Inicio Clientes No es esto, no es esto

No es esto, no es esto

6 minuto leer
6
0
798

Estos día estoy acordándome de la frase del filósofo Ortega y Gasset sobre la evolución de la II República, el No es esto, no es esto. Hemos tenido algunas ventas a clientes que han acabado casi con esa misma frase.

Como no me canso de contarlo, cuando un cliente viene a pedirnos presupuesto de algún componente, PC o equipo digital, nosotros siempre empezamos preguntando sus necesidades y el uso que le va a dar. A partir de ahí, constreñidos por el importe que el cliente pueda gastarse, buscamos aquello que más encaja. En ocasiones es complicado. Esta semana por ejemplo he hecho varios presupuestos de PCs y portátiles para tareas complicadas y complejas, donde el cliente disponía de poco presupuestos. Entonces yo siempre digo: sin pasarme de tu presupuesto, esto es lo mejor para esa tarea. Pero otras veces los clientes desoyen nuestros consejos y compran lo que ellos o su entorno familiar o de amigos le recomiendan. Y a veces luego al cabo de algunos meses de uso se dan cuenta del error.

Estas Navidades un cliente nos pide presupuesto para un PC para edición de imagen y actividades gamers sobre todo. Le pedimos que nos indique la prioridad entre ambas tareas para ver que monitor le recomendábamos. Nos dice que prefiere primar la calidad de imagen sobre la velocidad de refresco. Así que le aconsejamos monitores a partir de 25″ a 29″ con panel IPS y recomendándole ir a resoluciones superiores a un HD Full. Y no nos pasábamos del presupuesto que el cliente quería gastarse. Al final acabó con un monitor de 23″ panel LCD pero un modelo especial para Gamers. El otro día entró a la tienda lamentándose de su elección. Estaba editando muchas fotos y vídeos y se le quedaba pequeño el monitor. Además un familiar se había comprado un monitor con panel IPS y veía en ese monitor mejor sus fotos que en el suyo. Y claro en ese momento hay que morderse la lengua para no decirle eso de “Te lo dije”

En Reyes también vendimos un portátil. El cliente nos había comprado otro equipo hacía varios años. Era un portátil de 13″. Venía a por un portátil nuevo porque para algunas tareas que ahora hacía le iba ya muy lento. Le preguntamos si seguía teniendo las mismas necesidades que antaño y nos dijo que si. Era comercial y se movía mucho y el portátil debía estar con él siempre. Además quería que la batería le durase el día entero. Le aconsejamos algunos modelos de 13 y 13″ con peso inferior al portátil que tenía, procesadores más potentes, mejor pantalla y disco SSD. Al final nos dijo que quería algo más potente. Que tal vez jugase con el portátil. Para acabar pronto, terminamos con un 15″, con procesador HQ, con gráfica de gama media. El otro día volvió a la tienda para encargarnos el portátil de 13″ que le habíamos aconsejado. Al final comprobó que tal y como le dijimos era un equipo que pesaba el doble que el que él tenía y el triple que el que le aconsejamos, con una batería escasa (mejor dicho, con un consumo más alto) y que si lo iba a llevar todos los días encima. Al final el portátil de 15″ se lo queda su hermano, que si va a jugar con él y sobre todo no lo va a sacar de casa.

Y estos casos los conocemos… pero hay muchos más donde los clientes acaban comprando en otro sitio y sabemos como acaba. Mira que llevamos años con la tienda y siempre decimos lo mismo: aconsejamos porque los expertos somos nosotros, no somos una tienda de mover cajas, sino de buscar soluciones a tus necesidades.

 

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por tendero-digital
  • A veces somos tontos

    Ya conté en otra entrada el otro día como cuando hacemos un presupuesto procuramos equilib…
  • Cuando más es mejor que menos

    Cuando vendemos sistemas informáticos es complicado ajustar bien las necesidades del clien…
  • Digitalización de empresas

    Estos días veo en las redes sociales varios anuncios de diversos eventos sobre la digitali…
Cargue Más En Clientes

6 Comentarios

  1. ja

    7 marzo, 2018 en 9:12

    No entiendo ese comentario tuyo de no decirles a los clientes “te lo dije”. Deberías hacer valer tus consejos. Quizá no así, pero yo no dejo pasar ocasiones así sin decir “ya te lo advertí” o “no hiciste caso a mi consejo”. La gente olvida que les aconsejaste lo contrario, la memoria es muy caprichosa

    • tendero-digital

      7 marzo, 2018 en 12:19

      Hay dos mmotivos, por un lado nos cansa… por otro a veces mejor no menear mmucho el tema, porque la gente es muy susceptible. Con los clientes que tenemos una relación más estrecha si que se lo decimos

  2. Ángel

    8 marzo, 2018 en 7:51

    Hola, yo si les digo “te lo dije” si la confianza con el cliente me lo permite, es la única manera de que realmente no vuelvan a cometer el error. Pero ya sabemos que la opinión del cuñado que es informático vale más que la del tendero de informática.
    Por otra parte, cuando preparáis presupuesto a vuestros clientes, les entregáis el presupuesto componente por componente o le hacéis un resumen. Yo todavía lo entrego tal cual se lo realizo, pero como muchos vienen a por el asesoramiento GRATIS y luego lo comprar ONLINE, estoy pensando en no entregarlos y dar un esquema tipo CPU i7, placa Z200, 16GB…

    • tendero-digital

      8 marzo, 2018 en 20:06

      Los presupuestos de PCs los damos completos, con despiece de todo. En otras cosas si que hay veces no ponemos el código completo. Como tu dices es muy fácil mirar en la red.
      El tema del asesoramiento la gente no lo valora. Yo tengo en el Aconsejador una opción para asesorar comparando lo que los clientes hayan visto en otros sitios. Cobrando, eso sí… pues no me han hecho todavía ninguno.

  3. InfoTrot

    16 marzo, 2018 en 19:29

    Gracias por compartir las revista

  4. lotas

    6 abril, 2018 en 20:07

    Quiere el ordenador para jugar, aunque se dice a sí mismo que es para las fotos. Como el que dice “este fin de semana no salgo” y se arrepiente con la resaca del domingo

Mira además

El concepto de “nuevo” en tecnología digital

En nuestro negocio la palabra nuevo tiene muchos y diversos significados. Y cuando te pasa…