Inicio Clientes La vuelta al cole ya está aquí

La vuelta al cole ya está aquí

7 minuto leer
24
0
41

Como otros años ya tenemos aquí la vuelta al colegio de los niños. Yo todavía recuerdo con nostalgia cuando junto con mi madre me preparaba para volver al colegio. Reconozco que me gustaba.

Y ahora estoy con mis hijos preparando su retorno a las aulas. Pero lo hago a desgana e incluso por momentos hasta cabreado. Porque después de 30 años, no hemos avanzado nada, yo incluso diría que hemos retrocedido bastante, si uno mira el temario de un niño actual, cada vez hay menos asignaturas que fomenten el pensamiento racional…

Hoy hemos estado toda la mañana tratando de comprar una mochila, para que mi hijo pueda transportar el montón de libros hasta el colegio sin herniarse. Y yo digo, esto me pasaba ya a mi. Pero cuando yo iba al colegio, teníamos tres libros importantes: el de ciencias, el de sociales y el de matemáticas. Los demás eran bastante pequeños. Pero ahora no, miras los mamotretos que llevan y ni cuando yo estudiaba la carrera usaba unos monstruos de papel y cartón como esos. Hay infinitas asignaturas y todas con su o sus libros asociados. Y ya para rematar el diccionario, cuando yo estudiaba, teníamos uno para toda la clase, ahora no, uno por alumno, que sobran muchos árboles.

Pero lo que no entiendo, es como con tantas consejerías de nuevas tecnologías, ministerios de nuevas tecnologías, concejalías de nuevas tecnologías… seguimos en el siglo XVI, y seguimos usando libros de papel. ¿Dondé están los ecologistas cuando más se les necesita?

Hoy en día, los niños deberían usar papel electrónico. No veo ningún inconveniente técnico ni de precio en que así fuese. A qué precio nos saldría un lector de libros electrónicos si se hiciese un pedido de cuatro millones de unidades a algún proveedor de Extremo Oriente?? Por no hablar del ahorro, ya que lo normal es que el mismo cacharro durase varios años. Y nuestros niños irían al colegio con un chisme que pesaría menos de un kilogramo en su bolsa de mano (no necesitarían mochila).

Pero esta claro que eso no son nuevas tecnologías. Los libros electrónicos son cosas del pasado, lo nuevo son 10 libros de 300 páginas llenas de… que cada año se cambian para volver a venderlas y que no te sirvan de un hermano a otro.

Y eso es otro. Tan amantes del software libre y de las licencias abiertas. ¿Para cuando una licencia abierta en el contenido de los libros de texto?. Si no nos quieren dejar usar libros electrónicos, que dejen que los profesores preparen su material y se proporcione el contenido en formatos abiertos. Luego que cada uno escoja el tipo de impresión que desee. No, eso tampoco.

Es curioso, de lo poco que se parece este momento en mi infancia con al infancia de mis hijos, es cuando veo el nombre de las editoriales… siguen siendo las mismas con Franco y con Zapatero, y siguen siendo libros muy caros para su contenido.

No sé que pensar. Que la flamante Ministra de Innovación, Cristina Garmendia, no sepa nada de esto, es algo que me asombra. Que el Ministro de Sanidad, no le pueda explicar a su colega de Educación, lo bueno que sería que los niños no llevasen excesivo peso en sus carteras. Será que es agosto y que están todos de vacaciones.

Pero en serio, que sigamos igual que hace treinta años… cuando la tecnología y el mundo han avanzado tanto. Y si alguien me dice que hay gente que no es geek como yo. Pues le diría que nos dejen escoger, es decir que permitan que uno compré libros o se compré un lector de libros electrónicos, que publiquen el contenido de los libros en un formato abierto y cada uno se lo imprima, o se lo lleva al colegio como quiera. Pero eso sería libertad de elección y racionalidad, cosas que después de treinta años, siguen faltando en nuestra vida pública.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por tendero-digital
Cargue Más En Clientes

24 Comentarios

  1. Homotecno

    22 agosto 2008 en 6:49 am

    Ay tendero, pero es que también estamos como hace 30 años en algo muy importante: comisiones, regalos, etc. etc. Y mientras eso no cambie, mal veo que se impongan nuevas tecnologías como las que describes (a no ser que los distribuidores de éstas estuvieran dispuestos a “agasajar” a los políticos y gerifaltes de turno).

