Inicio Otras cosas Otra industria nacional que desaparece

Otra industria nacional que desaparece

6 minuto leer
26
0
61

El domingo al leer la prensa, me encontré esta artículo en El Mundo, mostrando las bondades del Reiki como práctica de curación de dolencias. Sobre el tema ya se escribió bastante ayer, así en Magonia, hacen una crítica al artículo de El Mundo y la noticio llegó hasta ser portada del Meneame. Por lo tanto no voy a seguir hablando sobre la efectividad terapéutica del Reiki (que para mi es totalmente nula e inexistente). 

Lo que más gracia me hace del asunto es que esto del Reiki es una señal del fin de la otrora potente industria local de los curanderos españoles. Cuando yo era pequeño, yo conocía en mi pueblo a varios curanderos. Recuerdo que en un par de ocasiones, mi abuela que creía mucho en ellos, me llevó a que me impusieran las manos (igualito, igualito que el Reiki, pero sin nada de mítica oriental) y me llamaron la atención varias cosas en esas visitas. Primero, como aquello era lo más parecido a una consulta médica, salvo que en lugar de carteles con recomendaciones sanitarias, había cuadros de santos. Lo segundo, fue que ambos curanderos vivían muy bien de su negocio. Y por cierto era un modelo de negocio que hoy llamaríamos freemium. Ellos no cobraban nada directamente, a la salida se dejaba la voluntad, y parece que la voluntad era muy agradecida. La tercera fue, que sobre todo uno de ellos no era tan crédulo como parecía. Como lo de ser racinalista y demasiado apegado a la realidad física es un defecto que he tenido desde pequeño, a mi esas visitas no me impresionaban ni me causaban ningún efecto. Así que este curandero le dijo a mi abuela, que no me llevase más. Que yo no creía en sus poderes y que él si el paciente no tenía fe, pues no podía curar. Por cierto, me llevaban al curandero, porque durante tres años de mi infancia, sufrí una serie encadenada de enfermedades, vamos que lo pillaba todo. 

Y ahora, treinta años después apenas queda nada de los curanderos españoles. Otros barridos por los vientos orientales. Ahora bien, solo en mi pueblo, conozco tres sitios donde te curan de tus males por medio del Reiki. 

Y otra cosa que me llama mucho la atención, es como con esa patina de misticismo oriental y cercanía a lo natural, este tipo de prácticas, consiguen llegar a un tipo de público más educado y mejor formado que nunca. Porque vamos a ver, que mi abuela que no había recibido educación formal, que no sabía ni leer ni escribir, tuviese fe en los curanderos… pues se puede entender. Pero que como me paso el otro día, te encuentres con un profesional del sistema sanitario público, un abogado y un economista. Y que se pongan a tratar de convencerte de lo malas que son las vacunas, de lo malos que son las prácticas de la medicina occidental en general y de los buenos que son el Reiki o la homeopatía y técnicas semejantes… pues eso si que es para preocuparse. Cuando les dije que me estaban retrotrayendo en el tiempo a 30 años atrás, todos se indignaron y me dijeron que no eran lo mismo los curanderos de antes, y estas modernas técnicas. Que lástima de 20 años de estudios, para acabar por tener hijos y no vacunarlos.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por tendero-digital
Cargue Más En Otras cosas

26 Comentarios

  1. albert

    8 noviembre 2011 en 8:52 am

    Más o menos como la HOMEOPATÍA , que va cogida de la mano del Reiki ese.

    Hace 30 años seguramente mucha gente más “culta” ya pensaba:
    -Dentro de 20 años se reirán de todas estas estafas de curanderos, y nos tratarán de ignorantes.

    Y mira donde estamos, han pasado 30 años y lo unico que hemos conseguido es cambiar el nombre de “curandería” a “Reiki” o “Homeopatía”.

  2. Li

    8 noviembre 2011 en 9:05 am

    Mi hermano es un “vendedor de aire” (así le llamo yo) de esos que buscan las energías. A él le ha ido bien para sus cosas y está contento con lo que hace y “siente”, no voy a ser yo la que se lo quite de la cabeza.

