Inicio Hardware Con esta marca, no se puede fallar

Con esta marca, no se puede fallar

11 minuto leer
11
0
61

Cada vez más, a la compra de tecnología digital, podemos aplicar las reglas normales del marketing más tradicional. No solo del marketing, sino de la psicología básica. El mes pasado, tuvimos una serie de clientes, todos afectador por el síndrome de si es caro y es de marca superguay… no puede fallar, la culpa será de otro dispositivo. Pero como voy liado, pues se quedó en la lista de post pendientes. Pero hace unos días, leyendo un Twitt de @eduo, recorde el tema.

 

Female hand taking notes at red wine tasting.

 

 

En el tweet @edu comenta, como a la hora de catar un vino, aquellos que son más caros, obtienen más puntos. Vamos que un vino que sabemos que es más caro, tendemos a decir que está mejor.  Y yo lo confirmo, pero no solo con el vino, sino con muchas más cosas; y en lo que me afecta a mi, con el uso de dispositivos digitales. El marketing está cada vez más introducido en las compras de tecnología. Y cuando un cliente no quiere leer especificaciones técnicas, ni pensar sobre lo que necesita… pues acude al recurso de la marca con fama o al del precio de compra y tema resuelto. Y luego viene la diversión. Como siempre, algunos ejemplos:

Con el MacBook Pro, no me hubiese pasado:

Viene un cliente, que nos cuenta sus necesidades. Concretando, necesita un portátil con buena resolución de pantalla, mucha velocidad de proceso, mucha memoria, mucho disco duro y pantalla táctil. Así que después de proponerle muchos equipos, se decanta por un Lenovo. Le añadimos un disco SSD de 250 gigas para el sistema y le ampliamos la memoria RAM a 16 gigas. El cliente además nos compra un par de discos duros externos USB 3.0, porque necesita mover la información en ocasiones.

Al cabo de unos días, nos llama por teléfono y empieza la conversación con la frase del título: “Con el MacBook Pro, no me hubiese pasado”. No le quise explicar, que Apple, todavía no tiene MacBooks  Pro táctiles… Bueno, el problema, es que el Lenovo reconocía mal los disco duros externos. Que a veces si que los veía, que otras veces no… ya sabía él que esa marca no era de fiar. Como siempre hacemos, le pedimos que nos traiga el portátil y los discos duros a la tienda.

Viene con los tres, los dos discos y el portátil. Yo voy probando los discos y ningún problema. Por si acaso, los conecto a nuestro PC de pruebas. Le explico, que debe conectar los discos a los conectores USB azules, porque así los discos externos irán más rápidos. Le muestro además que al hacerlo así, se enciende una luz azul en el disco duro. El me dice que lo hace así, pero que cuando conecta los dos discos es cuando fallan. Así que conecto los dos discos y le muestro que van bien. Se va, pero no muy convencido.

Al día siguiente, vuelve a llamar y le coge el teléfono mi socio. Se va mi socio a su casa, a ver si tiene algún fantasma allí que hace que lo que en la tienda funcione, fuera falle. Y al rato vuelve mi socio con cara de cachondeo. Me cuenta, que el cliente estaba usando un ladrón de USB 2.0 de publicidad, que no solo es que era 2.0, sino que se calentaba y el propio duplicador consumía el poco voltaje del puerto USB y claro, no llegaba potencia eléctrica para mover los discos duros externos. Además al mismo puerto había conectado una luz usb externa, un teclado, una WebCam y un ratón… pero la culpa era del Lenovo.

Esto no puede fallar en un Apple

Sigo con la marca de la manzana, porque es una de las que más expectativas levanta… y luego pasa lo que pasa. Cliente, que tenía un PC con más de 10 años. Su hija decía que iba lento (con toda la razón, el equipo era antiguo y además cuando lo compraron, pues no era gran cosa). Al final le compran un portátil de Apple tope de gama. La niña, quería ver sus series favoritas en la TV de su cuarto (si, para eso usaba principalmente el portátil antiguo). Pero claro, Apple no suele montar HDMIs en sus equipos. Y no podía conectar directamente el portátil a su TV. Entonces se compró un disco duro externo, para pasar las películas bajadas con el Apple al disco, conectar el disco por USB al TV y entonces ver sus series favoritas; y allí empezaron sus problemas. Para resumir, llegan a la tienda el padre y la hija. El padre casi no se podía aguantar la risa, la niña al borde un ataque de nervios. Ella no entendía, que el Apple no hiciese él solo, lo que ella pretendía. Al final, nos fuimos a su casa, le explicamos como formatear el disco, para que funcionase tanto con el MacOs, como con el TV y tema resuelto. Pero me alucinaba, como la niña pensaba, que puesto que se había gastado 1.500 Euros, el Apple, debía ir solo, que vamos que le debía leer el pensamiento.

Como no lo hace el Samsung S6

Cambiamos de marca, pero no de idea. Viene un cliente, que nos compra un portátil Toshiba Portege. Lo va a usar para trabajar en sus viajes. Le explicamos, que si ésta en algún sitio donde no tiene Wifi, puede usar el 3G del teléfono móvil y compartirlo por Wifi con el portátil. Al cabo de unos días, viene el cliente y nos dice que el portátil no funciona, porque no se conecta al Wifi de su Samsung S6. Aquí teníamos un conflicto de tracción de marca. Para mi socio y para mi, un Toshiba Portege, es más de fiar que un Samsung S6… pero no así para nuestro cliente.

