Inicio Otras cosas Los AdBlocks no bloquean esta publicidad

Los AdBlocks no bloquean esta publicidad

5 minuto leer
11
0
17

pero deberían. Bueno más que los AdBlock los propios periodistas. Pero la verdad es que es difícil porque por un lado puede que cobren por ello y por otro como todos los días hay que publicar algo, pues bienvenidas sean las notas de prensa de las grandes empresas.

Notas de prensa

Realmente la imagen que hay arriba es la contraria de lo que yo vengo observando en la prensa actual. O tal vez dependa de quien y como envían la nota de prensa.

Hoy en día las grandes empresas tienen en su Departamento de Marketing a empleado que solo se dedican a generar “noticias” para que aparezcan sobre todo en los medios de información generalistas: prensa, radio y televisión. De esta forma la marca para la que trabajan siempre está apareciendo delante de los ojos de los clientes y la relevancia y valor de la marca aumenta con una inversión mínima. Se trata de algo que legítimo pero que solo beneficia a las grandes empresas. Que una compañía pequeña como nosotros envíe una nota de prensa y seguro que acaba en la basura.

Hace un par de meses cogí yo solo un cabreo. Noticia de varios fabricantes de hardware que presentaban como gran novedad PCs gamer de pequeño tamaño. Publicada en más de media docena de medios generalistas y en varios especializados. Y por supuesto todas las marcas grandes multinacionales extranjeras. A nadie se le ocurrió mirar si eso ya se ofrecía en España. No digo que sepan que nosotros llevamos 8 años vendiendo PCs más pequeños que los de la nota de prensa y más potentes, sino que pienso en empresa más grandes que nosotros que también ofrecen este tipo de producto. En este caso en el año 2.008 enviamos notas de prensa con lo que entonces era una novedad… ninguna se publicó.

He rescatado esta historia de la libreta de pendientes mientras desayuno. Miro el resumen de prensa y veo la misma noticia en 6 medios de comunicación “Amazon presenta una jornada de trabajo reducida y flexible a sus empleados”. Cuando uno lee la noticia. es experimental y se va a aplicar solo a 12 empleados. Pero de momento el nombre de Amazon a aparecido en casi todos los medios de comunicación españoles y además con una noticia que es positiva.

Ahora acabo de verlo en Amazon, pero lo mismo se puede aplicar a Apple, Microsoft, Google, Facebook eBay (geniales cuando enviaban sus historias de las cosas más inverosímiles que se vendían o se compraban allí) y si vamos a empresas españolas, Telefónica y algún Banco pueden jugar en esta liga, pero no tan bien como lo hacen los americanos que son expertos en el tema.

Los de marketing son unos genios. Y los que controlan lo que se publica y lo que es noticia, pues fracasan ante estas técnicas. Pero como digo eso de llenar páginas todos los días es muy complicado. Así que a ver si alguien hace un AdBlok para pescar estas no noticias y las bloquea.

 

 

 

 

  • Paga y sufre con Asus

    Parece que no hay límite para la estupidez en los departamentos de marketing de los grande…
  • Publicidad en la red

    Hace un par de días en Blogoff hablaban de la agresividad publicitaria de SeriesYonkis. Re…
  • Un excelente blog

    Hoy que es domingo y fin de semana, os voy a recomendar que visitéis un blog que descubrí …
Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por tendero-digital
Cargue Más En Otras cosas

11 Comentarios

  1. Orphan

    30 agosto 2016 en 11:31 am

    Lo peor es cuando la noticia, simple y llanamente, es mentira, como el caso de determinada empresa española que dijo, hace unos meses, que tal equipo se habia desarrollado en España cuando, en realidad, era un modelo remarcado… pues oye, mas de 20 medios, entre ellos algunos especializados, se lo creyeron a pies juntillas.

    • gepordos

      30 agosto 2016 en 7:37 pm

      ¿He oído BQ?

      • Orphan

        31 agosto 2016 en 12:15 am

        No, no hablo de BQ…

    • tendero-digital

      30 agosto 2016 en 10:47 pm

      Mas que mentira… muchas veces yo diría que son creativas.