  3. Errepunto

    8 noviembre 2011 en 9:49 am

    Pues nada, que la gente que reniega de la medicina moderna no acceda a ella, y ya irán cayendo como moscas cuando pillen una infección y en vez de tratarles con antibióticos les traten clavándoles agujas. La especie mejorará al más puro estilo darwinista.

    Fuera de coñas, me parece preocupante que la gente sea timada de manera tan evidente y no se haga nada para evitarlo. Sobre todo casos como los Laboratorios Boiron, que están amasando fortuna con la homeopatía y encima intentando confundir sus patrañas con cosas mucho más razonables, como los remedios de herbolario (una manzanilla te puede arreglar las tripas porque tiene ciertas sustancias químicas, no porque tenga poderes mágicos de curación una vez diluido mil veces).

  4. Jesús

    8 noviembre 2011 en 10:04 am

    A mí me parece que con todo esto hay un problema de fondo muy grave, y es que cada vez se educa menos en pensar por uno mismo las cosas, por lo que acabamos haciendo lo que nos dice alguien que tiene (o pretende tener) autoridad. Vamos, que viene un iluminado de estos con mucha labia, y le compramos la homeopatía, flores de bach o lo que sea, sin pararnos a pensar un momento en qué nos está vendiendo y si nos la está colando o no.

    Y en el fondo es lo mismo que pasa en las tiendas, que compramos la TV en 3D de 3.000 euros, aunque el cine en 3D nos dé dolor de cabeza y nos haga llorar los ojos, simplemente porque el comercial “sabe mucho” y nos ha dicho que es lo más de lo más.

    ¿Cuál es la solución? Pues no lo sé, pero creo que pasa por la educación de los niños, que es donde empieza todo y donde hay que inculcar cosas como la lógica, la iniciativa y el pensar por uno mismo.

    • Errepunto

      8 noviembre 2011 en 10:08 am

      Pues si, lo realmente efectivo sería educar. Pero es que el escepticismo racional (rimbombante término para decir “piensa por ti mismo y pregúntate siempre si lo que te dicen puede ser cierto o no”), está muy denostado hoy en día.

      Siempre me ha hecho mucha gracia la gente que me viene con el “abre tu mente” y luego no me quieren escuchar cuando les intento explicar que es la radiación electromagnética…

      Siguiendo con la actualidad política actual en España, lo terrible es que no parece que ninguno de los partidos políticos actuales, ni siquiera los minoritarios, tiene en su programa político “mejorar la educación para que los niños aprendan a pensar por si mismos y ser independientes”. Los pastores quieren ovejas sumisas…

      • Land-of-Mordor

        8 noviembre 2011 en 11:19 am

        “…Pero es que el escepticismo racional (rimbombante término para decir “piensa por ti mismo y pregúntate siempre si lo que te dicen puede ser cierto o no”), está muy denostado hoy en día…”

        No es que esté denostado, es que está muy mal visto!!!

  5. Mr Tambourine

    8 noviembre 2011 en 10:51 am

    Solo espero a que le pongan un nombre chino a nuestra inmortal siesta, para poder practicarla y parecer un tío moderno en lugar de un vago.

  6. Julián

    8 noviembre 2011 en 10:55 am

    Cuando te vuelvan a decir que la medicina convencional es mala, que las vacunas no sirven para nada, y que lo bueno es el reiki y la medicina tradicional china, les puedes preguntar porqué la esperanza de vida en España ha pasado de 40 a 82 años en el último siglo (de 1910 a 2011)

    En esos años, se supone que hemos caído presa de las farmacéuticas malvadas, que quieren vacunarnos aunque no haga falta; de la industria alimentaria, que ha cambiado nuestra buena alimentación biológica por alimentos insanos.

    A ver si te explican como hemos hecho para vivir el doble de años, sin conocer para nada el reiki, la homeopatía ni nada de eso.
    ¿Quizás tenga algo que ver la ciencia médica?

