Inicio Clientes Compensa o no compensa II (algunas de arena)

Compensa o no compensa II (algunas de arena)

9 minuto leer
22
0
64

Hace unos días comentábamos por aquí si compensaba tener esfuerzos extras de atención con los clientes y si estos luego se acordaban de nuestras atenciones, cuando tocaba renovar sistemas informáticos. Puse un ejemplo donde si nos compensó. Pero ya advertía allí, que para cada caso positivo, teníamos tres o cuatro negativos. Y hoy toca hablar de la arena, de los clientes que tienen memoria de pez a la hora de hacer sus compras. Así que os voy a contar algunos casos de las últimas semanas. 

Teníamos unos clientes (vivían juntos al lado de la tienda) con dos PCs de sobremesa muy, pero muy antiguos. Nos los trajeron un par de veces para reparar. Como siempre les haces un presupuesto y empiezan a llorarte, si eso es muy caro, la cosa está difícil, los necesitan por los niños. Al final les aplicas la tarifa plana y lo reparas. Te vuelves loco buscando drivers para placas de hace dos años. En otro caso, tenemos que buscar una tarjeta de sonido con conexión Isa… pero piensas que estás sembrando. Esos PCs no pueden aguantar mucho y el cliente se acordará de tus desvelos. El otro día llegan con dos portátiles relucientes. Que se los acababan de comprar en una gran superficie y no se aclaraban para conectarlos en red, que si les decíamos como. Mi socio les hizo el presupuesto de ir a su casa, instalar un punto de acceso Wifi y la configuración. Empezaron a bufar, a decir que era muy caro… pero esta vez mi socio ya escarmentado, les dijo que esa era la tarifa.

Otro caso semejante, un cliente que nos trae un portátil muy venerable y anciano. Tenía un chip de memoria defectuoso. Conseguimos de segunda mano localizar un chip igual. Pero vemos en nuestros tests, que el disco duro está a punto de fallar. Cuando viene el cliente a recoger el equipo, se lo advertimos. Le decimos que haga copia de seguridad de todo y que vaya pensando en un portátil nuevo, porque al disco le quedan pocos meses de vida. Y pensábamos que no compensaría poner un disco duro Ata en un portátil de 9 años, además de que no estábamos seguros que los discos Ata actuales funcionasen en ese portátil. Hace unos días se pasa. Nos pregunta que porqué no se le oyen los discos de música originales en el portátil. Le decimos que no tenemos ni idea, que lo traiga y se lo revisamos. Va al coche y nos saca un portátil de última generación , que todavía olía a nuevo. Mi socio le hace el presupuesto de la reparación: “Peso si eso es una tontería, dime como arreglarlo” “Sencillo, lo llevas a la gran superficie y se lo preguntas a ellos si es tan sencillo”. 

En estos dos casos, lo que más nos cabrea en la tienda, no es el hecho de perder la venta. Lo que de verdad no entendemos, es que estos clientes que nos conocen, que saben que estamos ahí siempre para resolver sus problemas, que han visto nuestra tarifas… no son capaces de venir ni a pedir un mísero presupuesto. Pregúntame que precios y opciones tengo, que menos. Pues nada, ni eso. Se acuerdan perfectamente de donde estamos para venir a preguntar los problemas, pero no para venir a preguntar precios, ni para comprar. Memoria selectiva. 

Pero en ocasiones te piden presupuestos y el final es todavía peor. Tenemos un cliente que trabaja con nosotros como particular y como empresa. Es de esos además que le cuesta muchísimo pagar. Siempre va arrastrando y enlazando facturas con factura. Viene su hijo porque necesita un PC muy específico para su trabajo. Vamos que no servía cualquier ordenador para la nueva empresa del hijo. Le hacemos varios presupuestos, pero todos le parecían muy caros. Le explicamos que podemos traerle un PC que cueste la mitad, vamos que podemos montarle el PC al precio que quiera, pero que luego no hará lo que su hijo necesita para su nuevo trabajo. Le hicimos entre mi socio y yo como 8 o 9 presupuestos. Ahora con discos SSD, ahora con i7, ahora con otra caja, ahora con otro monitor. Al final parece que encuentra algo que le gusta. Nos dice que nos paga una parte al contado, otra se lo aplazamos, nos entrega un equipo de segunda mano para completar. Pero en esas que hay una subida de precio de algunos componentes, le recalculo el precio y no le gusta. Ya no sabemos nada más de él. 

