Inicio Otras cosas ¿Por qué el cielo está lleno de aviones cuarentones?

¿Por qué el cielo está lleno de aviones cuarentones?

12 minuto leer
14
0
100

Hoy leyendo las noticias sobre el derribo de un avión ruso, por aviones turcos, he pensado más o menos lo mismo que Javi Sánchez de magnet.Xataka, en su entrada: ¿Por qué los cielos están llenos de aviones militares con más de 40 años?

F16 tigre

En el combate de hoy, han intervenido por parte rusa un Sukoi Su24 y por el lado de los turcos, un F16 (no pongo el fabricante, porque no estaría claro y ese es uno de los problemas de las aviación actual que comentaré luego). Ambos aviones diseñados y puestos en funcionamiento en los años 70 del siglo pasado.

Así que cuando he leído la noticio, he pensado que como es posible que en un sector que siempre ha destacado por su modernidad, todavía tuviésemos en el cielo a esos veteranos. Porque no hay que caer en la anécdota de este derribo, sino que si miramos los inventarios de la mayoría de las fuerzas aéreas actuales, veremos, que sus aviones proceden casi todos de los años 70 y 80 del siglo pasado.

En la entrada en Xataka, Javi Sánchez, se centra en los errores de planificación de los militares norteamericanos, en la desintegración de la Unión Soviética y en la facilidad para modernizar aviones de hace 30 años,  como causas de esta situación. Pero yo voy más allá. Para mi, la situación de la aviación militar (por cierto, la aviación civil, va camino de lo mismo, los aviones serán nuevos, pero no van mucho mejor que los de hace 40 años y solo son de dos fabricantes) su estancamiento, está provocada por otros motivos, que tal vez a los que estamos en la informática nos suenen a conocidas. Vamos a ver algunas:

Aviones diseñados por comités

Cuando uno conoce algo sobre la aviación, verá que muchos de los aviones que realmente triunfaron, provenían de un equipo de diseño, encabezado por ingenieros con las ideas claras. Eso es algo que se nota, incluso cuando los propios militares se niegan a verlo. Antes, una avión era fruto del esfuerzo de un grupo de ingenieros, que tenían claro que su prestigio iba en lo bien que se comportase. Ahora los aviones nacen de comités. Pero esto no ha pasado solo ahora, pasaba hace ya muchos años. No se puede planificar el ingenio, ni el futuro. Ejemplos de esto en el pasado, lo podemos tener con el Comité Brabazon, creado por los ingleses mientras se desarrollaba la Segunda Guerra Mundial, para planificar la aviación civil, tras la derrota alemana. No dieron ni una. Ninguna de sus recomendaciones sirvió de nada. Lo grave fue que no se limitaron a recomendar, sino que casi se cargan ellos solitos la industria aeronáutica inglesa.

Cuando un avión lo diseña un comité, normalmente no sale bien. Y esto es lo que sucede ahora. Y también puede ocurrir, que un comité eliminé un buen avión antes incluso que éste despegue… si volvemos a los ingleses, eso fue lo que casi le paso al Mosquito, que si De Havilland no lo pone en marcha por su cuenta no habría existido.

Aviones diseñados para todo

Este un problema que está afectando ahora mismo al último aparato americano, el F-35. Como la gente que no conoce (o cree que son más listos que sus antecesores en los comités) su historia, está condenada a repetirla, pues el fracaso del F35, es algo que se veía venir. Bastaba ver lo que ha pasado cuando se ha intentado diseñar un avión que sirva para todo, por ejemplo, el F-111. Avión creado por un comité, que debía servir para la aviación americana y también para su marina (allí son dos fuerzas aéreas independientes) y tenía que servir como caza, como cazabombardero… vamos un chico para todo. Al final, el avión casi despega, cuando lo hizo costaba 5 veces más… y quedó solo para misiones de bombardero y de eliminación de defensas.

