Inicio Hardware Cambiar acción por defecto teclas de función

Cambiar acción por defecto teclas de función

9 minuto leer
1
0
319

A la hora de usar el PC cada uno tiene sus manías y defectos. Hay configuraciones en el empleo del ordenador con las que cada uno de nosotros se encuentra más cómodo. Pero a veces hay modas que van en contra de ese empleo del equipo como su dueño desea.

Una de las manías que tengo cuando emplea un ordenador con Windows es que la teclas de función deben hacer… lo que siempre hace una tecla de función por defecto en dicho sistema operativo.

Las teclas de función nacieron en los teclados como una manera de ejecutar tareas con un solo golpe de tecla dentro de los programas. Cuando yo era más joven y todavía no teníamos entornos gráficos ni ratones (algún día os contaré lo que me costó mi primer ratón) el disponer de un grupo de teclas con las que hacer cosas de forma directa era un gran avance. De esta manera los programadores podían usar estas teclas en sus programas para que el usuario fuese más rápido empleando esa aplicación.

Pero luego hubo gente que pensó que esas teclas se podían usar para otras tareas. Así empezamos a ver teclados donde en las teclas de función hay dos dibujos: uno con el nombre de la tecla (F1, F2…. F12) y otro con un icono que representa una acción extra. Estas acciones suelen ser de controles multimedia, del sonido, el brillo de la pantalla, la retroiluminación del teclado… Por defecto si se pulsa una tecla ejecuta la acción correspondiente a esa tecla en el programa donde estemos. Si queremos emplear el segundo uso se pulsa la tecla de función o FN que aparece abajo a la izquierda en estos teclados.

Sin embargo, hay muchos fabricantes que ahora por defecto en sus equipos cuando se pulsa una tecla de función se ejecuta la función del icono… no la de la tecla. De hecho, la gran mayoría de los usuarios ni saben del doble uso de estas teclas de función.

Yo empleo unas cuantas de estas teclas de función sobre todo en el Explorador de Ficheros, en Excel, en Word en los navegadores Webs y en algunos compiladores. Y son ya muchos años de trabajar así. El dedo se va directo a la tecla F2 por ejemplo cuando en el explorador de fichero quiero renombrar un fichero o una carpeta… o si estoy en el navegador web pulso F5 para refrescar la página o para activar los menús en una aplicación de Windows pulso F10. Así que cuando estas cosas no funcionan mi productividad baja mucho.

Hace unos días tuve dos problemas con las teclas de función. Así que aprovecho para contar aquí qué podemos hacer si las teclas de función no se comportan como deseamos. En mi caso que sean las teclas F1, F2… pero puede que para otros sea justamente lo contrario.

La semana pasada estaba haciendo un presupuesto con la Excel y al pulsar la tecla F2 para editar una celda se deshizo la última acción que hice. Así que me di cuenta de que tenía el teclado con las teclas de función activadas para las acciones extra por defecto. En mi teclado F2 es deshacer y eso hacia el PC al pulsar F2. En este caso vamos a ver qué podemos hacer:

  1. Buscar software del fabricante del PC (sobre todo si es un portátil) porque casi todos tienen un programa de configuración donde se indica como deseamos usar estas teclas por defecto. Hay que buscar como está allí definido el uso de estas teclas. Con esto resolvemos la mayoría de los problemas
  2. En otras ocasiones o bien no tenemos este software o bien no hace caso a la configuración que le hemos dado. Si nuestro PC es un portátil muchos fabricantes incluyen una opción para el uso de las teclas de función en la Bios del equipo. Así que hay que reiniciar el portátil y entrar a la BIOS (cada fabricante emplea una tecla, las más comunes son ESC, F2, F10 o Supr) Una vez dentro de la BIOS buscar la opción de teclas de función y marcar la que nos interese.
    Tanto en el punto 1 como en el punto 2 me he encontrado a veces con descripciones poco afortunadas. Al final teníamos que dejar una opción y luego ver que hacía para entender el lenguaje (o la traducción) del programa.
  3. Si así y todo no conseguimos resolver el problema debemos buscar en el PC si tenemos programas que reconfiguren el teclado. Así a veces nos bajamos programas para remapear el teclado y nos olvidamos de ellos. Puede entrar una actualización de este software o algún cambio… y aparece el malfuncionamiento. Ejemplos de este tipo de programa serían los PowerToys de Microsoft. Si los tenemos buscar allí como configurar las teclas de función o bien desinstalarlos.
  4. Si seguimos sin solucionar el problema hay que mirar más cosas. Si tenemos un teclado con software de control del propio fabricante toca comprobar si lo tenemos actualizado a la última versión. Si está actualizado entrar a ver su configuración y ver si está cambiado el comportamiento de las teclas de función. Aquí un problema que pasa pocas veces es cuando se acaban las pilas de un teclado inalámbrico. Puede ser que tengamos por defecto un comportamiento de las teclas de función. Pero al cambiar las pilas el teclado se reconfigura a su comportamiento por defecto y éste es diferente al que nosotros queremos.

Y normalmente con estos cuatro pasos casi siempre resolveremos el problema de las teclas de función y éstas se comportarán como deseamos nosotros.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por tendero-digital
Cargue Más En Hardware

Un comentario

  1. Luis Fernández

    11 marzo 2021 en 11:23 pm

    Mi primer ratón… 10000 de las antiguas pesetas.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Changlonet S.L..
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Gigas.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.