Inicio Clientes La falacia del índice de reparabilidad

La falacia del índice de reparabilidad

9 minuto leer
3
0
533

Parece ser que nuestros políticos siguen haciendo como que hacen, pero al final no hacen nada. Uno de estos temas recurrentes desde hace meses en la agenda política (como dicen ellos) es el índice de reparabilidad.

En Francia ya han implantado dicha medida. Se trata de ofrecer un baremo que indica la facilidad que hay para reparar un dispositivo. De esta manera el cliente puede usarla como comparación para comprobar que aparato será más fácil de reparar en un futuro si hubiese problemas de uso. Nuestro gobierno está pensando en implantarlo también en España. Desde mi punto de vista se trata de un brindis al sol, veamos:

La facilidad para reparar un dispositivo frente a la compra de uno nuevo depende de:

  1. Las ganas que tenga el cliente de repararlo
  2. Los costes agregados al reparador: sobre todo impuestos. Es decir, conseguir un equilibrio entre el coste de la reparación en España frente al coste de fabricación en un país oriental.
  3. Los costes de mantener un sistema de gestión de piezas de segunda mano procedentes de desguace.
  4. La facilidad para conseguir piezas de repuesto
  5. La disponibilidad de información técnica que facilite la reparación
  6. Si se construye el dispositivo pensando en la reparación futura.
  7. Haya obligación de mantener compatibilidad y actualizaciones de software durante un tiempo determinado.
  8. No se habla nada de permitir la ampliación y modificación por parte del usuario, que creo que es también un derecho imprescindible y muy ligado a la reparación

Son temas de los que ya he hablado aquí otras veces como podéis ver si pincháis en los enlaces. La clave del asunto es que nos quedamos solo en el exterior: en la etiqueta con un número. El asunto es muy complejo. Por ejemplo, un fabricante puede apostar por hace dispositivos fácilmente reparables y ampliables. Pero para lograrlo el aparato debe ser ligeramente más grande y no tan bonito como los de la competencia… el resultado económico para este fabricante os lo adelanto: no vendería nada. Otro tema es que en estos momentos muchas compras realizadas por Internet provienen directamente del país del fabricante. No hay regulación nacional que cumplir. Por lo tanto, los clientes que preferentemente buscan el precio más barato comprarán productos donde no se ha pensado en su reparación.

Ahora mismo desde el punto de vista del político casi lo único que pueden hacer es usar la palanca (cuando quiero hablo como ellos) de reducir los costes agregados para el reparador o bien la de favorecer a los negocios que desguacen aparatos no usados para volver a poner las piezas en el mercado. Pero eso es algo que nunca harán. Ellos también van solo siguiendo una moda, pero no desean pulsar el botón que si pueden pulsar.

Llevo un par de horas abierta la tienda. En estas dos horas han entrado tres clientes con averías… y casi seguro que no reparemos ninguno de los tres aparatos que nos han dejado:

  • Impresora multifunción: aparato con 6 años. Lo ves por fuera y está nuevo. Pero aparece un mensaje de atasco de papel. Conocemos el modelo. Para llegar hasta el sensor que está dando el error hay que desmontar prácticamente toda la impresor. En tiempo es más de una hora. Peo además si el sensor no está sucio, sino roto… no hay forma de conseguir uno nuevo. Si tenemos en cuenta que una impresora semejante cuesta nueva (con cartuchos incluidos) 60 Euros… sacar números.
  • Ordenador portátil con 4 años que tiene roto el botón del encendido. Es una avería que ya hemos visto en el mismo equipo. El portátil es un ultraligero y llegar al botón de puesta en marcha es desmontarlo casi entero. Que con un portátil de 13″ y un kilogramo de peso es más de media hora de trabajo, pero con concentración total no se rompa otro componente. Este equipo tiene un problema con el retorno del botón y sensor de hardware que le indica la puesta en marcha. Pero esa pieza no la ofrece le fabricante. Tras 15 minutos de búsqueda la encontramos en una Web en Lituania… coste de la pieza 15 Euros, plazo de envio casi un mes. Así que el cliente se tiene que esperar un mes si portátil. Además, la reparación no es barata… se lo pensará.
  • Ratón al que le falla un botón: es un ratón que nuevo cuesta 8 Euros. De este mismo modelo reparamos al hermano mayor (que cuesta 70 Euros) y para repararlo hay que romper un par de trozos de pláticas y despegar otros con aire caliente. Está hecho así para que no se vean los antiestéticos tornillos que mantienen unida a la carcasa del ratón. Tiempo necesario más de media hora. Y además se notará que está reparado… conclusión: ratón nuevo.

Así que soy muy pesimista con todas estas novedades legislativas. Al final solo servirán para aumentar el precio a la hora de comprar dispositivos que entren a España por la cadena de suministros legal…y así se favorecerá la compra por Internet en los países fabricante de forma directa…

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por tendero-digital
Cargue Más En Clientes

3 Comentarios

  1. Jim

    24 marzo 2021 en 2:53 am

    Yo añadiría que además de disponer de piezas de repuesto, sean asequibles.
    Hay casos donde se puede conseguir la pieza y sustituirla en un tiempo razonable sin romper nada… Pero cuesta mas de la mitad que el equipo nuevo hace unos años, y casi tanto como un equipo nuevo moderno. Si se suma la mano de obra ya sale mas caro que uno nuevo.

    Responder

  2. NostromoADF

    26 marzo 2021 en 9:21 pm

    Yo he reparado ya un par de ratones Logitech, un Mx Anywhere 2 y un m705. Pedí 5 pulsadores por un par de euros y tiré de soldador y tiempo. Pero está claro que en un taller no merece la pena pagarlo, le vas a cobrar más de la mitad de lo que cuesta. También cambié la batería a mi anterior móvil, pero como la batería no era buena poco duró. Es complicado encontrar una batería que sea realmente genuina.
    Cuando la lavadora que venía con el pico (modelo básico) se estropeó y vi que seguramente serían los rodamientos del eje y para cambiarlos hay que desmontar casi toda la lavadora para sacar el tambor y cambiar el cojinete. Unas horas de trabajo para mi. Si te tienen que venir a arreglarlo podrían ser 100-150 € tranquilamente. Por 300 € me compré lavadora nueva de mayor capacidad, más moderna y que controla el peso al centrifugar para que no pase como a mi antigua lavadora.

    Responder

    • tendero-digital

      12 abril 2021 en 11:02 pm

      El tema de los ratones nos pasa lo mismo. En la tienda los dos ratones que usamos normalmente los reparé yo (perdiendo dinero) pero fue cosa de no tirarlos a la basuara. En casa lo mismo, el ratón que uso que tiene 6 años hace unos meses dejó de ir bien. Solo era suciedad, pero desmontarlo fue como hacer un puzzle de 5.000 piezas…

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: Changlonet S.L..
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Gigas que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Mira además

El otro roto del mundo del software en España

El pasado martes Eduardo Manchón publicaba un interesante artículo en El Confidencial que …