No existe un avión para todo, si se diseña pensando en ello y entramos en el famoso ya que, porque no le añadimos… al final queda algo que casi no podrá volar y que costará mucho más de lo previsto. Y los posibles ahorros por las sinergias y las concentraciones desaparecen.

Hay excepciones, pero justamente, cuando aparece un avión excepcional y luego de tenerlo, se le empiezan a encontrar usos alternativos. Aquí tal vez el mejor ejemplo, sea otra vez el Mosquito;  que de no fabricarse, paso a convertirse en una avión que fue: caza, caza nocturno, cazabombardero, bombardero, guía de formaciones, avión de contramedidas, torperdero, avión naval… incluso se usó como transporte urgente.

Es un error, pensar que un solo avión puede servir para todo. En la naturaleza, existe la diversidad y lo mismo debería pasar en las fuerzas aéreas.

Pocos fabricantes de aviones

En el mundo actual, hay una gran concentración de fabricantes de aviones. Y también de componentes esenciales para ellos, como los motores. Por eso el comentario del fabricante del F16. Originalmente, fue diseñado por General Dynamics, pero acabó vendido a Lockheed Martin, fusión de Lockheed, con Martin Marietta, que a su vez fue la fusión de Martin, con Marietta. De tres grandes empresas, queda una. Pero lo mismo pasa si miramos con otras empresas de aviación, americanas y europeas.

Conforme hay menos competencia, peores son los diseños. Y es sencillo de explicar. Cuando en el mercado de la aviación teníamos a muchas compañías diseñando aviones, teníamos mucha más innovación. Había espacio para modelos nuevos, para aviones que se saliesen de lo marcado por comités y sobre todo los ingenieros podían apostar por sus ideas.

Ahora con la concentración de fabricantes, no hay casi ideas nuevas. No hay aviones que rompan moldes.

Escasez presupuestaria

En último lugar, otra causa, es la única que veo positiva y que por cierto en si misma no debería afectar, pero afecta. A ver si consigo explicarme. Con la caída de la Unió Soviética, los países occidentales perdieron el enemigo que justificaba la compra de nuevos y modernos aviones de combate. Y por otro lado, los rusos quedaron en una situación en la que no estaban para seguir desarrollando sus aviones más modernos. Así que los presupuestos para compra de nuevos aviones se redujeron. Y esto acabo de ayudar a concentrar a los fabricantes en unos pocos y generó menos investigación en nuevos modelos.

Pero como decía, no debía haber sido así. Una situación parecida, se vivió en la década de los años 20, cuando tras la Primera Guerra Mundial, los presupuestos para aviación quedaron en casi nada… pero a pesar de ello, los diseñadores siguieron con sus ideas, y no se estancó el avance, tanto como ahora.

Así que como de costumbre, la burocracia, la concentración, la falta de diversidad, el tratar de tener un aparato que sirva para todo, lo que traen es retraso y menos novedades. Así que las principales Fuerzas Aéreas, están remendando sus viejos aviones, para que sigan aguantando unas décadas más.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por tendero-digital
Cargue Más En Otras cosas

14 Comentarios

  1. Kullman

    25 noviembre, 2015 en 0:04

    No estoy muy de acuerdo con lo que dices en tu entrada, pues ni los aviones de diseñan en comites, ni hay pocos fabricantes de aviones comerciales, ni de aviones militares.

    El problema es que los aviones de quinta generacion cuestan una pasta (más de 100 millones de euros por unidad), y si te gastas dinero en este tipo de aviones, luego no queda para comprar nada mas, y tienes que alargar la vida util de los aviones que ya tienes.

    Lo curioso del tema es que, en realidad, ese tipo de aviones de quinta generacion no son realmente tan necesarios, y los de cuarta generación son igualmente validos como cazas polivalentes, y son bastante mas economicos, con costes por avion inferiores a los 50 millones de euros.

    Si el problema fuese la creacion de cazas pensados para cumplir multiples funciones, el F18 o el Mig-29 hubiesen sido un desastre, y no es el caso, ¿no?

    Los comites lo que hacen es definir una serie de necesidades, y darselos a los fabricantes para que presenten sus propuestas, y se puede hacer bien y mal.

