Inicio Otras cosas Indigestión postvacacional

Indigestión postvacacional

3 minuto leer
5
0
14

En ocasiones los sistemas de gestión de las grandes empresas son generadores de monstruos burocráticos, que si hoy en día viviese Kakfa, cambiaba el argumento de su obra El Proceso y la hacía transcurrir en el Departamento de Informática de una gran empresa.

indigestion

Como apunté en alguna entrada, este verano he interrumpido mis vacaciones varias veces para acudir a trabajar a mi empresa de por las mañanas, para solucionar temas muy urgentes, que venían directamente de la planta más alta de nuestro edificio. A nadie le gusta tener que volver a trabajar a mitad de vacaciones, pero no me rompieron ningún viaje, y la verdad es que lo que había que hacer era urgente y pocos compañeros más podían hacerlo. así que me fui y lo hice. Eso si, en el sistema de gestión de proyectos, no quedaron las tareas bien dadas de alta.

Esta semana pasada, volví ya al trabajo, agotadas mis vacaciones. Y me estoy en pleno trauma postvacacional. Me he pasado casi toda la semana pasada, tratando de introducir en el sistema de gestión las tareas que realice mientras estaba de vacaciones. Claro, como yo no estaba en activo, no me pudieron asignas las tareas. Al compañero que se las asignaron, se ha tomado las vacaciones en septiembre y no está. Además el sistema no se lleva bien con meter las fechas a pasado.

Así que el otro día casi mato al consultor que me pedía explicaciones por decimonovena vez del proyecto que hice en vacaciones:

– El proyecto está implantado desde el día 18 de agosto. Todo el trabajo lo hice yo solo, me estuve quedando aquí bastante después de mi hora de salida, y además la herramienta de gestión que ve vendisteis a mi jefe no me dejaba avanzar las tareas. Pero no te preocupes, envíame un correo confirmándome que está mal lo que he hecho y yo me quedo esta tarde y revierto el proceso. Borro todo lo que hice en Agosto y empiezo de nuevo.

Y estuvo en un tris de enviarme el correo, él lo veía una buena solución.

  • 25 años no son nada

    Parece que veinticinco  años dan para mucho. Dan para que los jefes vayan aprendiendo. Per…
  • Penélopes del código

    En mi empresa de por las mañanas, estamos ahora mismo terminando la migración del software…
  • Jefes con el síndrome del Tdtm

    De vez en cuando todavía nos llaman de algunas de las pocas empresas que siguen comprando …
Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por tendero-digital
Cargue Más En Otras cosas

5 Comentarios

  1. panzeta

    5 septiembre, 2011 en 13:44

    No debiste trabajar en vacaciones. ¡Como habrás comprobado va contra el sistema! ¿y si hubieras estado enfermo? ¿se habría hundido la empresa? no, porque nunca pasa nada.

    • tendero-digital

      5 septiembre, 2011 en 16:35

      Tienes razón, hoy todavía dando explicaciones a dos “gestores” trandos de justificarme por trabajar y hacer mi trabajo.

  2. Yo

    5 septiembre, 2011 en 17:33

    Si te sirve de consuelo, el programa de gestion de mi empresa me resto 6 horas trabajadas por trabajar 2 en un dia no-laborable. Luego encima viene el jefe a pedir explicaciones de porque no he trabajado las horas que tocaban…

    Esto de trabajar en periodo vacacional es malo malo malo.

  3. Gabriel

    5 septiembre, 2011 en 20:39

    El nuestro es muy entretenido, te obliga a tener las vacaciones programadas desde principio de año, nos ponen una fecha tope, luego los jefes tienen que validarlas, como siempre, se amplía la fecha tope dos o tres veces, y luego resulta que hay algún jefe que carece de permisos y no puede validarlas.

    Resultado: este año hemos estado todos los compañeros de vacaciones sin que en RRHH supiesen exactamente en qué fechas, y sin que haya ningún tipo de control más allá de las puertas de nuestro departamento (os hablo de una empresa de más de 5.000 trabajadores, y de este fallo repetido en muchas unidades de la empresa), y sin que nadie sepa qué días nos quedan.

    Era el año perfecto para haber hecho un pacto entre todos y desaparecer algunos días más de los que nos corresponden, je je je.

  4. MuR3

    5 septiembre, 2011 en 21:32

    calendario de papel, bolis de colores y nunca nos equivocamos.

Mira además

25 años no son nada

Parece que veinticinco  años dan para mucho. Dan para que los jefes vayan aprendiendo. Per…