Inicio Clientes Cifras del negocio de la tabletas

Cifras del negocio de la tabletas

7 minuto leer
15
0
51

Hay una cosa que nos llama mucho al atención en la tienda a mi socio y a mí: las cifras de ventas de tabletas que se publican. Y no las pongo en duda, se venden muchas y cada día se venderán más eso está muy claro, pero hay otras cifras que no se ven tanto y creo que son importantes

Tabletas varias

Así vemos los números globales de venta de tabletas. Pero si mirásemos las que realmente se usan y emplean, veríamos como es cifra cae mucho. La tabletas son un gran negocio para sus fabricantes, porque son equipos que cuesta mucho reparar y además se estropean mucho; y la mayoría de las veces el origen de la avería está en los actos del propio cliente, así que no responde la garantía de ellas. Es un invento genial para las marcas que las venden. Con sus diseño cada vez más pequeños y superintegrados, la reparación es muy complicada (y en ocasiones hay que dedicar muchas horas a ella, lo que la hace inviable económicamente) Y por otro lado, es el gadget que con diferencia más rompen los clientes.

Y me remito a la experiencia propia que tenemos en la tienda. Vendemos pocas tabletas, normal, es un producto de capricho y compra impulsiva… y ahí tenemos poco que hacer las tiendas de pueblo. Pero el otro día se nos juntaron en un mismo día cuatro tabletas que habíamos vendido en Navidad rotas. Me llamo la atención la cifra, así que me puse a trastear en el programa de facturación. Y vi con estupor que desde el verano pasado, se han averiado (con avería que no cubre la garantía) un 40% de las tabletas que hemos vendido. Y no cuento luego todas las que nos traen compradas en otros sitios, porque no tengo ahí las cifras de ventas para comparar.

Solo para haceros una idea, os cuento las averías que teníamos la semana pasada:

  • Tableta con la pantalla reventada. Todo apuntaba a que el usuario (hijo de nuestro cliente) se había sentado encima de ella. Por supuesto que lo negaba. La reparación era más cara que una nueva, estaba la pantalla rota y además una raja en el chasis. Así que le vendimos una nueva
  • Tableta con el botón del encendido hundido. Parece que se había quedado sin batería. Pero la hija del cliente no pensaba lo mismo, así que empezó a pulsar el botón, manteniéndolo no tres segundos, sino tres minutos sin soltar. Y haciendo cada vez más fuerza. Como decía el padre: “Si es que mi hija es muy cabezota”. Estamos esperando la pieza del botón, creemos que la avería en este caso es posible, menos mal.
  • Tableta que no arranca. Lleva un golpe en un lateral, parece que sea la placa. Pero es un modelo casi imposible de abrir en el taller, Enviada al SAT del fabricante y esperando presupuesto.
  • Y la última, otra tableta que no arranca. En este caso el hijo del cliente la enchufaba con mucha fuerza y ha doblado el conector de alimentación. La tenemos en el taller, parece que se podrá arreglar.

Las causas por las que las tabletas caen tanto en combate respecto a otros gadgets son claras:

  • Su propio diseño y tamaño, las hace más débiles antes golpes y caídas.
  • El uso en movilidad, aumenta las posibilidades de sufrir percances. El llevarlas encima y usarlas en cualquier parte hace que sea más fácil que la gravedad las reclame, o que algo impacte encima de ellas.
  • En muchos casos no las usa un solo miembro de la familia. Así las emplean en ocasiones personas que no las conocen, no saben lo que cuestan y no les importa maltratarlas.
  • Se regalan mucho a los niños. Y no voy a contar como usan las cosas que no les han costado dinero a ellos, los niños de hoy en día. Y otro día contaré lo que opino de ver a niños que todavía no caminan, paseando por el parque en su cochecito, con una tableta en sus manos.

Así que está claro que se venden muchas tabletas, pero una buena cifra de las nuevas ventas, son para reposiciones.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por tendero-digital
  • A veces somos tontos

    Ya conté en otra entrada el otro día como cuando hacemos un presupuesto procuramos equilib…
  • Cuando más es mejor que menos

    Cuando vendemos sistemas informáticos es complicado ajustar bien las necesidades del clien…
  • Digitalización de empresas

    Estos días veo en las redes sociales varios anuncios de diversos eventos sobre la digitali…
Cargue Más En Clientes

15 Comentarios

  1. Modiglian

    13 abril, 2013 en 12:22

    Mi tableta (Ipad2) tiene dos golpes, uno en la esquina superior izquierda y otro en la inferior derecha, el aluminio se ha deformado 1-2 milímetros en el golpe superior, pero sigue funcionando estupendamente.