    Un ejemplo de hacerlo bien, por ejemplo, es el JAS 39 Grippen sueco, fabricado por Saab de acuerdo a los requisitos del ministerio de defensa sueco, que les ha salido estupendamente.

    • tendero-digital

      25 noviembre, 2015 en 9:51

      Si miras un poco de historia de aviación militar, es casi un milagro que algún aparato haya llegado a algo bueno, por culpa de los comités y de las manias de algunos generales. Un día podría hablar de ellos, si hasta los alemanes en la SGM se derribaron algunos aviones antes de despegar, o los derribaron tratando de que sirviesen para muchas cosas…

      El F18, por ejemplo, es una avión diseñado en principio para una cosa clara. A la Marina americana no le convencía el F16 (no querían la famosa sinergia) y compraron el F18, que en el fondo fue el otro avión que se enfrentó al F16 para el papel de caza pequeño, barato y moderno en los 70. Y luego fue un excelente bombardero, avión de reconocimiento… tras su puesta en funcionamiento. Incluso tuvo segunda versión… pero no nació pensando en un avión para todo.

      El tema de los suecos es cosa aparte, allí las ideas parecen que son más claras y toda la gama de los Saab, es un ejemplo, de como conseguir autonomía tecnológica (aunque casi todo lo de dentro del avión sea producido bajo licencia). Por cierto el Grippen lo estoy terminando en maqueta ahora mismo, con los colores de la Fuerza Aérea Sudafricana, curisos.

      • Kullman

        25 noviembre, 2015 en 14:04

        ¿Pequeño? El F18 es un cazabombardero, lo mismo que el Mig-29, y miden alrededor de 3 metros mas que cazas puros como el F16 o el Mig-25.

        De hecho no fue concebido como caza, sino como avion de ataque a tierra, y para reemplazar progresivamente el F4 Phantom, que hasta entonces habia sido el caza polivalente de la marina.

        • tendero-digital

          25 noviembre, 2015 en 18:21

          El F18, es la versión que Nortrohp hizo para las mismas especificaciones que gano el F16, y buscaban un avión pequeño. Luego la Marina lo adoptó y le hizo cambios y más tarde hicieron una segunda versión bastante más grande. Pero en origen era un avión que debía ser como el F16, pero para la Marina. La idea era complementar a los F14 y sustituir a los douglas skyhawk A4 (que estos si que eran pequeños y baratos) y a los Intruder A6 y a los A7 Corsair II. Aquí lo que sucede es que un buen diseño va creciendo con el tiempo, algo normal.

  2. Fran

    25 noviembre, 2015 en 2:59

    Supongo que las inversiones estarán centradas en aviones de combate no tripulados.

    • tendero-digital

      25 noviembre, 2015 en 10:00

      Imagino que si, pero ahí tenemos todavía problemas que no tengo claro si están todos resueltos. Una cosas es gestionar un dron, para un ataque a tierra y otra un avión de combate luchando con otros aviones a gran velocidad.

  3. Jose Antonio

    25 noviembre, 2015 en 3:08

    Esto me recuerda a la película The Pentagon Wars, en la que quieren diseñar un vehículo blindado de transporte de tropas y acaba como acaba.
    El vídeo es corto (11 minutos), pero es una joya.

    Pentagon Wars – Bradley Fighting Vehicle Evolution
    https://www.youtube.com/watch?v=aXQ2lO3ieBA

    A parte de todo lo dicho, yo añadiría el tema del piloto. A partir de 10 G, se acabaron las maniobras. En cambio sin el piloto en el avión, tenemos los denominados drones, pero surgen más e incluso peores problemas que en la aviación con pilotos. Veremos que pasa en el futuro, a ver que país es el primero que en vez de portaaviones tiene un ¿portadrones?.

