Inicio Otras cosas ¿Dónde está mi garaje?

¿Dónde está mi garaje?

5 minuto leer
3
0
741

Hoy mientras desayunaba estaba hojeando el Twitter. Mientras iba esquivando mensajes sobre el debate entre los líderes de los cuatro principales partidos, vi uno que me hizo pensar en la discusión entre líderes para hoy. Vamos que se lo doy como excusa para que alguno dé ideas para montar más empresas nuevas en España que puedan llegar a ser grandes. Por cierto la imagen que venía en el mensajes, muy gráfica es la siguiente:


Pues a ver si algún candidato sin ideas para esta noche propone que se construyan más garajes en España, a ver si así tenemos más pequeñas empresas que puedan crecer para aumentar la prosperidad de sus dueños, trabajadores, accionistas y resto de la nación. Podría aquí divagar sobre como articularía cada un de ellos la propuesta. Pero me paro, porque no es lo mío preparar un debate.

Sin embargo, sí que me gustaría comentar algo en lo que me ha hecho reflexionar la imagen. La historia de la empresa americana que nace en un garaje es un mito USA. Pero tiene algo de verdad si lo que señala es que, para empezar un proyecto de negocios, con un local pequeño se puede comenzar. En España no tenemos ese mito, entre otras cosas, porque tenemos muchos menos garajes que en Estados Unidos de Norteamérica (no se me enfaden los amigos mejicanos). Y tal vez ese hecho nos diga mucho sobre la dificultad de emprende en nuestro país. Aquí casas con garajes propios hay muy pocas. Y casas individuales como las que vemos en la imagen de arriba menos todavía. Parece como si uno no pudiese hacerse su casa, es como si el construir algo en tu terreno estuviese prohibido. Y realmente lo está. La enrevesada regulación urbanística en España genera estos resultados. Y esa falta de libertad y de iniciativa se va extendiendo a muchos otros campos. Llega un momento en el que a uno se le van las ganas de hacer nada. Primero, porque lo complican y segundo porque ganas dinero que no lo puedes gastar en lo que deseas.

En mi caso, yo vivo en el campo. Mi esposa cansada como tantas otras, de mis cables, monitores, PCs y resto de parafernalia tecnológica, a la que se une ahora la de mis hijos. Así que pensó en tirarnos de casa. Se le ocurrió que podíamos cerrar con unas paredes (no de ladrillos, sino del tipo prefabricado) el techado donde guarecemos el coche. Dejar el coche fuera y meter la mayoría del equipo informático mío y de mis hijos allí. Pero fue imposible. Mi parcela es mía… pero no puedo hacer nada en ella sin permiso. Y no me lo dan. Entre otras cosas, porque si la gente edificase en sus parcelas… pues no compraría las viviendas que han construido los amigos del Ayuntamiento de turno.

Así que es complicado encontrar un garaje individual en España. Y si lo tienes, significa que la familia tiene suficiente dinero, para que nadie necesite ponerse a montar allí una nueva empresa, basta con heredar alguna del grupo familiar. Tal vez esa se una de las claves de la falta de innovación en España. Si no eres ya alguien establecido, con contactos y dinero… es muy complicado arrancar. Y la regulación no distingue el tamaño ni el momento en el que se encuentra una empresa.

 

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por tendero-digital
Cargue Más En Otras cosas

3 Comentarios

  1. Nostromo

    23 abril 2019 en 11:03 pm

    Me da que si haces un proyecto según normativa puedes construir. Si quieres hacer un chamizo sin ningún cálculo te dirán, lógicamente, que así no se hacen las cosas. Luego llega catastro. hace una revisión y detecta miles de construcciones no declaradas para no pagar.

    • tendero-digital

      6 mayo 2019 en 5:13 pm

      En mi caso no me dejan presentar nada. Vivo en un casa que hizo mi abuelo. Yo la reforme (tras pagar una gran multa, pues no podía tocarla). Vivo en una zona donde hay más de 15 casas que están habitadas desde hace más de 100 años y estoy al lado del pueblo, pero al lado. Pero claro, los bungalows que hay al lado de mi casa (que si son legales) se hicieron tras pagar una grandes mordidas al ayuntamiento y no es cuestión de que cualquiera pueda vivir allí sin pasar por caja…
      Pero al final es la libertad de vivir en mi casa… eso es lo que no nos dejan en España.

  2. Rarok

    24 abril 2019 en 5:11 pm

    Y mientras tanto los que vivimos en piso de alquiler no aspiramos a montar una empresa en el garaje, aspiramos a tener un garaje donde poder cacharrear.

Mira además

El empleado final no es de fiar, que se joda

Las grandes empresas siempre tienen la boca llena de declaraciones indicando lo importante…