Inicio Otras cosas Jim´s Ideas (II): visitas de inspección

Jim´s Ideas (II): visitas de inspección

5 minuto leer
3
0
63
Esta entradas es la parte 2 de 6 de la serie Jim´s Ideas

Los clientes que trabajaban en una gran superficie resultaron una fuente de inspiración genial. Además de las tabletas que no vendían, me contaron otras muchas Jim´s Ideas. La que transcribo hoy consiguió sorprenderme y eso es difícil porque mira que visto ideas de Jim alucinantes.

Visitas de inspeccion

 

Visita de inspección

Me contaron que en su centro de trabajo le tenían mucho respeto (por no decir miedo) a la visita de inspección de un jefes especialmente quisquilloso con la limpieza y el orden. El primer año que ellos estaban trabajando les avisaron con una semana de antelación de la visita de este jefe. Así que durante los días previos la mitad de la plantilla se dedicó a ordenar el Centro Comercial. La parte visible normalmente está ordenada y limpia y ahí no había mucho trabajo. Pero del almacén que no ven los clientes… pues salieron sapos y culebras. Pero al final quedó todo ordenador y todo limpio  listo para la visita de inspección.

Pero durante la visita el jefe no ponía buena cara… al final obtuvieron una nota muy baja. Y esa nota computaba mucho para cobrar los bonus de fin de año. Así que el jefe del Centro Comercial llamó al jefe de otro Centro que había pasado la visita con una nota muy alta. Y escuchó atentamente lo que debía hacer en la próxima visita.

El año pasó pronto y volvió a llegar el aviso de la visita de inspección del superjefe. Como la vez anterior empezaron a limpiar, pero cuando fueron a ordenar el almacén las órdenes eran cuanto menos curiosas: había que mover todo el material salvo cuatro cosas lo más cerca posible de los muelles de carga. El día antes de la visita del superjefe recibieron un aviso. El día de la visita toda la plantilla debería entrar a trabajar dos hora antes. Cuando llegaron al Centro Comercial vieron una fila de camiones. Y en las dos horas antes de abrir al públicos cargaron casi todo el contenido del almacén en los camiones que esperaban delante de las puertas traseras del almacén. Y los camiones se fueron a dar vueltas por los alrededores. Entonces volvieron a limpiar y hasta encerar el piso del almacén. Cuando el superjefe vio tan bien ordenado y limpio el almacén los felicitó. Ese año obtuvieron un 10 de nota de la visita del superjefe.

Yo creo que el taimado jefe tenía algún familiar con una compañía de transportes

Series Navigation<< Seguimos ahorrando en grandes empresasJim´s Ideas (I) >>
Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por tendero-digital
Cargue Más En Otras cosas

3 Comentarios

  1. Orphan

    17 noviembre, 2016 en 10:19

    No le gustaba el stock.

    • Muchapicha

      18 noviembre, 2016 en 19:47

      Exacto. Almacen lleno significa pocas ventas en sus superdotados cerebros, y por tanto no merecen bonus de fin de año.

      Es todo pura y simple lógica…

  2. HAST

    17 noviembre, 2016 en 12:01

    Otro superjefe fan de la política logística de Toyota

Mira además

Cuadernos de la fábrica de hielo (II) no todo se le ocurre al jefe

Esta entradas es la parte de 2 de la serie Cuadernos de la fábrica de hieloCuadernos de la…