    Tengo un amigo que es profesor de instituto y además ha estado, digamos, en la directiva del mismo. Y me cuenta cada cosa que es alucinante: la editorial de los libros que piden en ese centro les regala ordenadores, proyectores, etc. A cambio claro está de que se elija su producto.

    Si esto sucede en un centro de una ciudad pequeña, no puedo imaginar qué pasará en las más altas esferas.

  2. Santeador

    22 agosto 2008 en 8:23 am

    ¿En Japón no van ya al instituto con portátiles? ¿O es ficción de las películas?

    Mucho que aprender tenemos tendero…

  3. Curr0

    22 agosto 2008 en 9:10 am

    En japón ya van al colegio con la nintendo DS.

    El sueño de todo adolescente.

  4. luis

    22 agosto 2008 en 9:12 am

    Tendero, soy profe de tecnología y este año informática; este curso (y mientras yo sea profe) no vamos a usar libro; es cierto lo que decís de los regalos, que suelen ser para el director, pero también que los profes(en general), podemos no pedir libro.

    Un saludo.

  5. Moises

    22 agosto 2008 en 9:13 am

    Cuando los niños dejen de llevar cadaveres de arbol al colegio, los editores iran a llorarle al presidente para que proteja su modelo de negocio y se establecera un canon para gravar los lectores de libros.

  6. Curr0

    22 agosto 2008 en 9:14 am

    No me quedó muy bien el enlace anterior, (pense que title sería el texto del enlace), pero funciona 🙂

  7. Jose

    22 agosto 2008 en 9:17 am

    Pues seré rarito o algo, pero a mi me siguen gustando con diferencia los libros en papel.
    Los lectores electrónicos no me terminan de convencer y un libro es mil veces más cómodo y manejable.
    Lo del medio ambiente está bien, pero piensa que para fabricar productos electrónicos, las fábricas emiten mucha mierda al medio ambiente.
    Los libros pueden ser hechos(deberían ser todos)con papel reciclado.
    Seré un nostálgico, me encanta tener un libro entre las manos, me encanta ir a una librería a mirar y comprar. Incluso manuales en pdf, me los imprimo y encuaderno para poder leerlos tranquilamente en mi casa.
    De todas maneras, el tema de los libros del colegio, creo que es una pequeña mafia.
    Saludos.

  8. monicapo

    22 agosto 2008 en 9:17 am

    Me abstengo de opinar, porque el penoso sistema de educacion en los colegios , la falta de implantacion de tecnologias, y la nefasta educacion en las casas, me parece digno de callarse.

    Ojo, hay cosas buenas en la educación escolar, alguna que otra ayuda tecnologica a los alumnos, aunque sea en casa, y en muchos hogares buena educacion para los niños, pero hablo de forma general.

    Si no, cruzaros por un barrio con un grupo de 20 criajos…

  9. Lolo

    22 agosto 2008 en 9:24 am

    Lo importante es que el temario y el contenido de las asignaturas sea LIBRE. Después, que cada cual vea si le interesa imprimirlo entero (en distintas calidades), sólo partes, o usar un lector electrónico. Lo que no es normal es la juerga que se tranen con los “cambios” de temario cada poco y el consecuente cambio de libros.

    Hace un tiempo planteé algo así en mi Blog. Como es un tema recursivo, cada año vuelva a salir con la vuelta al cole 😉

  10. chamaruco

    22 agosto 2008 en 10:33 am

    Bueno, yo tengo 30 tacos encima, y en mi época de EGB recuerdo muy bien que mi mochila pesaba un huevo y medio, si no recuerdo mal, una vez la pesé y rondaba los 10 Kg. De aquella ya teníamos un diccionario para cada uno, y me pedían un cuaderno en exclusiva para cada asignatura… y con los libros y polladas varias lo que cargabas era para verlo. Por supuesto ni se volvió a repetir en el instituto ni mucho menos en la Facultad.

    Lo del mercadeo con los libros de texto en la educación Primaria es, simple y llánamente, una total y absoluta vergüenza. Antes tenían algo en lo que escudarse, en los tiempos que corren es bastante complicado justificar la obligación de compra.

  11. Rarok

    22 agosto 2008 en 10:57 am

    Pues a mi durante toda la primaria y toda la ESO la cartera pesaba siempre unos 10Kg o dependiendo del día hasta 12Kg. Todo ello porque hay que llevar 6 libracos, sus correspondientes libretas y DOS diccionarios, no sé en Cataluña y en el País Vasco, pero los Gallegos tenemos 3 asignaturas de idiomas y los profesores quieren diccionario del gordo (y eso si en inglés no te piden también diccionario), y la gran maravilla es que te ofrecen la idea de dejar los diccionarios en clase, en el cajón del pupitre, nada de taquillas, y luego vuelves al día siguiente y algún gracioso o se ha apropiado de los diccionarios o los ha destrozado.

