Inicio Clientes Necesitamos más a Barrio Sésamo

Necesitamos más a Barrio Sésamo

10 minuto leer
8
0
298

Una de las mayores tragedias que asoló a la juventud española, fue la eliminación de Barrio Sésamo de la programación televisiva. Así que políticos españoles, ahora que si gana el candidato republicano en las elecciones americanas quiere cerrar Barrio Sésamo allí, volver a traerlo a España, lo necesitamos.

 

Barrio sesamo

Ya sé que los dibujos animados nipones son muy entretenidos, que las series de la Disney son muy chulas (con todos esos chicos y chicas metidos en sus cuerpos Danone) pero España se va al garete sin las enseñanzas intemporales de Barrio Sésamo. Y a los ejemplos que veo a diario en la tienda y en el Parlamento me refiero.

Yo de pequeño, recuerdo la explicaciones de Epi y Blas sobre los conceptos de lejos y cerca o como desentrañaban los secretos del reloj y el calendario. Que educativo cuando contaban que era hoy y mañana o pronto y tarde. Y claro, ahora que estas cosas no se aprenden en la televisión, pues cuando la gente se enfrente a ellas en la vida real, pues no las entiende.

Estos días en la tienda, hemos ido un poco de cabeza. Por diversos problemas de salud, hemos estado en cuadro con el personal técnico. Así que mi socio avisaba a los clientes de las fechas previstas de reparación, normalmente no tan rápidas como otras veces. Pero claro, los clientes no entienden los conceptos de día, semana…

Como siempre algunos ejemplos: nos traen un PC, con una avería intermitente y que solo aparecía cada 4 o 5 días. Le decimos al cliente: “Necesitamos ver la avería en directo, así que como mínimo tardaremos una semana en tener tu equipo reparado. Y lo ideal, sería tenerlo luego un par de días más para cerciorarnos de que no vuelva a fallar” Así que le decimos que si le hace falta el PC para algo, que se lo lleve y nos lo traiga, cuando pueda estar como mínimo una semana sin él. El cliente dice que no le hace falta y nos lo deja un martes por la tarde. Pues el miércoles por la mañana ya estaba en la tienda preguntando por el estado de su reparación. En la hoja de reparación, indicamos la fecha aproximada en que terminaremos. No lo había mirado. Pero como le decía mi socio, si me dijiste que no te hacía falta en 10 días… Nada, uno que debe volver a ver los capítulos de Barrio Sésamo dedicados al calendario

Luego viene otro cliente, con un monitor que no enciende. Desmontamos y descubrimos una pieza quemada en su interior. Pedimos el componente y desde el almacén nos indican que hay que pedirlo a fábrica (vamos a China) y que tardarán como mínimo 15 días en tenerlo. Llamamos al cliente se lo contemos, le decimos que la pieza viene desde China y que como mínimo 15 días para tener la pieza y luego un día más para montarla y probarlo todo. Nos asiente y dice que nada que se espera, que la economía está mal y mejor reparar que comprar uno nuevo. A los tres días empieza a llamar por teléfono, preguntando si la pieza ya ha venido. Este también hay que enviarlo a revisar Barrio Sésamo, hay que saber lo que es un día, una semana y que China está lejos y las cosas que vienen de lejos, tardan en llegar.

Sé lo que me vais a decir en los comentarios;  que estos clientes se ponen pesados, porque al pesado lo ponen el primero a la hora de repara o de resolver los problemas. Pero no podemos. Me explico, si yo le digo a un cliente que no sé cuando le repararé el equipo, porque hay muchos de otros clientes delante, pues todavía sería factible esa teoría del ponerse pesado. Pero les hemos indicado con claridad el tiempo que tardaremos y los motivos. Entonces el ponerse pesado no puede acelerar nada. Lo que es peor empeora el tema. El otro día me puse a registrar las llamadas y visitas de clientes a la tienda. Fue descorazonador, invertimos más de dos horas solo atendiendo a estos clientes que venían a ver como iba lo suyo. Y todos tenían ya hecha la estimación de para cuando tendríamos su avería resuelta. Pero les daba igual, ellos venían a preguntar.

Pero podemos seguir con el tema del calendario, los números y la lectura, que dan para mucho. Nos traen un portátil para reparar. Como siempre muchísima prisa, es muy urgente (un equipo de gama muy baja de gran superficie) porque en su interior está todo lo que hace la empresa, además no tienen copia de seguridad, están muy agobiados… Nos dejan el equipo a las 11 de la mañana. Mi socio les dice que a la mañana siguiente tendrá un presupuesto aproximado y además les dice que si el disco está bien, les saca una copia de seguridad. Pero les pregunta antes si el equipo tiene menos de dos años, porque en ese caso estaría en garantía y podrían llevarlo donde lo compraron. El cliente dice que la garantía se ha pasado en más de un año.