Hace unos días aparece con un PC de marca. Su hijo al final se lo compró en una gran superficie (por supuesto que pagado con tarjeta a tocateja) y el equipo no acaba de ir fino, vamos que tarda mucho en ejecutar las tareas. Pero no es eso lo importante, se le ha roto el equipo, no arranca y en la gran superficie le han dicho que hay que enviarlo al SAT del fabricante. Nos lo trae para ver si podemos mirarlo nosotros. Mi socio le hace el presupuesto y le dice que necesitamos cobrar por adelantado antes de repararlo y por cierto que nos liquide también las tres facturas que todavía tiene pendientes con nosotros. 

Así que aquí tenemos tres ejemplos de clientes con memoria de pez. Clientes que piensan que nosotros tenemos la tienda por hobby o que somos de alguna religión que ha hecho votos de reparar y aconsejar, sin querer vender.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por tendero-digital
Cargue Más En Clientes

22 Comentarios

  1. lotas

    14 marzo 2012 en 8:54 am

    Qué cutre es la gente y qué estúpida…

  2. Medyr

    14 marzo 2012 en 9:03 am

    Es lo de siempre, la gente va a una gran superficie y pierde los papeles…. eso si, para las ñapas, a los de siempre, y como “es una tontería” a ser posible gratis.

  3. Amanoth

    14 marzo 2012 en 9:20 am

    Además de lo que comentas, la gente tiene el erróneo convencimiento de que en la gran superficie va a ser más barato que en la tienda del pueblo. Eso de comparar precios es una perdida de tiempo, pero como bien dices, cuando en la gran superficie no les solucinan el problema lo rápido que ellos quieren, entonces si que se acuerdan de la tienda y la persona que les atiende de forma más personalizada.

  4. Mr Tambourine

    14 marzo 2012 en 10:26 am

    Yo opino que es fácil perder el norte en una gran superficie, que si el dia sin IVA, que si Electro3, que si Feria de la Informática…. llega un momento en que tienes que sentarte a pensar que esos 700 euros que no pensabas ni por asomo gastarte cuando entraste siguen siendo 700 cuando salgas de la tienda.

    Tal vez deberías pensar en hacer algo parecido en la tienda, tipo “diez dias de oro” que en realidad son tres semanas. Cuando te plantas ante una oferta con fecha de caducidad se despierta un instinto consumista dormido.

  5. Kapisketo

    14 marzo 2012 en 11:05 am

    Últimamente me está empezando a sorprender la diferencia de precios que hay entre tiendas pequeñas y tiendas grandes (en especial en lo físico).
    En grandes superficios estoy viendo precios prácticamente idénticos a los vuestros pero con la diferencia de que las grandes superficies de personalización y soporte como que poco. Pena que no podais igualar los precios de ciertas tiendas online que son más baratas que muchos distribuidores.

    Como curiosidad el otro día probé a ver si lo de las pequeñas tiendas se aplicaba en todos los sectores, en una gran superficie una tabla para una mesa (con unas medidas un poco raras) me salía por 90€, probé en la carpintería del barrio y me la llevé puesta por 20€. Lo de los pequeños no sólo es en la informática 😛

  6. Modiglian

    14 marzo 2012 en 11:50 am

    Algo parecido nos pasa a nosotros en nuestro sector (librería). En Julio ponemos carteles bien visibles “Encargue ahora sus libros de texto, recoja en Septiembre, blah blah blah”, en Julio y la primera semana de Agosto no pedimos señal, a la vuelta de vacaciones, 50€ por curso (que no cubre el costo ni de 3 libros).

    A toooooodos los clientes habituales (es una tienda de barrio, casi siempre son los mismos) se les advierte, “encargadlos en Julio nada mas que estén las listas de los centros, os asegurais que no se agotan en Septiembre, os sale un poco mejor de precio porque puedo comprarlos a las editoriales/distribuidores que mejor precio me dan a mí, y lo repercuto en los clientes, 10% de descuento en material, a los que os dan la subvención de la Comunidad Autónoma os reembolsamos el dinero cuando traéis los chequelibro/tarjetalibro si recogeis los libros antes, en vez de esperar una fila de 1 hora”

    Pues nada, como si oyen llover, la gran mayoría como borregos el 20 tantos de Septiembre a preguntar si tengo los libros… “¿esos que no ha encargado?, “¿los mismos que se agotaron el año pasado y le dije que tardarían 15 días?”, “¿los mismos que no tiene el Carreforras ni el Tajo Británico?”.