    • adv_h67

      8 noviembre 2011 en 4:04 pm

      Recuerdo que se habló de vacunar a los niños obligatoriamente y sin el permiso de los padres durante el asunto de la gripe A. Dado que era una vacuna sin probar, que no había una epidemia mortal, y que esa “obligación”/globo sonda resulta muy sospechosa, comprenderás que haya gente que esté a favor de las vacunas, pero en contra de estos administradores de remedios con connivencia estatal. Y no, estamos viendo claramente que el estado ya no es nuestro amigo, y las farmacéuticas menos.

  7. Kratos May

    8 noviembre 2011 en 11:01 am

    Pues yo voy a un fisio muy, muy bueno y eso no esta reñido con terapias alternativas.

    Dicho fisio es un hombre joven con muchos estudios aparte de la carrera (tiene la pared lleno de diplomas tanto del doctorado y de masters como de cursos en otros paises), que ademas es profesor en una universidad, pero de mente abierta y que no reniega de terapias alternativas como la acupuntura (de la que tambien tiene cursos). Yo no creo que sean excluyentes. Una cosa es ponerte las manos y pretender que eso te cure y otra tocar o pinchar distintos puntos de energia del cuerpo que esta demostrado son efectivos.

    Yo sufri una lesion en un hombro y despues de estar 1 mes en rehabilitacion la recuperacion de movilidad no llegaba al 70% y lo pero es que estaba estancado y las 2 ultimas semanas no habia mejorado nada. Con estas terapias alternativas recupere en 2 semanas un 99% de la movilidad.

    Hay que saber distinguir entre fraudes y TERAPIAS ALTERNATIVAS. Que cuando las usa una persona tan bien formada como de la que hablo, por algo sera (tambien he de decir que solo aplica estas terapias en algunos casos en los que puede resultar efectivo, que no todo vale para todo).

    Saludos.

    • Errepunto

      8 noviembre 2011 en 11:10 am

      En mi ciudad,el presidente del colegio de Fisioterapia es también el presidente de la asociación de quiroprácticos. Está forrado el tipo y muchos fisioterapeutas están indignadísimos con ese hombre, pero ya ves, ahí sigue, haciendo dinero a manos llenas. Con lo cual quiero decir que tener estudios no está reñido con timar al paciente.

      Por otra parte, te voy a poner un bonito ejemplo. Mi novia tiene una lesión de espalda muy compleja. No es un “dolor molesto”, es algo bastante puñetero, que le puede producir desmayos e incapacidad total.El único médico que le ha conseguido aliviar es uno de los mejores de la ciudad, pero también tiene su lado “alternativo”. ¿Adivinas que terapia utiliza para un caso serio y con el que no se puede andar con tonterías? Pues si, fisioterapia y reumatología, medicina “convencional”. Ni puntos de energía ni leches, vértebras desviadas, nervios pinzados y músculos deformados.

      Otra cosa que me toca las narices mucho, los términos “medicina convencional” en contraposición con las “terapias” alternativas. Leñe, medicina solo hay una: si un tratamiento se prueba efectivo, se receta al paciente que lo necesite en el momento adecuado y punto. Si no se utiliza en “medicina convencional” es porque no está probado su funcionamiento o no es todo lo seguro que se exige.

  8. josep m. fernández

    8 noviembre 2011 en 1:27 pm

    En mi pueblo aún quedan dos curanderas. Un familiar está acudiendo a una estos días por un herpes y dice que tiene la consulta a rebentar. Cobra la voluntad y por lo que parece no le va nada mal.

  9. Anónimo

    8 noviembre 2011 en 2:01 pm

    […] Respuesta: Sobre el Reiki. Curiosamente y a raiz del mismo articulo por el que cree este tema, varios blogs pupulares en el ambito nacional, como son Magonia y Amazings publicaron sendos articulos comentando lo mismo. Merece la pena la pena leerlos. Los articulos que me refiero son este de Magonia, este de Amazings y este de Al otro lado del mostrador. […]

  10. Lotas

    8 noviembre 2011 en 3:05 pm

    ensayos clínicos e investigación vs prueba a ver qué pasa.