Y a las cinco, nada más abrir por la tarde, nos están llamando. Mi socio les dice que lo tiene abierto, que está testeándolo, que al final de la tarde sabrá algo más. A la media hora nos llaman, que ahora creen que si están en garantía, pero no lo tienen seguro. Al final vienen con la factura y estaba en garantía el portátil. Así que se lo montamos y se lo llevan a la gran superficie a reclamar la garantía. ¿Tan difícil es mirar una fecha?

Así, que por favor, volver a poner Barrio Sésamo.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por tendero-digital
Cargue Más En Clientes

8 Comentarios

  1. carlos

    29 octubre 2012 en 6:03 pm

    Hola, me encantan tus criticas hacia tus clientes, en plan de mofa, o sarcasmo acido que tienes. He trabajado durante mas de diez años en diversos servicios tecnicos, y se lo que es. Me identifico mucho con tus anecdotas. Enhorabuena por el buen blog. Saludos,

  2. patata

    29 octubre 2012 en 8:55 pm

    Yo, algunas veces, cuando algún usuario me tocaba las narices, le hacía una parodia de Barrio Sésamo (absolutamente en serio)
    – Hola , Epi, soy Blas y hoy vamos a ver cómo se suman dos casillas en Excel

    Enterarse, no sé si se enteraban. Pero ya no me preguntaban de nuevo. Y yo me quedaba como nuevo

  3. DoN

    29 octubre 2012 en 11:12 pm

    Los clientes entienden lo que les da la gana aunque se lo pintes en fosforito

  4. NostromoADF

    29 octubre 2012 en 11:36 pm

    Yo juraría que este fin de semana zapeando temprano por la mañana vi a epi y blas en alguna cadena.
    Lo he buscado y efectivamente lo emiten en antena 3
    http://www.formulatv.com/noticias/25707/antena3-estrena-sabado-barrio-sesamo-monstruos-supersanos/

  5. Naranekk

    30 octubre 2012 en 10:38 am

    Pues yo, las escasas veces que he tenido que tirar de SAT, o daba un toque (por su sistema web) o no me hacían ni p*ñetero caso. Parecía que hubiera un trigger que hacía avanzar el estado de la incidencia un pasito cada vez que mandaba un mensaje, que por sí solo no se movía. Y eso cabrea.

  6. roedecker

    30 octubre 2012 en 2:15 pm

    Y yo conocía una tienda de informática (cerrada ya hace años), en la que los pedidos curiosamente siempre estaban “entrando por la puerta” cuando les llamabas, si no les dabas un toque parece que nunca llegaban. Personalmente soy muy poco dado a llamar, precisamente por lo comentado en la entrada, no me gusta dar la impresión de que estoy metiendo prisa.

    PD: ojo, los imperativos (esos “volver” del primer y último párrafo) terminan en “d”.

  7. Mr Tambourine

    31 octubre 2012 en 11:21 am

    Pues yo me quedo con el portátil de gama infrabaja y que es el único que tiene todos los datos válidos para que una empresa funcione.

    Seguro que los de la corbata tienen MacBook Air llenos de keynotes y con contratos de mantenimiento y recuperación de sus fabulosas presentaciones, pero al que curra le dan un portátil de misericordia. Al final es ahí donde se muestra quién está manteniendo arriba la empresa y quién pierde el tiempo. Es como si al hacer una gráfica de importancia estratégica dentro de un negocio, ésta tuviera forma de pirámide: la base tiene gran importancia y la cúspide, los de arriba, poca. Pero cuando se desglosa los gastos en equipamiento el gráfico es una pirámide invertida y los de arriba se llevan la parte del león quedando la migaja para la base.

    Por no hablar de la política de backups…. para llorar.

  8. chamaruco

    2 noviembre 2012 en 8:54 pm

    Ése es uno de los grandes problemas de competitividad de muchas de nuestras empresas y no que los trabajadores cobren mucho ni las polladas que nos pretenden hacer creer. Cualquiera que conozca aunque sea de cerca una empresa con unas pocas decenas de trabjadores, que desarrolle su actividad de forma mínimamente tecnológica verá que el cuento suele ser el mismo: jefes y jefecillos que sólo están para figurar y cobrar sueldazos, muchos de ellos familiares de accionistas / propietarios; y base de trabajadores con contratos de mierda, mal pagados y teniendo que sacar el trabajo en condiciones penosas. Pero luego la culpa de la competitividad la tiene el currito. No el jefecillo incompetente que cobra 4 veces más y no produce un carajo.

    Sobre los clientes,. yo modifiqué los resguardos de recogida de trabajos para que apareciera fecha y hora de recogida… y como si te cangas. Hoy mismo me ha venido uno a por un trabajo “que dejó ayer” con un precioso resguardo que ponía: “Recogida lunes 5/11 a partir de 17.30h”

    Algo que, por supuesto, también se le indicó de palabra.

Mira además

La falacia del índice de reparabilidad

Parece ser que nuestros políticos siguen haciendo como que hacen, pero al final no hacen n…