    • tendero-digital

      25 noviembre, 2015 en 9:59

      El tema del avión sin piloto, no lo he comentado, porque da para mucho más juego. El problema con los drones, es hasta donde llegaremos con los sistemas no tripulados. Da para pensar mucho. Pero tienes razón, ahora mismo son capaces de realizar maniobras que no podría hacer un piloto humano.

  4. Animal de Fondo

    25 noviembre, 2015 en 6:42

    No recuerdo ahora quien lo dijo, pero “un dromedario es un caballo diseñado en comité”
    Saludos cordiales.

  5. Cristian

    25 noviembre, 2015 en 10:42

    El caso del que hablas de avión diseñado por comité es cierto pero se aplica sobre todo al desarrollo del F-35 que ha sido carísimo y no ha cumplido ninguna expectativa, en efecto si se intenta hacer algo que sirva para todo al final tienes un aparato costoso que hace todo regular y no hace nada bien, cuando conviene tener más diversidad de aparatos que hagan pocas cosas, pero que esas cosas las hagan de manera excelente.

    Pero en mi opinión hay otra razón por la que aún diseños de hace 40 años siguen siendo efectivos y es que en aviación no ha habido avances significativos en este tiempo así que tampoco se puede producir algo mejor que esos aviones porque ya son casi lo mejor que se puede sacar y lo que se puede hacer de momentos es perfeccionar o refinar lo que hay. La aerodinámica y la propulsión han llegado ya casi a su límite con la tecnología que conocemos, en estas últimas décadas se han producido principalmente avances importantes en electrónica, comunicaciones, algunos materiales y posiblemente en eficiencia energética (algo que no creo que importe mucho a los militares, que tienen presupuesto para derrochar), pero estos se pueden incorporar a los aparatos ya existentes sin mucha dificultad.

    Lo mismo pasa en la aviación civil, los aviones en los que viajamos son principalmente diseños de hace 30 o 40 años, se van sacando modelos nuevos con algunas mejoras pero al final no dejan de ser versiones refinadas de diseños antiguos. Los pasos de gigante se produjeron entre principios del siglo XX y los años 70, después de eso la innovación es escasa y a pasitos.

    • Cristian

      25 noviembre, 2015 en 10:43

      Me ha faltado añadir que el avance más importante posiblemente sea en los drones, donde se combinan la informática, telemetría y comunicaciones con la aviación. Prescindir del piloto en el avión da muchas posibilidades nuevas.

    • tendero-digital

      25 noviembre, 2015 en 12:06

      El tema de que no hay aviones nuevos porque hemos llegado al final de la tecnología… pues no lo veo así. En casi cualquier momento se ha usado esa idea, hasta que alguien ha mostrado que se podía mejorar. El problema es que cada vez hay menos espacio para la experimentación y menos dinero para pruebas. Todo se quiere controlar y si algo nuevo aparece, pues se lo cepillan. En el pasado ya vivimos eso. Por ejemplo, el B2, parece una versión moderna de las alas volantes de finales de los 40 de Nortrhop… aviones que no se construyeron, porque no gustaron a un comité. Y 60 años después son lo más… O por ejemplo podríamos hablar del empuje vectorial… hay mucho donde mejorar, pero no parece que se quiera hacer.

      También hay que reconocer que hace 60 años, era más sencillo para un fabricante mediano o pequeño construir un prototipo y probarlo y ahora parece que no lo es tanto…

  6. Hernando Artal

    1 diciembre, 2015 en 11:49

    Y todo esto sin contar que si, que la “celula” del Avión fue diseñada hace XXXX (porrón) de años, pero toda la parte electronico/informática está actualizada, con lo que las prestaciones de los mismos han mejorado mucho.

  7. Hernando Artal

    1 diciembre, 2015 en 11:57

    Leyendo tu post me acordaba de la historia de un piloto de caza que se enfrentó con exito a los comités, y he conseguido recordar dónde la leí:

    http://www.portierramaryaire.com/arts/johnboyd1_1.php

Mira además

Recomendación de la semana: El Vuelo de la Gran Avutarda

Cada vez me cuesta más escribir en el blog. Tengo en la lista de pendientes una entrada do…