  11. MuR3

    8 noviembre 2011 en 9:03 pm

    Tendero, estas mezclando cosas que nada tienen que ver una con la otra. Vamos a ver:

    – Una cosa es el curandero tipo Lourdes que yo llamo, que hace canticos, esta rodeado de Santos y si le das 50€ te sacrifica una cabra en tu honor con tal de curarte el cancer terminal que tienes y que nadie te lo va a curar.

    – Y otra cosa es una parte de la Homeopatia, no toda ojo, que en muchos paises europeos es una carrera como la fisioterapia o simialares.

    No me compares el curandero de pueblo listo que se aprovecha de las desgracias o la ignorancia de la gente, con un homeopata.

    Yo te puedo contar 3 casos, los que conozco, de gente que acude a un homeopata de mucho renombre en el norte de España y que nada tienen que ver con lo que se esta comenta aqui:

    .- Compañero de trabajo (de la sanidad publica) que hace 3 años tenia preparado un viaje de 15 dias a Oriente, 3 dias antes de partir, se hace un esguince jugando al futbol sala, como todos, se acude al medico, placa, diagnostico, efectivamente tiene un esguince, vendaje y 15 dias a reposo sin apoyar. Como el viaje ya lo tenia pago, acude a este homeopata, recomendado, curiosamente por un medico de urgencias del hospital donde trabajamos, ya como ultimo recurso para ver si al menos podia prescindir de las muletas aunque fuera con vendaje y con cuidado.

    Acude a su consulta, le cuenta el tema, se tumba en la camilla, relajese por favor. Le pego 3 estiradas en el pie y en la pierna que vio las estrellas, y como Cristo dijo, levantate y anda. Yo no me lo creia y el compañero tampoco, pero asi fue, entro con muletas sin apoyar el pie y salio andando complemtamente sin problemas. Hasta hoy, 3 años despues.

    .- 2 caso, tipico en las embarazadas, la ciatica, la solucion de la sanidad publica es chutarte a anti-inflamatorios, y con cuidado y no todos. Se acude al homeomata, siempre hablo del mismo profesional, masaje de tres pares de cojones y durante 6 meses ni se entero de la ciatica. Cuando tuvo al nene, volvio por que le habia quedado moslestias, misma operacion y mismo resultado, hasta hoy, de esto hace 7 años.

    .- 3 caso, mi mujer, un dolor en la cadera insufrible, consulta al especialista de trauma, placa, resonancia, no ven nada, infiltracion, nada, chute de pastillas para el dolor nada. Casi estaba coja, al final, acudimos a este señor para conocer su opinion. Le dijo que estaba “retorcida” y que su problema de la cadera era por culpa del cuello de un latigazo que habia tenido y que eso le afectaba a toda la columna vertebral, la cadera incluso llegando al tobillo.

    Le pego unos viajes y unas crujidas que vio las estrellas, como el dijo, la enderezo un poco dentro de lo que se podia, hasta hoy, de esto hace 1 año. Ah, y todo este proceso antes de acudir a este señor, mas de 2 años con fisioterapia una vez cada 15 dias minimo, masajitos, lampara de calor y demas mierdas que no valen para absolutamente nada, la fisioterapia si que es un timo, pero bueno, cada uno que hable de su esperiencia.

    Yo soy el primero en defender la sanidad “occidental”, las vacunas, los tratamientos, etc. Pero yo he vivido casos en los que esto no sirve, y para ello se acude al homeopata que te da otro punto de vista y al menos te “toca”, no como en la sanidad publica que para que te pongan la mano encima tienes que ir con un ojo en la mano.

    Por lo tanto, ni todo es blanco, ni todo es negro, y me parece muy arriesgado comparar un curandero de remedios de ortigas y santos, a un homeopata titulado con 25 años de experiencia y con casos reales de exito.

    Un saludo.

