Inicio Otras cosas No grites a mi hijo como yo te grito a ti

No grites a mi hijo como yo te grito a ti

5 minuto leer
37
0
45

Dicen que la juventud de hoy en día está peor educada que antes. Pero el problema no son los jóvenes, son los mayores que no saben dar ejemplo.

Estos días de calor, aprovecho para nadar en piscina descubierta. Durante el resto del año practico la natación en piscina cubierta. La piscina donde nada es parte de un Polideportivo privado. Tenemos tres piscinas, una infantil, pequeñita para los benjamines de la casa. Otra de 25 metros, pero poca profundidad, que es donde va la mayoría de la gente y de los niños que se dedican a jugar en el agua. Y por fin una piscina de 50 metros con 8 calles reglamentarias.

Yo estaba en la piscina grande. Escojo una calle de por la mitad y miro. Solo había otro nadador usándola. Me pongo a su lado. De esta forma el resto de la piscina queda libre para bañistas ocasionales. Cuando llevo unos 800 metros y estoy a mitad de un largo, me dan de momento una patada en la cara que casi me sacan un ojo (menos mal que llevaba las gafas). Y antes de que me dé cuenta, recibo un balonazo en la cabeza. Mi reacción ha sido enviar el balón fuera de la piscina y empezar a maldecir en arameo. He visto una cosa que pasaba por encima mío y he seguido nadando.

Cuando llego al final de la piscina, me espera una persona mayor. Y me dice:

– Quien eres tu para gritarle a mi hijo

– Yo no he gritado, pero si con lo grande que es la piscina tiene que chocar contra mi,

. Te crees que la piscina es solo tuya?

– Con 1000 metros de piscina se pone justo encima mío

Y el tío casi se tira a la piscina a por mi. Imagino que como otras veces me ha salvado que al salir se ha dado cuenta que le sacaba un palmo de altura y bastantes kilos de peso.

Pero no consigo entender a estos padres. Sus hijos hacen algo mal y la culpa es del otro. Así el día que si hijo haga una gansada parecida, pero en un sitio peor, se acordará de lo bien que lo ha educado.

Además hace falta ser un poco lento o tener mala leche para chocarse contra mi en la piscina. Voy dentro de una calle señalizada con sus cuerdas, nada a velocidad de tortuga (vamos que cualquiera puede esquivarme) hago más ruido que una ballena respirando y así y todo me acierta dos veces en la cara.

El otro día tuvimos un caso parecido. Un grupo de 8 chavales se dedicaban a saltar al lado de un nadador. Y cuando éste se lo recriminó los padres se reían, cosas de críos decían.

Así que con estos padres, cada vez las nuevas generaciones son más felices, pero peor educadas, porque no saben lo que está bien y lo que está mal. Solo saben que todo lo que ellos hagan estará bien para sus padres. Y eso no es educar, malcriar como decía mi abuela.

  • Si regalas no preguntes

    Hay días que sigo pensando que tengo que comprarme un detector de mentiras en la tienda. P…
  • Madres y Padres ahorradores

    Ya que el otro día destacaba la cualidad economizadora a la hora de comprar nuevos PCs de …
  • Juventud ahorradora

    Ya he comentado que esta año uno de los regalos estrella para las Navidades eras los PCs g…
Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por tendero-digital
Cargue Más En Otras cosas

37 Comentarios

  1. Guille

    12 agosto 2010 en 7:28 am

    Pues ni te cuento si eres profesor, ya sabes, le tienes manía al chaval, que es un santo y estudia como un loco…

  2. zahorin

    12 agosto 2010 en 8:33 am

    Coincido contigo en tus apreciaciones.
    De hecho creo que es uno de los grandes males de nuestros tiempos.
    Son varios los motivos por los que esto sucede.
    En mi opinión dos de ellos son:
    1. La presión social sobre los padres para que mimen a sus hijos y les procuren todo tipo de cosas, sin esfuerzo y sin que sufran frustraciones.
    2. Muchos padres se inhiben de ejercer la autoridad suficiente por miedo a ser tratados como ogros o ser denunciados.

  3. Camarada Bakunin

    12 agosto 2010 en 9:06 am

    Lo que hay que hacer cuando un crío la está líando —y ni mi mujer ni yo nos cortamos— es ir directamente a echarle la bronca al padre/madre. Se quedan tan avergonzados que… suele funcionar. Algún día, eso sí, nos vamos a ganar dos hostias…

  4. Anónimo

    12 agosto 2010 en 9:22 am

    Qué salao el padre, que si la piscina es tuya. A lo mejor es que sí que era de su hijo, no te j.de…

    Cuando bajo con mis hijos a la piscina de la comunidad siempre procuro que miren antes por si hay nadadores haciéndose largos. Mi mujer era aficionada a la natación y sé cómo fastidian los niños que pudiendo irse un poco más allá sin perjuicio de sus gansadas se quedan obstruyendo una calle. Es solo fijarse un poco, no cuesta nada.