      • Orphan

        31 agosto 2016 en 12:16 am

        A ver, si dices que tu producto esta diseñado en España cuando, en realidad, es un cacharro chino que venden 50 fabricantes mas en todo el mundo, pues es mentira…

      • gafieldf

        1 septiembre 2016 en 12:22 pm

        Lo mismo que cierta emprea española que anunció a bombo y platillo la fabricación de diferentes elementos con grafeno…. muy bonitos pero que nadie ha visto funcionando, pero ya han captado a muchos inversores, que perderán todo su dinero. Son fantásticos vendiendo humo. Pinturas, baterías, neumáticos, etc, todo con grafeno, diciendo que son el único fabricante con una producción enorme en el mundo, que nadie que lleva años haciendo grafeno han conseguido las cantidades que dicen, y sin decir la cantidad que tienen sus productos (un átomo de grafeno en una pintura ya tiene grafeno).
        Si buscan ya sabrán a quienes me refiero.

  2. Matrix

    31 agosto 2016 en 10:33 am

    Los periódicos hoy en día funcionan a base de Reuters, es precisamente por eso que todos publican más o menos lo mismo, solo se limitan a darle su toque personal en función de quién les pague.

    https://www.google.es/search?q=amazon+site%3Aes.reuters.com

    Ahí tienes tus notas de prensa, el «redactor» se limita a copiar, pegar, ajustar y si eso modificar algo.

    Y para el que se lo pregunte, también tienen un stream de fotos de noticias, donde les van apareciendo todas toditas todas las fotos que hacen los fotógrafos de Reuters (o similar).

    • tendero-digital

      31 agosto 2016 en 11:16 am

      Tiene toda la pinta de ser así. Y como bien dices no es solo en las noticias de tecnología. Es muy divetido ver la crónicas de deportes igualitas en medios diversos.

      Es curioso como la tecnología que debería haber aumentado la diversidad de momento la está reduciendo. Lo de la larga cola que nos contaban hace años para atrás.

    • Land-of-Mordor

      31 agosto 2016 en 1:41 pm

      Con lo cual sólo hace falta «untar» a Reuters para que la información se propague. Como con las agencias de calificación.

  3. Matrix

    31 agosto 2016 en 1:52 pm

    Aquí no ha tenido nada que ver la tecnología. Ahora mismo un periódico es en el 95% de las ocasiones un panfleto político financiado por el capital, que en nuestro país básicamente es la derecha. No hay que buscar mucho para encontrarse un esquema donde se ve quién está detrás de los medios de comunicación en nuestro país.

    Este capital establece una «línea editorial» que no es más que la forma políticamente correcta de llamarle a enfocar o interpretar las noticias. Todo lo que se salga de esta línea no tiene cabida en ese medio.

    Y ahí entran los redactores, que son los encargados de rellenar los huecos que quedan entre la publicidad. Porque lo que primero se emplaza a la hora de diseñar el periódico del día es la publicidad, el resto va después. Y no hay nada a salvo, ni la portada, ni las portadas de todos al mismo tiempo, como ya demostró el Santander.

    Así que en la operación de reducir costes y tener las mínimas pérdidas, ya que hoy en día ningún periódico da beneficios, básicamente imponen unas condiciones a sus trabajadores de juzgado de guardia y contratan lo mínimo mínimo.

    Yo me quejaba de la profesión de informático hasta que trabajé en un periódico con periodistas, no he vuelto a abrir la boca. He visto con estos ojitos jornadas de 14 horas con contrato de becario, o sin el por menos de 700€ al mes, y que no abran la boca porque tienen bien a la vista la montaña de currículums de gente esperando esperando entrar con esas condiciones. Y a dar gracias, porque en los grandes medios de la capital muchas veces lo normal es trabajar hasta 2-3 años sin cobrar! antes de que te hagan el contrato más miserable que encuentren. Todo denunciable, pero por quién, por ellos mismos? evidentemente callan como putas, como todos hacen lo mismo no existe nadie que pueda tirar ni la primera piedra.

    Todo esto lleva a que no tienes gente investigando, que es de lo que de verdad se debería de tratar. Solo tienes gente rellenando el hueco entre publicidad y publicidad, y lo más barato es tirar de Routers, y si eso cubrir conferencias de prensa locales y eventos sociales por la poca gente que aún lee el periódico queriendo saber que pasa en su ciudad.

    Solo se mete pasta y medios si se puede investigar algo que interese a nivel político, entonces si que pasa a ser «lo que haga falta».