Así que sacó mi viejo Nexus 4, activo el 3G por Wifi… y el Toshiba se conecta al instante. Cogemos el Samsung y le damos unas cuantas vueltas… al final me pongo a mirar algún tutorial por la red… y descubrimos lo que pasa. El cliente había comprado el Samsung con un contrato de permanencia en una operadora tradicional. Esta operadora, no permitía activar la opción de compartir el 3G por Wifi, así que Samsung había bloqueado esa opción en el móvil. Por cierto, lo mismo nos paso con un cliente con un iPhone.

 

Resumiendo, ni las mejores marcas son perfectas. Al final, lo que importa es pensar un poco, cuales son nuestras necesidades y comprar en consecuencia.

 

 

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por tendero-digital
Cargue Más En Hardware

11 Comentarios

  1. reboot

    22 febrero, 2016 en 18:33

    Si te sirve de consuelo, en la farmacia pasa LO MISMO.

    • tenderodigital

      22 febrero, 2016 en 18:50

      Pues va a ser algo general…

  2. UnLector

    22 febrero, 2016 en 21:14

    En los MacBooks se puede conectar un HDMI, solo necesitas un adaptador como este:

    http://www.dx.com/p/mini-displayport-male-to-hdmi-female-adapter-1080p-34025#.VstrH9ViCnM

    Por 3 dólares lo tienes.

    Lo bueno y a la vez malo de los Macs es que el hardware es limitado, por lo que el sistema operativo funciona correctamente siempre, es muy raro que pase como en Windows que dé conflictos de drivers o algún componente funcione de manera no esperada. En ese aspecto no tiene rival, a si que se podría decir que sí, en algunos casos: “Esto con un Mac no pasaría”

  3. John Constantine

    23 febrero, 2016 en 9:27

    Yo, por experiencia propia y por todo lo que cuentas, dudo mucho que las nuevas generaciones estén tan versadas en lo digital como en algunos sieitios nos quieren hacer creer.

    Si, el whatsapp, el Instragram y el Facebook lo manejan como nadie, además de poder hacer mas pulsaciones por minuto con el móvil que nadie. Pero pídeles tú que resuelvan un problema que afecte a uno de sus dipositivos.Ahí, exactamente igual que sus padres. Y los padres al menos tienen excusa.

    • Errepunto

      23 febrero, 2016 en 16:47

      Sobre los “nativos digitales” suelo decir: deja a un chaval de 15 años con un ordenador sin sistema operativo y el CD de instalación del sistema operativo al lago, y observa como llora 🙂

      Sobre las marcas, me temo que es algo universal. No hay más que ver en los productos de consumo habitual, las marcas blancas y las marcas “de pedigrí”: algunas sólo se distinguen en el etiquetado, saliendo de la misma línea de producción, pero la que sale por la tele siempre es “la mejor”…

      Por otro lado, nunca entenderé como la gente puede gastarse tanto dinero en un producto y luego hundir su rendimiento por racanear en tonterías como el hub USB cutrongo.

      ¡Saludos!

      • Marcos

        23 febrero, 2016 en 22:59

        Como he visto yo crossover, los nuevos 4×4, y meterle ruedas kormoran, ya que las suyas eran muy caras.

  4. Macross

    24 febrero, 2016 en 22:53

    La verdad que me asusta lo que comentas en la ultima historia, que una operadora apriete para que le capen una característica a un movil y encima que las empresas acepten (sobretodo Apple que cuando quiere hacer una batalla legal tiembla la tierra).
    Desconozco las tarifas y precios que ofrecen en España y si son muy convenientes o no, pero en mi país (Argentina) yo ya no vuelvo a comprar un celular que no sea libre, los contratos que ofrecen son como contratos con el diablo, pero con incrementos periodicos sobre la cuota mensual.

    • tendero-digital

      25 febrero, 2016 en 20:28

      Pues pasa con Apple, con Samsung, con Huawei.. que yo haya visto.

  5. Rubencito

    28 febrero, 2016 en 9:16

    Me gustaría conocer cuál es la operadora en cuestion. Se puede poner?

    • Pepe

      5 marzo, 2016 en 9:43

      También quisiera saberlo.
      Sabía que en USA pasaba, pero en España no lo sabía.
      Y si al S6 se le pone una rom oficial de Samsung però libre? (no de operadora).
      Y no tenía ese móvil la opción en el menú? O la tenia y no funcionaba?

  6. ipj

    9 marzo, 2016 en 12:12

    Tendero, eso está más que estudiado. En psicología se llama “efecto halo”, que quiere decir que si algo tiene unas propiedades o características, automáticamente se le achaca también otras propiedades o caracterísiticas.

    Por ejemplo, si vemos a alguien apuesto y con un traje elegante, automáticamente pensamos que también es millonario y que conduce un coche de gama alta, cuando no tiene por qué ser así.

    Más explicaciones: https://es.wikipedia.org/wiki/Efecto_halo

Mira además

Lo más nuevo no siempre es mejor

El mundo del hardware sigue siendo complicado a pesar de que cada vez se le da menos impor…