    En fin, que vivimos en un país en que todo el mundo tiene derechos pero las obligaciones son todas para los demás. Así nos luce el pelo, y así nos lucirá.

  5. Laura

    12 agosto 2010 en 9:54 am

    Pues no te digo nada si la que se queja es una mujer sin hijos, como yo. Respuesta común y repetitva: “Cuando tengas tus hijos ya les dirás lo que quieras, pero cuidate de decirle nada a la mía que no sabes de que hablas”.
    La niña en cuestión es mi sobrina de 10 años y la reñí porque se cargó el porespan de un media center que era para un regalo de bodas.
    Yo no sabré de niños, pero creo que la educación, hoy en dia, está muy infravalorada.

  6. antonio mc

    12 agosto 2010 en 10:03 am

    El principal problema de la educación en España no fue la LOGSE, ni las reformas posteriores, tampoco es la TV ni cualquier otro chivo expiatorio…. la causa fundamental, aunque no única, son este tipo de comportamientos de las familias. Podría ponerte infinidad de casos que conozco como docente.

  7. Reboot

    12 agosto 2010 en 10:20 am

    Los padres. Mucha gente le echa la culpa a los padres, con mucha razón, pero no es la única.

    La tele. La realmente culpable, porque a falta de un rumbo firme fijado por los padres, la televisión se convierte en verdadera brújula de los niños. ¿Y qué ven los niños? Pues que en los institutos tiene que haber un grupo de maricones que se morrean todo el día, de putones que se follan a todo lo que se menean, de hormonados agilipollados que lo único que hacen en la vida es beber y drogarse, series que dan opiniones falaciosas como dogmas de fe y que los niños se tragan como esponjas.

    Es cierto que en el fondo la culpa es de los padres, o más bien, de la ausencia de los mismos. Pero los medios están poniendo mucho de su parte.

  8. Kinestesico

    12 agosto 2010 en 11:33 am

    Mas de una vez me he visto en situación parecida. Soy padre, usuario de piscinas (privadas y publicas) y la educación de algunos niños y no tan niños deja mucho que desear. No podemos generalizar pero si que hay una gran cantidad de “personas” que han perdido valores como el respeto y la concordia. Que el niño/a en cuestión, sea un maleducado no es culpa de la sociedad, es culpa de quienes inculcan esos valores, los padres, en primer lugar y el entorno del infante en cuestión en segundo (colegio,amigos…). Si el padre/madre es un/a garrulo/a, un/a gañan/a, el hijo sera, si cabe, aun peor. Y ademas, suelen acabar influyendo en otros… Dios los cria y ellos se juntan.

    Tambien influyen otros factores, como el propio caracter del niño/a, el entorno socio-economico de la familia… pero logicamente en menor medida.

    En resumen, si el padre es un imbecil, salvo milagro, el niño tiene todas las papeletas para serlo.

  9. Carlitos

    12 agosto 2010 en 12:04 pm

    Como y cuanto coincido con todos los comentarios. Por una parte la poca ayuda que reciben los padres trabajadores que tenemos que hacer un horario de sol a sol (y la mami también que con un sueldo solo no se llega a fin de mes) para poder vestir y dar de comer a los niños. Eso solamente nos deja un par de horas al día para poder dedicarselo a ellos; pasan mas tiempo con la tele y con la abuela (que se lo permite todo por cansancio o por lo que sea) o en interminables horas de actividades complementarias “para tener al nene ocupado”. El fin de semana llega y no nos vemos con fuerza o no queremos marcar los límites a los niños y en consecuencia hacen lo que quieren y molestan a todo bicho viviente.
    Encidia me da pasearme por la playa en la zona de veraneo donde veo familias alemanas o inglesas (bueno, estas menos) con unos niños educados que no molestan a nadie de alrededor y que da glorai verlos.
    Si yo trabajase unas horas menos a la semana quizá podría lograr controlar…

    Y si, la educación de los padres es lo que los hijos ven día a día: si el padre es un maleducado, así será el hijo.