    Y ahí en medio entra de todo, incluso noticias que son mentira, porque el rellenador de huecos de turno no tiene ni tiempo ni interés en investigar si una nota de prensa que le pasa Routers es cierta, para qué, para tener luego que buscar otra cosa? se pone de fuente a Routers y ya no hay responsabilidad. Total a nadie le importa un carajo, aquí de lo que se trata es acabar de rellenar el periódico para mandarlo lo antes posible a la rotativa y poderte ir para casa a descansar algo, porque en unas horas hay que volver a empezar de 0.

    Bueno, ha salido un tocho pero ya me he quedado a gusto. Para rematar comentaré que donde trabajé ya no existe, ya que el que pagaba todo recibió una llamadita del que luego fue presidente y hoy lo es en funciones, y a los pocos meses ya no existía ni el periódico, ni la hemeroteca, momento en el cual la empresa del señor que pagaba todo recibió un contrato público de muchos miles de millones. Como podréis imaginar el periódico entraba en el otro 5%.

    • Anónimo

      1 septiembre 2016 en 3:27 am

      Matrix, gracias por este post.

      Yo fui accionista de un semanario de ámbito regional y con un marcado sesgo político. El que estaba en el poder por aquel entonces y que ahora no se sabe donde está (entre los vivos, no), retorció la ley de subvenciones de una forma que ni el propio Franz Kafka podría imaginar, para que esta publicación dejase de recibirlas y sólo las recibiesen las de su color. A esto se le llama fomentar la pluralidad política desde las instituciones. Pero con la próxima definición de corrupción, esto ni chicha ni limoná. Estos son los que se llenan la boca hablando de la “dictadura” venezolana y que hoy van a apoyar a los que quieren poner ese país al borde de una guerra.

      La mayoría de las publicaciones que sí recibieron ayudas, se convirtieron en una suerte de boletín oficial, de extensión de los gabinetes de prensa. La más importante de ellas les hizo una campaña a medida para que recuperasen el poder en un lapso de 4 años que tuvieron. Aplicaron la máxima de “miente que algo queda”.

      A pesar de todo la publicación de la que yo era accionista, resistió. Pero cada vez la deuda se hacía más grande y con pocas posibilidades de pagarla. Las sucesivas ampliaciones de capital amortiguaban las cosas, pero pasado un tiempo se volvía a la misma situación. Se llegó a un punto en que a corto-medio plazo quebraría y fin de la historia. Con lo cual se planteó la posibilidad de que entrase dinero fresco, para hacer viable la publicación, pero vendiendo el alma al diablo. Cuando fui a aquella junta de accionistas, la última para mí, o nos quedábamos como estábamos, es decir cuesta abajo y sin frenos, o se vendía el alma al diablo. Yo entendía la posición de los periodistas, tenían familias, hipotecas, etc, y sólo querían sobrevivir. Le intenté hacer ver a alguno que el resultado al final iba a ser el mismo, quebrar y todos a la calle. Me respondieron que no estaba claro lo de quebrar vendiendo el alma al diablo. Yo opté por abstenerme, quizás los periodistas tenían razón.

      Ganó el diablo, empresario de un sector que nada tiene que ver con el periodismo pero que tiene mucha relevancia en la economía de este país. Con muy buenas relaciones y contratos con el poder. Más bien le debieron ordenar que cogiera el timón y que luego recuperaría los beneficios en su sector. Así que empezó el proceso de liquidación de la empresa. Para que todavía perdiera más dinero, cambió la línea editorial, con lo que muchos lectores se fueron, los ingresos bajaron y la quiebra fue inevitable. Los periodistas a la calle y yo me quedé sin el capital que había invertido.

      Esta publicación, que nació antes de la Guerra Civil, resistió al franquismo exiliándose en América y consecuentemente publicándose allí. Cuando pudo volver, volvió, se la recibió con mucho entusiasmo, pero no resistió a estos tiempos. Para finalmente humillarse ante el capital, postrarse ante él y recibir la estocada que la mató. Hubiera sido mejor quebrar nosotros mismos, sin pasar por la deshonra de cambiar la línea editorial. Al menos no habríamos perdido la dignidad.

      El panorama actual es desolador. La profesión de periodista acabará siendo vocacional, para los que realmente crean en el periodismo, y no en un corta-pega sin ruborizarse. Con muy pocas diferencias, los periódicos son demasiado parecidos entre ellos sin nada que aportar, y encima mintiendo sin ningún remordiMIENTO.

      Saúdos,

Mira además

Paga y sufre con Asus

Parece que no hay límite para la estupidez en los departamentos de marketing de los grande…