    • Julián

      8 noviembre 2011 en 10:18 pm

      ¿El hombre en cuestión dices que era homeópata, o quiropráctico?

      http://es.wikipedia.org/wiki/Homeopat%C3%ADa

      • MuR3

        8 noviembre 2011 en 11:24 pm

        Mierda pa mi y mi sangre, osteopata es este señor, no homeopata, gran cagada por no pensar en los terminos correctamente.

        Mil perdones.

        Osteopatia es a lo que me referia, no Homeopatia, que nada tienen que ver entre si.

        Perdon una vez mas, ahora ya tiene mas sentido la comparativa entre el curandero de antaño y el homeopata de los remedios diluidos.

        • Errepunto

          9 noviembre 2011 en 10:01 am

          La pregunta es: ¿y su su amigo hubiera ido a un fisio “normal y corriente”? Es una pregunta con trampa, porque obviamente es algo que no podemos probar (a no ser que le volvamos a hacer un esquince, pero no es plan, jeje). Pero no se puede decir “es el único que le ha hecho algo” si es el único al que ha ido…

    • NostromoADF

      9 noviembre 2011 en 12:09 am

      De lo que tu hablas es “a mi me funciona” y eso no tiene ninguna validez científica. La quiropráctica es una técnica muy peligrosa y eso de retorcer la columna vertebral puede tener consecuencias fatales. Como ejemplo, premios nobel que dicen tonterías hay muchos. Uno de los descubridores, Watson, del la molécula de ADN es racista por ejemplo. Luc Montagnier, investigador del VIH, defiende la homeopatía. Así que algún titulado en medicina defienda cualquier barbaridad en contra de lo que se supone ha estudiado es normal.

      • MuR3

        9 noviembre 2011 en 1:00 am

        En este caso de la osteopatia, el “a mi me sirve” creo que es la mejor prueba que puedes tener. Yo no digo nada que no haya vivido y visto con mis ojos, y “retorcer la columna vertebral”, pues tampoco es eso.

        Burradas se dicen muchas, y en el tema de la medicina muchas mas, y diagnosticos erroneos mas, y muertes por fallos medicos mas todavia, si nos ponemos asi, vale mas no entrar en un Hospital, nunca sabes como vas a salir, si mejor o peor, pero eso son casos extremos.

        Vuelvo a repetir que antes de ir a un chaman, brujo, homeopata, osteopata, curandero o santo, siempre se tira hasta el final por la medicina convencional, cuando ya se han pasado todas las etapas posibles y seguimos igual o con una mejoria muy poco notable, es cuando se puede acudir, en mi caso, a un osteopata de reputa trayectoria.

        No lo veo tan complicado de entender o comprender, no todo son cubos de pastillas, reposo y a joderse, en estos casos de problemas musculares y oseos, existen alternativas.

        • Jesús

          9 noviembre 2011 en 8:42 am

          Aquí hay un caso de un señor (actor famoso) al que un quiropráctico le crujió unas cuantas vertebras… y le acabó provocando un aneurisma y tres trombosis:

          http://blogs.elcorreo.com/magonia/2011/11/01/la-quiropractica-contra-kevin-sorbo-la-prueba-mas-dura-de-hercules/

          Vamos, que la quiropráctica tampoco es que sea para morirse (bueno, en este caso casi sí).

          De todas formas, lo que tiene la quiropráctica y que la convierte en más difícil de desenmascarar que cosas más obvias como la homeopatía, es que el tratamiento combina sus chorradas propias (vértebras desalineadas, líneas energéticas de no sé qué) con un masaje convencional. Y claro, los masajes sientan bien, y si el que los da tiene maña, nos deja mejor y al mismo tiempo nos hace cuatro crujidos y nos dice que teníamos una vértebra torcida, pues nos tragamos el “pack” completo y cantamos bondades de la quiropráctica, cuando a lo mejor yendo a un buen fisioterapeuta hubiéramos tenido la misma mejoría, a mitad de precio.