    A eso hay que sumar los “listos” que van con la lista del colegio a los vendedores de Cajas y Emblistados… que por supuesto ni zorra de libros.
    Algunos tienen suerte, el resto se encuentran con que las listas de los colegios distan muuuuucho de estar bien redactadas, no especifican el ISBN, ni la edición del libro, ni si la asignatura requiere libro y cuaderno de ejercicios, ponen el ISBN pero mal la editorial o al contrario… una juerga. Esos inconvenientes podemos solventarlos los que sabemos lo que vendemos, los vendedores de Emblistados no, pero nada, si para “ahorrarse” 15-20 euros de 350, hay que hacer cinco o seis viajes en coche a 3€ de gasolina cada viaje, pues nada, se hace.

    Eso sí, al final de los viajes resulta que el libro de plástica, el de religión y el de música son de editoriales pequeñas que ellos no trabajan (mucho trabajo eso de buscar libros que no son Santillana-Anaya-SM-Otraeditorialgrande) o ediciones de hace 5+ años que tampoco las tienen y el de inglés no es la edición de este año, al santo profesor se le ha antojado la de hace 2 años.

    Esos a pedirlos al librero el 10 de Octubre, con el curso a empezar pocos días después, y dejando claro que corre ¡MUCHA PRISA EH! (frase que escucho mientras ausculto mi entrepierna), por supuesto se les dice que de prisa nada, esos hay que pedirlos a Ciudad-a-300km-de-aquí portes a nuestra cuenta (ya que a esas alturas no hay pedido para llegar al mínimo de portes pagados), no se admiten cambios, y pago el importe completo por adelantado… que no nacimos ayer, so “listo”, a ver donde están esos euros que te ahorrabas XD

    Los que los pidieron en Julio los recogieron a finales de Julio, primera semana de Agosto, o a la vuelta de vacaciones, con todos los libros raros incluídos (salvo que no haya porque la editorial va con retraso, que esa es otra), no han tenido que estar con el coche de acá para allá a ver si estaban los libros que faltaban, simplemente dar la vuelta a la manzana y pagarlos.

    La gasolina hay que pagarla, y el tiempo vale dinero.

    Lo de encargarlos con tiempo al que sabe, te los da bien, si hay errores en las listas investiga y las corrige, si te da un libro equivocado se recorre con su coche todos los distribuidores hasta dar con uno que tenga el correcto, si en las listas ponen un cuadernillo de la editorial NiEnSuCasaLoConocen que cuesta 3€ (es decir, beneficio ridículo) se rompe los cuernos hasta encontrar quien demonios distribuye eso, lo tienes al ladito de casa, te dice que libros del hijo de la vecina le valen al tuyo este año, etc… y que no te da dos sopapos cuando le dices lo caros están los libros cuando te acaba de ver bajarte de tu Porsche Cayenne… no mujer, eso sería demasiado razonable.

    Anda y que les ondulen.

    • Mr Tambourine

      14 marzo 2012 en 2:20 pm

      No me lo recuerdes….

      El primer año de cole de mi hijo mayor acudí como un borrego al Cutrefúr, con mi lista. Hice cola, entregué mi lista y a esperar a Septiembre.

      Cuando falta una semana para empezar el curso y no me llaman empiezo a agobiarme. Que si no está el encargado de eso, que si la editorial va con retraso…

      Cuando ya empieza el curso me presento y les digo que me den lo que tengan. De una asignatura me daban el primer y el tercer trimestre. Les pregunto, “¿Y qué hago con el segundo? ¿que se quede el niño en casa?”, y la respuesta del empleado de turno fue “Pregunte en una librería de barrio”. Si hubiéramos empezado por ahí….

