuente de alimentación. El equipo era un QuadCore de gama alta, con una gráfica profesional (una nVidia Quadro). La fuente de alimentación, era lo que en la tienda llamamos genérica (vamos sin marca reconocida) de 400w. Me voy al calculador de potencia y ese PC tendría un consumo eléctrico teórico de 315 watios. Así que con una fuente delmon de 400 watios estamos en la raya para tener problemas, al mínimo desajuste por alguno de los dos lados: una punta de consumo del PC o una caída de la alimentación aquello se para. Y parecía que era eso lo que estaba sucediendo

Al final me entero de la historia completa del PC. Resulta que estaba en una institución pública. No era solo un equipo el afectado, sino varios. En total tenían con la misma configuración varias decenas de PCs. Los equipos tenían una placa base de marca, buen procesador y una gráfica potente y ajustada a lo que se iba a hacer con ellos. Pero sin embargo, venían montados en cajas y fuentes de bajísima calidad. Claro, en la plica de condiciones del concurso, no se decía nada de esos componentes. Así que el proveedore que había ganado, lo había hecho bajando el precio en esa parte de la configuración.

Y decía que esto me recordaba a una entrada de Anaco. Allí nos contaba, como se había convocado un concurso público para informatizar un ente público que estaba cercano a su tienda. En la plica, se pedía un número elevado de PCs. Pero debían tener una configuración muy potente, un precio muy bajo y una garantía in situ completa de tres años. La única forma de llegar al precio que indicaba el organizador del concurso, era con componentes de baja calidad, sobre todo en la parte de caja y fuente. Pero ello provocaría un aumento considerable de las averías durante los tres años de duración de la garantía. Así que en vista de que se pedía un imposible por parte de la administración, alguien encontró la forma de cuadrar el círculo. Un par de distribuidores se unieron y formaron una UTE (unión temporal de empresas) para participar en el concurso. Cumplieron las condiciones y lo ganaron. A los meses de entregar los equipos, deshicieron la Ute. Cuando los PCs empezaron a fallar, la administración no tenía a nadie al otro lado del teléfono. Evidentemente, se quedaron con la fianza por la garantía, pero con ello no iban a cubrir las averías que empezaron a saltar en los equipos. Así que como dice el refrán: “Hecha la ley, hecha la trampa”. Si pedimos equipos, con garantías imposibles de cumplir, pues obtendremos equipos que no cumplen la garantía;  ya lo disfrazará el vendedor de alguna manera.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por tendero-digital
Cargue Más En Clientes

7 Comentarios

  1. Pedro

    7 febrero 2011 en 9:24 am

    Eso es un problema a la hora de redactar los pliegos del concurso. Cuando concurren UTEs se suele obligar a que permanezcan constituidas durante toda la obligación de la obra, so pena de perder garantías altas, y dejando un porcentaje del concurso sin abonar hasta el final.

    • tenderodigital

      7 febrero 2011 en 12:46 pm

      Ya habían calculado el margen, teniendo en cuenta que era mejor perder la fianza, que atender las reparaciones.

  2. Manuel

    7 febrero 2011 en 9:48 am

    De verdad, me sigue llamando muchísimo la atención que a estas alturas se siga sin dar la suficiente importancia al tema de las fuetnes en cuanto se juega con gráficas potentes.

    Y más que por los W (que son importantes), por los A en el canal de 12V (que es aún más importante).

    Cuando ATI sacó sus 1950Pro, Sapphire empezó a encontrarse con un montón de tarjetas defectuosas y muchas personas pidiendo soporte a través de sus foros para los mismos problemas: sobrecalentamiento, artefactos en pantalla, tarjetas que dejaban de funcionar…

    Tras estudiar lo que estaba sucediendo se llegó a la conclusión de que el problema estaba en que estas tarjetas de gama alta exigían contar con fuentes de calidad, ya no tanto en W (450W era lo recomendado) sino en que fuese capaz de dar los 30A que exigían en el canal de 12V de forma sostenida.

    Me acuerdo muy bien porque al poco me compré una y venía ‘tocada’, por lo que tuve que pedir el cambio y al hablar con ellos a través de su foro me preguntaron por la fuente que tenía.

    Por suerte tenía una buena, una Enermax de 430W que daba 35A en el canal de 12V, así que me la cambiaron sin problemas y a día de hoy ese equipo (que heredó un amigo) sigue funcionando sin problema alguno, mientras que algún colega vio morir una tarjeta igual por no hacer caso y tirar de fuentes de 500W genéricas.

  3. Cuando se piden imposibles

    7 febrero 2011 en 10:24 am

    […] Cuando se piden imposibles changlonet.com/blog/2011/02/cuando-se-piden-imposibles/  por Buford hace 3 segundos […]

  4. […] This post was mentioned on Twitter by corsaria, Francisco Manuel. Francisco Manuel said: Cuando se piden imposibles https://changlonet.com/blog/2011/02/cuando-se-piden-imposibles/ […]

  5. Naranekk

    7 febrero 2011 en 2:11 pm

    El problema puede venir fácilmente por desconocimiento a nivel técnico por parte de la gente que redacta el concurso.

    Si son ordenadores para correr un software específico, le piden al fabricante que detalle las características del hard sobre el que corre dicho programa, y eso es lo que ponen.

    Si no hay otro punto técnico a valorar, se lleva el gato al agua la oferta con mejores condiciones económicas sobre el papel.

  6. Alejandro Valdezate

    11 marzo 2011 en 12:50 am

    Es de cajón. Las cosas tienen un coste. Si no quieres pagarlo, no tienes cosa, o tienes una cosa mala.

Mira además

El difícil cuadre de los presupuestos y PCs en este mes

Todos los años cuando llega agosto cuando tenemos que montar un PC nos cuesta muchísimo. Y…