    No sé si ahora es cierto eso de que regalan los libros, pero antes al precio que estaban en un par de años bien se podía pagar un portátil y tal como está la tecnología con papel electrónico o alguna alternativa similar ya sólo en el aspecto económico se ganaría mucho.

  12. Soporte Tonto

    22 agosto 2008 en 11:02 am

    Tampoco debemos olvidar que, cada día más, el que no sabe manejar un ordenador, se convierte en una especie de analfabeto digital, ya que, cada día se utilizan más en cualquier trabajo.

    Para mi es dificl entender como es posible que no permitan a los alumnos trabajar con equipos más sofisticados. Veo bastante sencillo que, en lugar de dar apuntes como un loco, dictando, y tal, el profesor diese a los alumnos un archivo en PDF, por ejemplo. Cierto es que habría que mantener asignaturas como lo que cuando yo iba al colegio se llamaba Plastica, donde, ahí si, se dubujase sobre un papel, y los niños escribiesen con lapiz y boli.

    Supongo que es un poco como todo, algún día llegará, pero… hasta entonces, las espaldas de los niños serán como las de cualquier currito.

  13. Pedro

    22 agosto 2008 en 11:52 am

    Ostras, pues vaya idea que se infiere de esto, equipar al niño con un eeepc o algo similar, con los libros y el maldito diccionario en formato digital…

  14. josep m. fernández

    22 agosto 2008 en 12:16 pm

    La pervivencia de la escuela misma sigue siendo una mala noticia.

  15. Anónimo

    22 agosto 2008 en 12:24 pm

    Hola,

    Por lo visto en Holanda están estudiando este tema.

    En muchas autonomías dan los libros “gratis” a los alumnos, por lo que el coste de comprar los lectores se amortizaría con creces el primer año. Es decir que si el primer año compra el gobierno que sea, los lectores y meten dentro los libros electrónicos sería más barato que imprimir y distribuir los libros impresos en papel. Pero claro imprentas, centros de distribución, etc, se quedarían sin chollo, y como dijo Moisés, habría que aplicar el canon.

    Por cierto, ¿sabe alguien si los lectores que se comercializan en España pagan el dichoso canon?

    Yo trabajo en FP y aquí no suele ser habitual que se ponga libro de texto, digamos un 50/50. Yo jamás puse libro de texto, si acaso recomendé alguno.

    Un grupo de profesores está trabajando en un libro de texto cuyo objetivo es, entre otros, distribuirlo con licencia cc (by-nc-sa). Como lo hacen en sus horas libres y la cosa se alarga, para reducir el plazo de finalización, solicitaron el año pasado una licencia, amparados en una convocatoria del gobierno de turno. El gobierno no les dejó participar alegando que no cumplían una clausula. Los profesores le respondieron que la cumplían y demostraron los motivos de por qué sí. La respuesta del gobierno fue la misma sin intentar explicar su postura ni dialogar con los profesores. Los profesores siguen con el libro y lo sacarán cuando puedan.

    Lo que saco en claro de esto, es que a los políticos no les interesa que se publiquen libros de texto con licencias libres, como tampoco les interesa que se utilice software libre, con la de dinero que se ahorraría. Basta ver los “premios” que se dan a profesores por publicar contenidos educativos. La mayoría exigen que la obra pase a manos del gobierno (es decir, se quedan con los derechos de distribución), con lo fácil que sería imponer que la obra se distribuyese con una licencia libre. Excepción para el CNICE, que sí lo hace.

  16. Roberto

    22 agosto 2008 en 12:55 pm

    Hola Tendero

    Te llevo leyendo bastante tiempo y muy habitualmente estoy de acuerdo contigo. En este caso estoy totalmente de acuerdo… excepto en una cosa, que me ha sentado bastante mal, y es el hecho de echar en cara a los ecologistas que no hagan nada por el tema de los árboles.