      Escocido y pilladísimo de tiempo recurrí a una de las librerías del pueblo, quienes alucinaban con lo sucedido. Me dijeron que era imposible que el Cutrefúr hiciera eso porque no se vendían los trimestres por separado (¡encima tienen mérito en su inutilidad!). Me consiguieron todos los libros en un tiempo récord, y los que no pudieron por problemas en la editorial estuvieron pendientes hasta conseguirlos. Ni que decir tiene que ya ni me planteo adónde comprar los libros, y siempre que sale el tema aprovecho para contarlo.

      Lo único bueno del Cutrefúr es que me devolvieron la pasta.

  7. Roberto Garcia

    14 marzo 2012 en 12:24 pm

    El problema de los clientes sin memoria lo llevo sufriendo muchisimos años.

    Solo estas cuando no les dan solucion y a ti te tienen que regatear los precios siempre, eso si, a la gran superficie el precio marcado y sin rechistar.

    Ademas de que a ti te piden el Office, autocad, photoshop…. en version “gratis” pero ni locos se les ocurre pedirla en la gran superficie.

    Pero creo que es con lo que tenemos que lidiar dia sí, dia tambien.
    Yo ya tengo tarifa especial para equipos no propios.

    Un saludo,

  8. Modiglian

    14 marzo 2012 en 2:47 pm

    Juas, si, eso lo he visto, antes solo era en loa cuadernos de ejercicios, pero desde que los libros también los editan por trimestres… Pues abren el plástico y sacan trimestres sueltos, con un par, si señor XD

    Lo que no se es como hacen para facturar, porque cada trimestre lleva su propio código de barras, supongo que lo que hacen es pasar el plástico que los envuelve, que suele llevar el código de barras e ISBN del conjunto… ¡Todo por la patria!

  9. Kinestesico

    14 marzo 2012 en 4:13 pm

    El mismo caso traslado, pero con los minoristas. Memoria selectiva. Tengo mejor precio en integración que el proveedor habitual de varios clientes de mi zona. Es el condicionante principal (pagan a transferencia, portes no existen, etc.) Pues bien, no contento con eso, a más de uno, he ayudado con dudas técnicas muy especificas e incluso he buscado algo de algún fabricante que llevamos, demasiado caro y trabajoso para compensar traerlo… Y estos clientes siguen a lo suyo. Al igual que tu dices tendero, a veces no compensa

    • tendero-digital

      15 marzo 2012 en 2:42 pm

      Con proveedores nosotros aplicamos una regla. Hasta que no surge una incidencia y vemos como responde no pedimos cantidad. Luego está el tema del material el stock. En ocasiones compramos tentándonos la ropa, pero porque esa referencia solo está en stock allí. Y hay cierto material sensible que encontramos más barato o en stock, pero solo lo pedimos a proveedores que sabemos que su Sat en eficiente.

  10. Ozumad

    14 marzo 2012 en 5:24 pm

    Mira que mi ramo es muy distinto al tuyo, pero la problemática con ser profesional con un cliente o no y hasta que punto asesorar “gratis”, creo que es el tema de todas las tiendas que conozco. El tema que pienso es que hay que distinguirse de una gran superficie, siempre y cuando sea rentable.

  11. Manu Mateos

    14 marzo 2012 en 6:38 pm

    Yo, siempre desde el lado del cliente, reconozco ir a comprar a tiendas de informática y preguntar precios y demás muy a menudo, siempre que necesito algo. Prefiero apoyar al sector a ir a la gran superficie de turno donde si tengo algún problema no me van a hacer ni puto caso. En la tienda pequeña, además, voy a recibir consejo de alguien que sabe más que un tío engominado que te dice que tienes “dos teras de memoria RAM”.

    Sólo he comprado dos cosas “del sector” en grandes superficies. Ordenadores portátiles. Todavía estoy esperando (y va para tres semanas) que me avisen de la tienda a donde voy habitualmente a ver si han localizado el equipo que buscaba (ultrabook Acer S3), que acabé por comprarme en Carrefour por llevármelo en el momento, y debido a que las tiendas no tienen (porque no pueden, sobre todo) tener stock de este tipo de cosas.

  12. Modiglian

    14 marzo 2012 en 7:05 pm

    Desde el otro lado del mostrador (como cliente) siempre compré en la tienda de un amigo (al que conocí antes de que tuviera la tienda) y lo que le decía siempre, si me voy a pulir 50.000 ptas en una tarjeta de vídeo, no voy a ir a XXX tienda grande porque la tengan a 500 ptas menos. Y su tienda no me pillaba precísamente cerca de casa.