  10. unoquepasaba

    12 agosto 2010 en 12:14 pm

    Por eso, prefiero hacerme unos largos en mi bañera de 80 cmts de largo :o)))))
    En serio.. donde hay “humanidad” es imposible, filosofear a tu aire ya que otros, creen tener SU razon sin importar la tuya o la realidad. Y menos, cuando tienen hijos.. creen, que tienen que “protegerlos” en ese momento por que asi, demuestran quien el macho alfa y jefe de la tribu…
    En fins…

  11. Cassidy Hopp

    12 agosto 2010 en 12:20 pm

    Muchas cosas en la vida son bumerans.

    Los padres lo pagarán el día de mañana, cuando les manden a la residencia a las primeras de cambio, o cuando les preparen cualquier picia por no haber enseñado el autocontrol que da la educación a tiempo. Y ya será tarde para cambiar.

  12. Anonimo

    12 agosto 2010 en 12:46 pm

    En frente de mi casa hay una calle con un jardin donde los niños pisan el cesped para jugar a futbol, esta prohibido pisar el cesped y jugar a futbol, esta lleno de carteles prohibiendolo, y las madres se sientan en las porterias de sus casas “vigilandolos”, o en el bar de al lado.

    Hace unos meses a una señora de unos 50 años le llego una pelota de futbol a la cara que la tiro al suelo, lo primero que se le vino aun en el suelo fue el tipico “ME CAGON EN PIIIIIPIIII”

    Siguiente que se oye “MAMA MAMA ESTA SEÑORA ME ESTA INSULTANDO”, y despues de eso, con la señora aun en reincorporandose se oye a la mama decir “DESGRACIADA, QUIERES QUE TE ROMPA LA CARA O QUE? HIJA DE LA GRAN PIIIII!! a mi niño ni mentarlo o te saco los ojos […]” la señora tuvo que salir por patas.

    Por otro lado, yo en mis tiempos era el gamberro numero 1 de clase, y ni se me hubiera ocurrido faltarle al respeto a mis profesoras, no almenos con ellas delante… o lo siguiente era verme con la directora y mis padres en el despacho y menuda bronca y castigos me caian por parte de mis padres.

    Todo esto es culpa de que los padres de ahora, que tienen mi edad por lo que se por lo que han pasado, han tenido una educacion bastante estricta, no tanto como nuestros abuelos, pero vamos que “deu nido” que decimos en cataluña, y ahora los padres quieren ser amigos de los hijos en vez de padres pero hay momentos que hay que ser padre.

    Y el que dice que la culpa es la television… la television llega a los niños de alguna forma, los padres la compran, los padres le dan el mando, los padres la dejan encendida y se largan… asi que de quien es la culpa? y encima hoy en dia todas traen control paterno para elegir cuando pueden encenderse sin codigos y cuando no.

  13. Anónimo

    12 agosto 2010 en 12:54 pm

    Ah, sí, el nivel de exigencias económico actual exige que ambos padres trabajen.

    Lamento que ese sea tu caso, pero en la mayor parte de las ocasiones la madre trabaja también por tener más pasta (y dos coches y un unifamiliar y un plasma de 50”…) y porque no quieren aguantar a los hijos.

    Esto es así. Nosotros hemos reducido gastos. Nunca podremos cambiarnos de casa, y de coche echando muchos números, pero mi mujer dejó de trabajar para cuidar de los niños y que no sean los abuelos los vigilantes y educadores de nuestros hijos (pobres abuelos, no tienen ni las ganas ni la energía ni la OBLIGACIÓN).

    ¿Se puede vivir con 1500 euros al mes? Pues tiene que poderse. Una madre o un padre en casa es más importante que un monovolumen y un viaje de cuatro días a Eurodisney.

    ¿Mis hijos estarán mejor educados que los de los demás? Pues no lo sé, pero ahí estaré yo para

  14. Laura

    12 agosto 2010 en 1:03 pm

    Es cierto lo que leo, padres y madres trabajores que el poco tiempo que pasan en familia no se ven con fuerza de imponer normas y respeto por el sentimiento de culpa de tener que “abandonar” a su prole al cuidado de terceros. Y terceros, lease abuelos ocuidadores varios, que por comodidad o cansancio, prefieren consentir a los niños para llevar una convivencia “tranquila”.
    Niños con ordenador a los 6 años, tele en su habitación y mega consola en el salón. Esperate que cumplan los 12 y los 16….