    • tendero-digital

      9 noviembre 2011 en 8:19 am

      Ya te ha contestado alguien por ahí, osteopata no es lo mismo que homeopata…

  12. Kratos May

    9 noviembre 2011 en 9:09 am

    Pues me parece perfecto que descarteis esas terapias: osteopatia, acupuntura, quiromasaje…

    Pero yo si hubiese hecho eso, y despues de haber ido al mejor traumatologo de la ciudad (que me dijo que el hombro era muy, muy probable que se me volviese a salir) y a 2 fisoterapeutas de los “normales” (calor, masaje, ultrasonidos, ejercicios…), ahora estaria sin poder hacer deportes que me gustan debido a la baja movilidad de mi hombro. Eso si, no me habria arriesgado como decis por aqui.

    Yo sin embargo preferi arriesgarme porque no me habia quedado bien. Y en unas pocas sesiones, como dice el compañero Mur3, moviendo el hombro al 99%. Y de eso hace 3 años. Asi que cada cual que haga lo que quiera y arriesgue lo que quiera.

    Este quiropractico es el primero que te manda a un fisio si lo que tienes el cree que no lo puede tratar. Yo segun el problema, voy a uno u a otro (suelo ir primero al fisio, y ahora voy a uno que me gusta mucho porque como digo no se cierra, hace osteopatia o acupuntura, y solo en casos que el cree que puede ayudar, y me va estupendo).

    Solo digo que hay medicinas que se utilizan en el extranjero que aqui no han sido estudiadas correctamente. Yo prefiero ir a gente que tiene mas armas para luchar contra mis dolencias (por eso me gusta este fisio, que ademas no es “presidente” de ninguna asociacion ni es pesetero) que al que solo utiliza una (aunque sea la mas efectiva en la mayoria de casos). Y ojala estuviese mejor REGLADO todo esto de terapias alternativas, para poder detectar mejor los fraudes. Por cierto el quiromasajista que me arreglo lo del hombro (eso si, el cabr*n te hace mucho daño) es visitado por gente de otras provincias incluso, tiene la consulta a tope, nunca se ha cargado a nadie y no he oido a nadie hablar mal de el (solo que hace daño) y no ha subido su tarifa apesar de su prestigio y tiene precios asequibles para lo efectivo que es: 20€ (el dice que te pude hacer menos daño pero entonces tendrias que ir mas sesiones y seria peor para tu bolsillo) por hora. Ahora voy al gine con mi mujer, y si tendra todos los estudios que hay que tener (menos que el fisio este que digo que cobra 25€ y mas que el quiro de 20€) pero tiene poco de vocacion cuando nos cobra por 15 minutos de “consejos” 80€ (solo los ricos pueden acceder a la medicina privada o a los buenos medicos tradicionales, ya que muchos no estan ni para seguros privados).

    Porque no me digais que lo tipico de esguince, vas al hospital y te lo vendan y ya esta, es SIEMPRE lo mas efectivo. Porque asi hay gente con lesiones de por vida.

    Que en medicina no esta todo inventado.

  13. Nimrod

    10 noviembre 2011 en 11:27 am

    Yo me tengo por una persona racional, de ciencias puras y que pongo en duda, tras haber leído mucho acerca de ello, estos temas de parapsicología, medicinas alternativas, espirituales y semejantes, sus propiedades reales.

    Pues bien, tengo que contar dos casos reales: uno directo, de mi mujer, y otro indirecto, de un compañero de colegio de mi hijo pequeño.

    Mi mujer llevaba más de un año con una molestísima afección en las manos, una especie de alergia que hacía que la piel de las manos se le levantara y desaparera con lo que, con lo sensible que es esa zona, prácticamente la imposibilitaba para realizar cualquier tarea por liviana que fuera. Tras una larga peregrinación por la medicina tradicional, la oficial, de la seguridad social y la de una mutua que tienen en su trabajo, tras dispares diagnósticos y tratamientos, el resultado era peor que nulo, la cosa empeoraba a ojos vistas y, en la desesperación y sin nada que perder fuí yo mismo el que le recomendó, como última salida, ir a una curandera. Nos recomendaron una en una localidad no muy lejana de la nuestra y, con un sencillo tratamiento de sumergir todos los días las manos en agua templada con yodo disuelto, la mejora en pocas semanas fue espectacular. No estaba del todo curada pero, al menos, las manos mejoraron lo suficiente para poder realizar una vida casi normal. Tras sufrir una importante recaída, nos acercamos al Santuario de la Virgen de Umbe, cerca de Bilbao que, de casualidad, una amiga nos comentó que a un compañero de trabajo le había ido genial para una afección como la de mi mujer. El rito es sencillo, consiste en lavarse los pies y la cara con el agua de una fuente que hay en este santuario en el que, por otra parte, no hay absolutamente nadie pidiendo dinero o limosnas, o la voluntad o dirigiendo el cotarro, sólo se ve alguna persona que van buscando cura.