    Cuando cambié de lugar de trabajo, compré un disco duro, una grabadora de cds, un procesador (Athlon XP 1400, que ya por entonces era lo más barato del catálogo, pero para una máquina de oficina y poco más…) para reemplazar a un Duron 800, en una tienda cercana a mi trabajo, también pedí precios de 4 modelos de portátil a los que tenía echado el ojo en el SIMO (me gusta tocar 8)

    El procesador se quemó nada mas arrancar la primera vez, habiendo comprobado voltaje, multiplicador, que la placa Asus lo soportaba, antes de montarlo, habiendo descargado estática antes de tocar nada, como siempre… los muy cabrones diciendo que lo había montado mal yo… claro hombre, solo he montado unos 15 equipos mios y de colegas antes, no se leer las instrucciones para montar un procesador.

    Total, que volví a montar el procesador viejo y lo dejé hasta el mes siguiente que fui donde siempre a por otra cosa, le comenté lo que había pasado, metió la mano en una caja que tiene con micros que desmonta de equipos viejos, me dió un Athlon XP 1400 “llévate este, debería funcionar, no me pagues nada”… Y yo… ya que estoy, mírame a como sale un TFT Eizo 17″(casi 100kptas entonces) que casi 14 años después sigue como nuevo.

    El procesador funcionó perfectamente, claro, el año siguiente le compré un portatil Toshiba de 2.400 €… y me lo llevé a la tienda del “simpático” a ver si tenía una buena funda de cuero, que acababa de comprarlo y no era plan de llevar un portátil tan caro lleno de ralladuras XD

    El NAS Qnap de 4 bahías con sus discos de 2 tb (rondando los 800€ el conjunto), el otro portátil Apple 1300€, dos impresoras, scanner, otro monitor TFT de 22″ de 500€… dos equipos completos supertorre a unos 1500€ cada uno y una miríada de trastos diversos tanto para mí como para quienes me piden consejo.

    Creo que al “simpático” le pedí precio de unos 15 artículos (los de más precio) que por supuesto compré en donde había comprado siempre… y hacía esfuerzos por no reírme en su cara.

    Por un mísero procesador a punto de descatalogar que no llegaba a 20€ perdió un cliente que compra un dineral (para ser un particular que no gana un pastizal) cada año.

    Ahora que lo pienso… creo que voy a pasar el pc “viejo” a mi padre, y me gustan los Imac de 27″, salgo un momento a pedirle precio al “simpático”… XD

  13. chamaruco

    14 marzo 2012 en 7:26 pm

    Como ya he comentado más veces, pasa en toooodos los sectores en tooodos los campos, en tooodos los sitios.

    Hace años que dejamos de vender material fotográfico, que es nuestro sector, razones:

    -Precios absusivos en los distribuidores que sólo nos permiten vender el material con un margen ridículo. Y cuando digo ridículo, quiero decir absolutamente ridículo.

    -Comportamiento del cliente tipo (o sea, la mayoría), que nos hacía siempre la operación “centro comercial”; consistente en venir, mirar, tenerte hora y pico resolviendo todas sus dudas al respecto y asesorándolo… y largarse a ahorrarse 10€ o menos al carreflus.

    Eso sí, las hemos tenido de todos los colores.

    -Cliente que te viene con la cámara recien comprada y metida dentro de su bolsa del carreflus, a que “le expliques como funciona”, por supuesto gratis; y cuando le dices que de eso nada, soltarte que estuvo “el otro día” y “vi como estuvisteis mucho rato explicándole todo el funcionamiento de esta cámara a otra”… Contestación nuestra: “Damos soporte a los productos que vendemos nosotros, no a los comprados en Carreflus”.