  15. […] This post was mentioned on Twitter by Ruyman Gil García, Roberto Martín. Roberto Martín said: BobString shared : No grites a mi hijo como yo te grito a ti http://bit.ly/9bmkla #fb #GoogleReader […]

  16. Mephistu

    13 agosto 2010 en 6:40 am

    Esto suena muy parecido a lo que lleva la gente diciendo toda la vida…

  17. Naranekk

    13 agosto 2010 en 8:40 am

    En la urbanización donde vamos en verano hubo problemas hace unos tres años: el guarda de la finca había abroncado a un grupo de chavales, y “casualmente” a los pocos días “aparecieron” pintadas en las ventanas y puertas de su casa poniéndole de cabr*n para arriba. Obviamente, en la junta de vecinos salió el tema, y una madre (que no sé si era de los implicados o no, pero sí de los abroncados) dijo entre risas, “sí, es que nuestros hijos ya son unos pequeños delincuentes, ¡jajaja!”. Triste pero cierto.

  18. Anonimo

    14 agosto 2010 en 12:52 am

    Precisamente hoy hablaban en los informativos, creo q era la CNN+, que hay brigadas enteras de policias para proteger a la gente en las piscinas de madrid de gamberros de 14-17 años.

  19. Mesalina

    14 agosto 2010 en 9:52 am

    Los padres que educamos a nuestros hijos para que respeten las normas sociales y no den la vara en cualquier sitio tenemos un problema graaaande: Que los demás padres no lo hacen.

    Por lo tanto, pasamos a ser considerados padres-ogro. O sea, las normas básicas y logicas de educación, (p.ej. que no se suban a los bancos, que no corran molestando a los adultos en los lugares públicos, que no empujen a los mayores, que no contesten mal….) han pasado a ser un ejercicio de tiranía hacia los niños para aquellos padres que no lo inculcan a los suyos.

  20. elnota

    14 agosto 2010 en 3:25 pm

    Yo aprovecho cuando se cruzan para meterles unas hostias de infarto, y si puedo agarrarlos y que beban agua. Si alguno de sus padres intenta decirme algo, salgo de la piscina y lo pongo a caldo, que para eso llevo 20 años nadando y parezco el puto yeti.

  21. Revert

    17 agosto 2010 en 10:17 am

    Es inútil.
    Por lo que a mi respecta ya tienen la batalla ganada los garrulos y maleducados y estos se reproducen señoras y señores.
    Ya he dado por perdido practicamente cualquier placer que implique el uso y disfrute de zonas comunes.
    Muchos van a su bola y es increible lo atrevida que es la ignorancia cuando se intenta razonar con ellos.
    Fumar en sitios con nula ventilación, creerse los dueños de cualquier establecimiento por haber pagado una entrada,…
    Hoy en día el verdadero lujo está en poder permitirse escoger a las personas con las que realizar ese tipo de actividades. Que el tiempo de ocio es para disfrutarlo, no para tratar de meter sentido común en descerebrados, algo a todas luces inútil.

  22. Juan Kax

    18 agosto 2010 en 7:46 pm

    Decálogo para formar un delincuente
    Un pequeño decálogo escrito por Emilio Calatayud Pérez, Juez de Menores de Granada. Espero que pueda servir a algunos padres para saber qué pueden hacer para que su hijo se convierta en un delincuente.
    1. Comience desde la infancia dando a su hijo todo lo que le pida. Así crecerá convencido de que el mundo entero le pertenece.
    2. No le dé ninguna educación espiritual. Espere que alcance la mayoría de edad para que pueda decidir libremente.
    3. Cuando diga palabrotas, ríaselas. Esto le animará a hacer más cosas graciosas.
    4. No le regañe nunca, ni le diga está mal algo de lo que hace. Podría crearle complejos de culpabilidad.
    5. Recoja todo lo que el deje tirado: libros, zapatos, ropa, juguetes,… hágaselo todo, así se acostumbrará a cargar la responsabilidad sobre los demás.
    6. Déjele leer todo lo que caiga en sus manos, cuide de que sus platos, cubiertos y vasos estén esterilizados, pero que su mente se llene de basura.
    7. Dispute y riña a menudo con su cónyuge en presencia del niño, así no le sorprenderá ni le dolerá demasiado el día en que la familia quede destrozada para siempre.
    8. Dele todo el dinero que quiera gastar, no va a sospechar que para disponer de dinero es necesario trabajar.
    9. Satisfaga todos sus deseos, apetitos comodidades y placeres. El sacrificio y la austeridad podría producirle frustraciones.
    10. Póngase de su parte en cualquier conflicto que tenga con sus profesores, maestros,… Piense que todos ellos tienen prejuicios contra su hijo y que de verdad quieren fastidiarle.

    http://www.youtube.com/watch?v=ZfoAsNVkjAM
    http://www.youtube.com/watch?v=ANvTDeyJ6_c&feature=related

Mira además

Si regalas no preguntes

Hay días que sigo pensando que tengo que comprarme un detector de mentiras en la tienda. P…