    La uso principalmente en casa, la uso en la cama, comiendo o cenando en la cocina veo episodios de series o películas, mientras veo la tele y hay anuncios (o el partido de fútbol está aburrido), me acompaña sentadito en el Trono, me la llevo cuando tengo que ir a esperar en la consulta del médico, la llevo cuando voy en tte público y el trayecto es de media hora o más… vamos, que la uso mucho y a cualquier hora.

    Dado el ratio horas de uso precio, teniendo en cuanta la facilidad de uso y las buenas aplicaciones disponibles, considero que ha sido una gran compra… hasta que mis sobrinos tengan edad para heredarla y la destrocen, que no importará mucho si tengo el Ipad 7 😎

    Está claro que cualquier gadget si lo maltratas se rompe, la cuestión es; ¿cuales se rompen más con un uso normal por un adulto?

  2. Eu

    13 abril, 2013 en 16:59

    Puedo corroborar que las tablets “chinas” tienen un índice de RMA de escándalo, tanto que preferimos no venderlas cuando nos preguntan por ellas… Entre botones que dejan de funcionar y la dichosa clavija de carga y/o cargador propenso a fallar (normalmente por un tirón o mal uso).

    • tendero-digital

      14 abril, 2013 en 10:06

      Eso nos pasó al principio, hace unos dos años. Pero lo que si hacemos es vender solo marcas que digamos “sabemos que tienen el SAT aquí y no van a cerrar en dos días”. Y por fortuna el tema de tabletas que se rompían solas lo cerramos

      • polkillas

        16 abril, 2013 en 19:42

        A mí me gustaría saber qué marcas son esas.

  3. Kullman

    13 abril, 2013 en 21:35

    Chinas son todas, incluso los iPad estan fabricados en China.

    De lo que no se habla es del numero de devoluciones, que tambien es muy alto, porque hay gente que se compra una tablet y, o al llegar a casa no se aclara, o las compran para una determinada cosa y la tablet no la hace, … total, que al final la tablet acaba de nuevo en la tienda, y cuenta como vendida.

    • tendero-digital

      14 abril, 2013 en 10:06

      Esa es otra historia. Tenía una entrada para publicar en Enero sobre el tema… pero con la enfermedad de mi hija se quedó en el cajón. La voy a actualizar y os cuento algunos ejemplos de lo que comentas.

  4. Diego

    15 abril, 2013 en 18:35

    ¿Coincidencia que los cuatro casos que comentas sean por descuido o por poco cuidado?

    La conclusión que saco yo no es que se “rompan” por su diseño, si por su movilidad, ni porque las usen varias personas en un hogar. Se rompen porque no se tiene cuidado. Pero ojo, es válido tanto para niños y para adultos, y los niños tienen cierta falta de conocimiento, pero los adultos no.

    • Land-of-Mordor

      16 abril, 2013 en 9:14

      De acuerdo totalmente contigo. Es más, el acabado metálico de muchas de ellas da una falsa sensación de solidez, la gente se confía y acaba tratando sin cuidado el dispositivo.

    • tendero-digital

      17 abril, 2013 en 18:20

      Tengo varios casos de mayores también con los mismos problemas. Pero es lógico, cuanto más se mueve una cosa más fácil es sentarse encima, que te caiga encima el cubata, que se te quede en el Taxi (de esta tengo varios casos)…

  5. Ender Wiggin

    16 abril, 2013 en 9:20

    Tendero, hay niños de muy corta edad que usan tabletas con alguna aplicación SAAC (sistemas aumentativos y alternativos de la comunicación) para ayudarles con su autismo. Uno de cada 150 nacimientos en España desarrolla un trastorno del espectro de autismo, así que no es precisamente una situación excepcional, ni rara de ver. Si hablamos de niños perfectamente sanos y normales, a los que sus padres malcrían con un cacharrito para jugar al “Angry Birds”, estoy de acuerdo contigo. Pero asegúrate antes, por favor.

    • tendero-digital

      17 abril, 2013 en 18:21

      En los casos que comento, son siempre niños a los que los padres les cascan la tableta, para que mientras pasean por el parque no den follón. Una lástima, que el crio no disfrute de la naturaleza.