    -Gran superficie francesa conocida de todos, que se pone a importar de forma paralela cámaras de una marca conocida, porque el distribuidor nacional no quiere ofrecerle precios de venta diferentes al resto (algunos importadores eran listos y todo), con la consecuencia de que traen un modelo de cámara pero con la denominación de modelo americana. Cliente que se presenta en la tienda reclamando el ejercicio de una garantía con una cámara de ese modelo, afirmando que nos la ha comprado a nosotros, y que ha perdido la factura de compra… porque ha ido a la gran superficie y se entera de que ese modelo no tiene soporte en Europa. La cara del paisano es un poema cuando le decimos que esa cámara no puede ser nuestra, que es el modelo americano y que solo lo están vendiendo en un sitio muy concreto. Por cierto, el precio de la gran superficie 10€ menor en 300…

    -Cliente que trata de EXIGIRME que tramite una garantía de un producto que no he vendido yo, porque en la gran superficie no le han hecho caso…

    Y eso con el material… pero nos ha ocurrido con casi cualquier cosa:

    -Venir a reclamar un revelado que no es nuestro e insistir y reinsistir que sí que lo es… cuando ni es la misma marca de papel que usamos nosotros y, esto es lo mejor, cuando por detrás viene el código de revelado que empieza por CARREFOUR###

    -Venir con una foto que no hemos revelado nosotros y un marco que no hemos vendido nosotros a que se lo montemos (gratis), curiosamente, con la misma excusa que conté antes: ví que el otro día se lo haciáis a uno.

    -Encargar un producto de 50€ y pretender que les regalemos uno de 65€ “porque mira la de fotos que te he encargado”.

    Y luego nos extrañamos de como va el pais, si no hay dios que respete el trabajo de los demás.

  14. Modiglian

    14 marzo 2012 en 7:55 pm

    Leyendo lo de las garantías… viene una con libros de inglés equivocados para el colegio al que va su hijo, nosotros que tenemos una ficha por cliente que encarga los libros, que etiquetamos con nuestro código libro a libro… y no habíamos traído ni un solo libro de esa editorial y edición, porque al no coincidir los datos que daba la lista del colegio con el ISBN fuimos a asegurarnos de cuál es el que quería el profesor de inglés.

    Pues le dijimos que nosotros no le habíamos vendido ni ese libro ni ningún otro de ese curso, que tenemos anotados todos los encargos, van etiquetados con nuestro código, etc…

    Por la tarde vuelve la misma, esta vez con el marido, al cual le dije lo mismo… según se lo cuento veo que se va poniendo de mala leche, pero no conmigo, se vuelve a su mujer y le dice “¿Me has hecho pedir salir del trabajo una hora antes para venir a hacer el ridículo aquí? ¿No habías encargado el curso de libros entero en el Carreflúss?, anda, tira para casa y ya lo arreglaremos”

    El caballero se disculpó y yo le regalé un boli por hacerme disfrutar XD

  15. Nostromo ADF

    14 marzo 2012 en 8:06 pm

    Yo como cliente se que en una gran superficie no voy a recibir ningún asesoramiento y si he comprado algo ha sido algún dispositivo externo. En cuanto a un ordenador de sobremesa personalizado, siempre ha salido y sale mejor en una tienda de informática. Hoy en día la mejor forma de comparar precios es mirar en la página y comprar a través de internet. Muchas tiendas tampoco saben mucho sobre lo que venden, que sueltan cada una que “pa que”. Pero por lo menos están montando y arreglando ordenadores continuamente y saben de que pie puede cojear. Yo no necesito ayuda para trastear con el ordenador, pero mis años de formación como afición me ha costado. Cuando algún aparato electrónico no he sido capaz de arreglarlo(muy pocos) y merecía la pena lo he llevado al servicio técnico y he pagado la tarifa establecida sin problemas. Porque se que me está cobrando por saber que componente cambiar y tener las herramientas adecuadas para ello. Porque yo muchas veces cuando arreglo algo me cuesta mucho tiempo ya que cada avería es nueva para mi, cuando un técnico lo hace en 10 minutos porque la ve todos los días.

  16. Diom3des

    15 marzo 2012 en 12:21 am

    Llevo ya unos años en el sector y he reparando unos poquitos equipos, desde mi experiencia no hay nada peor que los equipos de marca de las grandes superficies nosotros los denominamos “equipos bomba”. Te lo venden a un precio de escándalo y todo muy bonito y luego por dentro llevan componentes de lo peorcito y configuraciones muy desequilibradas, me imagino que todos habréis visto esos flamantes i7, “lo último para juegos”, acompañado de una vga de gama baja, pues a eso me refiero.
    Hace poco me trajo un cliente un maravilloso Acer porque no podía instalar ningún juego a su hijo ni que decir tiene que lo único que merecia la pena del equipo era la torre, por lo bien que tenia ubicados los Usb delanteros jajaja, y la licencia Windows Vista que traía. Eso si le costo 259€… pues toma rebajas XD!!