    Es muy fácil (yo me incluyo) el quejarse y hacer uso del “derecho” a la pataleta echándole la culpa a los ecologista de no hacer nada pero, ¿tú has hecho o vas a hacer algo al respecto? ¿Vas a ir a quejarte al colegio, a la consejería de educación o al ministerio? ¿Has buscado algún sitio (organización) que luche por el uso responsable del papel (en este caso)? Supongo que para todo la respuesta es no. Te recuerdo que los ecologistas son gente voluntaria que hace lo que tú y yo podríamos pero no hacemos. Defender el medioambiente activamente (con campañas, concienciación…), así que creo que ya está bien de tratar a los ecologistas como un servicio público. Si te parece mal que se use mucho papel, movilízate por la causa.

    Sé que, a lo mejor, no lo has hecho con tanta intención como para ganarte este rapapolvo pero es que es el segundo caso en pocos días. El anterior este: http://www.elmundo.es/elmundo/2008/08/19/ciudadanobarcelona/1219131112.html

    Un saludo

  17. Alberto

    22 agosto 2008 en 2:32 pm

    Estoy de acuerdo en que se debería no fomentar sino obligar a utilizar los libros electrónicos, PDA, portátiles, etc, pero veo un pero.

    Yo sé cómo acaban los libros a sólo unas semanas de empezar, ¿os imagináis cómo tendrán los aparatos electrónicos los niños de 10 años?

    Porque no es lo mismo una Nintendo, una PSP que “el cacharro del cole”… La solución que veo es que llevase incorporado el Pro Evolution Soccer o uno de esos, ¡vaya si lo cuidarían!

  18. tendero-digital

    22 agosto 2008 en 5:49 pm

    Roberto:
    Solo tratar de devolver el rapapolvo. Hay muchos ecologistas que creen que hay que salvar al lobo de la tundra siberiana y tienen al lado de su casa muchas cosas más sencillas que resolver. Y si no lo digo reviento.

    Lolo:
    Esa es la clave separar lo que es libre de lo que es gratis. Porque cuentas esto a otros padres y te dicen: si los libros los regalan entre la Comunidad Autónoma y el Ayuntamiento…

    José:
    Si nadie dice nada de cargarse los libros en papel, que cada uno haga lo que quiera. Y si queremos libros en papel, pues hagamos taquillas con llave en los colegios.

  19. Julián

    22 agosto 2008 en 5:51 pm

    No es necesario recurrir a libros electrónicos, unas simples taquillas sería suficiente para evitar el tener que llevar todos los libros todos los días a la escuela… no siempre la solución más fácil es la más tecnológica.

  20. Esta semana he visto… XXXIX | Dondado

    23 agosto 2008 en 1:32 am

    […] de texto con licencia libre para evitar pasar por la caja de las editoriales todos los años? Reflexiones sobre la vuelta al cole del Tendero […]

  21. lentejo

    24 agosto 2008 en 7:21 pm

    Olvidate. Es una utopia.

    Habrá libros electrónicos el dia que promuevan los coches electricos, con Hidrogeno, etc…

    NO interesa. Mueve muchisimos miles de millones la gasolina, así como lo de las editoriales, que no van a permitir perder su gallina de los huevos de oro.

  22. Roberto

    25 agosto 2008 en 9:59 am

    Tendero, en eso te doy toda la razón y si es para no reventar, me vale la llamada de atención, sino no 😉

    Un saludo y enhorabuena por el blog 🙂

  23. Chano

    25 agosto 2008 en 7:11 pm

  24. maite

    31 agosto 2008 en 6:13 pm

    en mi comunidad autonoma los liros de texto solo se pueden cambiar cada 4 años y si algun departamento quiere cambiarlo antes debe pedir permiso a inspeccion.
    en cuanto a los regalos de las editoriales, los hay pero yo hasta ahora solo he visto estuches, bolis y un lapiz de memoria y no por elegir los libros si no por recibir al comercial. Si he oido de departamentos que han recibido ordenadores etc.
    lo de las taquillas, por mi experiencia creo que muchos alumnos no estan preparados. Trabaje en un centro que las tenia y tuve que interrumpir muchas clases porque “he perdido la llave de la taquilla”, “he cerrado la taquilla con la llave dentro”, “me deje los libros en la taquilla”…el cerrajero era un habitual.
    lo que tambien he visto es que editoriales cambian de nombre el libro, introducen 4 cambios y dejan de editar el anterior, por lo que el departamento se ve obligado a cambiar de libro.
    el tema de las nuevas tecnologias me parece muy bien, pero hoy por hoy los alumnos tienen carencias debido a que casi no lee y escriben todavia menos.

Mira además

Justicia decimonónica y realidad digital: el salto temporal

La justicia en España es hija (y de las menos queridas) de la Administración Pública españ…