  6. dominio gratis

    16 abril, 2013 en 9:57

    ¡Sí que son brutos tus clientes! Desde luego que parece que los fabricantes han encontrado un filón con las tabletas. Cada vez que veo a un niño de 4-5 años con una tableta sufro como si los golpes que le dan me los dieran a mí. Es una irresponsabilidad darle una máquina así a un niño si no se le enseña antes lo que cuesta, vale y su cuidado.

  7. Manuel

    16 abril, 2013 en 11:51

    Lo primero que hice nada más recibir mi Nexus 7 fue buscar una funda y una bolsa para llevarla a todas partes.

    Al final me hice con una que cubre toda la parte trasera y los laterales, sobresaliendo un poco por delante, y una bolsa acolchada donde guardarla para llevarla de un lado a otro, donde va más que segura.

    Un compañero de trabajo, que también se pilló la misma, también las iba a buscar, pero decía que las que yo había elegido no le gustaban y que prefería una como la smart-cover del iPad.

    Y la encontró, muy bonita ella, con su frontal que se dobla, etc, etc… ¿problema? que no protege NADA.

    Son tan finas para que no se noten que es ridículo pensar que ante un golpe desde 1 metro vayan a cumplir su supuesta función de proteger, así que se sacrifica seguridad por estética molona.

    Yo la mía la tengo impecable, sin un golpe, nunca se me ha resbalado de la mano y está como nueva. La suya ya ha tenido un par de sustos y muestra las cicatrices correspondientes.

    Vale que no sean muy caras, comparadas con un portátil por ejemplo, pero sí lo suficiente para cuidarlas y preocuparse de que aguanten algún accidente fortuito y maltrato. Pero claro, aquí entra el poco aprecio que se tiene por las cosas, esa filosofía de ‘usar y tirar’ en la que la gente ha caído y en la que nadie se preocupa de las cosas se cuiden.
    No será la primera vez que he escuchado a más de uno decir, muy sobrado él, ‘pues cuando se rompa me compro otro y punto’. Claro, que esto era mucho más habitual en la época de la burbuja, donde la gente se dejaba 500€ en un móvil para fardar y se creían nuevos ricos.

    Ahora, cada vez más gente se preocupa de alargar los móviles, de intentar arreglar las tablets o los ordenadores. Estoy seguro de que antes de la crisis, la gente ni se hubiese molestado en acercarse a ver si tenía arreglo, se hubiesen ido al MM de turno a comprarse otra más chula y con más GBs, para seguir fardando.

  8. Land-of-Mordor

    23 abril, 2013 en 9:30

    “…Son tan finas para que no se noten que es ridículo pensar que ante un golpe desde 1 metro vayan a cumplir su supuesta función de proteger, así que se sacrifica seguridad por estética molona…”

    Aunque estoy de acuerdo con tu comentario, hay veces que las “chorrifundas” te sorprenden. Tengo un S3 y desde el principio me interesó la tapa esta que va anclada a la carcasa trasera que vende Samsung a precio de m2 de vellocino de oro. Cuando está nueva le da un aspecto genial al dispositivo, no aporta apenas grosor y tal y da la falsa sensación de que protege la pantalla. Al par de meses de tenerla, la funda se empieza a desintegrar. Se levanta el acabado con una facilidad tremenda y parece vieja y ajada. Eso sí, será por la funda, será por el plástico del S3, el caso es que me ha sobrevivido a más de un golpe tremendo. Recuerdo uno en la comida de empresa de estas navidades que salí a hablar por tlf y el móvil se resbaló y acabó en el suelo. Más de 1,5 m de caída a puro asfalto. El perímetro del terminal se abolló, pero la pantalla salió perfecta (saltó la tapa-funda por un lado y el teléfono por otro, continué la conversación con el teléfono en una mano y su carcasa en la otra y luego volví a montarlo). El caso es que aunque no lo parezca, protegen bastante la pantalla, al menos esta de Samsung. Tal vez sea porque no se dobla y es una lámina de plástico rígido lo que forma su estructura, pero a mí ya me ha salvado el terminal un par de veces.

  9. Modiglian

    25 abril, 2013 en 16:45

    Otra razón para evitar las tabletas todo-a-100:

    http://www.macgasm.net/2013/04/23/using-your-ipad-as-a-camera-may-extend-your-life/

    Y el abuelo sigue ahí con su Ipad XD

Mira además

La benemérita podía mirar en webs de segunda mano PCs y portátiles con precios demasiado baratos

Y no solo los cadáveres embalsamados de animales. Leyendo la prensa de hoy llego a esta no…