  17. Vicent

    15 marzo 2012 en 8:35 am

    Como cliente vuestro y como cliente en general… entiendo lo que cuentas (y lo que cuentan muchos en los comentarios).

    Ahora bien, mi respuesta sería clara: sí que vale la pena. Aunque no lo parezca.

    Aunque está claro que hay clientes “con una cara muy dura”, en general un cliente vuestro puede llegar a pensar (acertadamente o no) que “estos son muy caros para comprar un ordenador”, pero ese mismo cliente puede llegar a tener claro que “son muy fiables para reparaciones, consultas, etc.”. Es decir, que a lo mejor aquello en lo que sois más competitivos (vuestro “nicho”) es en ofrecer un buen servicio, de calidad, un buen asesoramiento… Y eso no lo podéis perder; sería una pena. Porque, aunque haya clientes “carotas” y que intentan “regatear” en todo, etc., al final todos tendrán una idea clara de lo que ofrecéis vosotros que no ofrecen las grandes superficies. La cercanía, la simpatía… son armas que podéis utilizar también, además de la calidad en el servicio.

  18. Mr Tambourine

    15 marzo 2012 en 10:54 am

    Tampoco deberíais daros por vencidos, el factor arrepentimiento juega a vuestro favor. Cada vez hay más arrepentidos (me pido primer) que vuelve a mirar a las tiendas de barrio a medida que los grandes minoristas van recortando gastos y ofreciendo peores servicios.

    Cuando ves que en una gran superficie no eres mas que un número pero el pequeño comercio te responde y se preocupa por resolver tus problemas, eso no se te olvida, sabes que puedes contar con ellos.

  19. MuR3

    16 marzo 2012 en 12:35 am

    Se intenta hacer el trabajo lo mejor que se puede o se sabe, una de las cosas que te la experiencia es saber localizar a esos clientes pesados en 4 minutos.

    En estos casos yo tengo/hago dos cosas:

    1 Les meto mano de obra por lo alto en el presupuesto, sabiendo wue en un futuro me van a dar la tabarra, al menos yo lo pagaron con crrces.

    2 Se les soluciona el problema lo mas rapidamente posible , se cobra y a otra cosa.

    que les parece caro, puerta, ys volveran y entonces sera el doble.

    Ya estoy trillado de gente asi, un buen hachazo y carretera.

    Sin contemplaciones, el primero wue valora su tiempo y trabajo soy yo mismo.

    A los que veo que de verdad necesitan consejo ayuda y puefen ser buenos futuros clientes, a esos hasta un cafe les invito si hace falta.

  20. ToPo

    16 marzo 2012 en 1:09 pm

    Es muy sangrante cuando alguien te pide ayuda para preparar y presupuestar un ordenador, te molestas en ver que van ha hacer con el y cuanto se quieren gastar, preparárselo…. y ver que tiene un PC supermercadero cuando les preguntas.

    No sera porque no les avisaste 100 veces que esos 30-50 euros de ahorro no lo son porque las piezas que integran son a medida para ese equipo, que la garantía es de TODO el equipo (y por piezas solo mandas el SAT lo que casca, amen de que muchos fabricantes dan 3, 5 o 6 años de garantía en SU pieza) y que se olviden de un buen envejecer del equipo.

    Luego es cuando alguien que hereda un Acer supermercadero pretende darle caña y ve que a parte de gráfica hay que meter RAM… pero solo tiene 2 dimm, hay que tirar la vieja y comprar nueva (a paseo aprovechar nada), una fuente nueva porque la que tiene da justin para lo que tenia el equipo y la gráfica nueva se ríe de la fuente.

    Y te dice todo serio… ¿Como se le ocurrió a mi hermano comprar esto? El día que compre uno que me lo monten en una tienda.
    Que majo, y eso que solo ha pagado la ampliación, cuan doloroso si fuera suyo el desembolso del ordenador original.

Mira además

Vendiendo a las Administraciones Públicas

Este año hemos vendido más que otros años a Administraciones Públicas. Son operaciones que…