    Será casualidad o será que el agua de la dichosa fuente tiene sabe Dios que componentes que, en menos de una semana, las manos de mi mujer sanaron por completo.

    Nos trajimos un poco de agua de la “fuente milagrosa” y, al poco, nos enteramos que un compañero de cole de mi hijo, de 8 años, tenía un cáncer en el cerebro y estaba siendo tratado con poquísimas esperanzas de éxito. Mi mujer le hizo llegar a la madre de este crío una botella del agua que trajimos de Umbe, con las indicaciones de como usarla. La mujer, con lágrimas en los ojos nos lo agradeció y usó el “agua milagrosa”, a la vez que los médicos seguían con la terapia con la que intentaban salvar la vida al pequeño.

    Hoy, algo más de un año después, el tumor ha desaparecido, seguro que a causa de la terapia antitumoral que se ha seguido pero, a mí todavía me queda una pequeña duda acerca de la posible influencia de ese agua que trajimos de Umbe.

    Un saludo.

    • Jesús

      10 noviembre 2011 en 11:42 am

      Mira, a mí no me gusta responder a experiencias particulares, porque en seguida entramos en el terreno personal, y tampoco es plan. Pero es que los casos particulares no son representativos de nada, porque no hay control sobre los múltiples factores externos que pueden afectar: tratamientos previos/simultáneos, evolución de cada enfermedad (hay tratamientos que tardan en hacer efecto, y para cuando lo hacen es fácil achacarlo a otra cosa). También hay enfermedades que, aunque suene raro, acaban curando solas y nadie sabe por qué, nadie ha dicho que la medicina tenga todas las respuestas. Y eso por no hablar de las que son psicosomáticas, y que, sin dudar en ningún momento de lo mal que lo pasa el que las padece, en realidad no tienen ninguna causa física.

      Es muy frecuente escuchar de casos que, tratándose simultáneamente con medicina y con cosas alternativas, se acaban curando, y nadie se acuerda del médico, todo son bondades para el curandero de turno, porque es más simpático, más empático, o simplemente menos “vinculado al sistema”. También hay gente que va al homeópata/curandero/loquesea porque el médico les ha dicho que el tratamiento es básicamente tener paciencia y no están satisfechos, y cuando se acaban curando (en el tiempo que ha dicho el médico) la medalla se la pone el homeópata.

      Y, en definitiva, yo siempre digo lo mismo: si hay tantos casos particulares que funcionan, y tantos curanderos/homeópatas que curan a la gente más allá de toda duda, ya están tardando en rellenar cuatro informes (total es pasar por escrito lo que ya se supone están haciendo) y pasar por Estocolmo a recoger el Nobel. Pero curiosamente no lo ha hecho nadie, pese a que el premio son un milloncete de euros, que en tiempos de crisis no está nada mal. Será que todos son altruistas y no les preocupan estas cosas tan mundanas, pero da que pensar…

  14. Errepunto

    10 noviembre 2011 en 11:56 am

    Sobre estos casos particulares y las “antiquísimas terapias alternativas” tengo un argumento muy sencillo: todos estos tratamientos alternativos se supone que se conocen desde hace siglos, pero no ha sido hasta que la medicina moderna ha dado grandes avances que podemos vivir tranquilamente hasta los 80~90 años y con una cierta calidad de vida.

    No todo puede curarse, no todo se conoce, pero las ventajas superan a los inconvenientes, y continuamente avanza y mejora.