Inicio Clientes Clientes estupendos

Clientes estupendos

9 minuto leer
5
0
12

Hay ocasiones, cuando montamos un PC, en que los astros parece que se conjuran para que todo vaya mal. E

Pero hoy no quiero escribir una entrada quejándome de la mala suerte, antes al contrario, quiero contar la peripecia que hemos tenido al montar un HTPC, y la paciencia que el cliente ha demostrado y que es causa de mi admiración.

Justo el día que nos íbamos de vacaciones en agosto, nos entra un pedido por Internet. El cliente nos pide un HTPC con una configuración sin ventiladores, pero por lo demás bastante normal. Le digo que cerramos, que si se espera dos semanas, aunque seguíamos de vacaciones, como ya íbamos a estar en la tienda, pues que se lo podíamos servir. Nos dice que se espera.

Así que a las dos semanas, cuando comenzamos a limpiar, ordenar la tienda por dentro, pero cerrados al público, montamos el HTPC de este cliente. La fuente de alimentación pasiva que le habíamos presupuestado, dejan de fabricarla. Hablamos con él y la cambiamos por otra del mismo precio y parecidas prestaciones. La pedimos y nos la envían, pero el transporte se lía y no nos llega (estamos en agosto, normal). Pedimos otra, pero no había stock, pasamos otra semana esperando la fuente. Entre unas cosas y otras, ya llevábamos 10 días de retraso. Mientras el cliente, nos pregunta si puede ponerle Linux al HTPC en lugar del Windows. Le digo que no estoy seguro, pues la sintonizadora de satélite que monta, no la habíamos probado con Linux (una Hauppague 3000), pero que podemos probar.

Mientras venía su fuente de alimentación, le montamos una fuente normal y probamos el equipo. Todo funcionaba bien. Llega su fuente de alimentación y el PC no arranca. Probamos la fuente con otros PCs que teníamos en la tienda y seguía fallando. La enviamos a RMA. Nos la cambian en tres días, menos mal, pero la nueva sigue fallando. Al final era una incompatibilidad entre algunos micros y placas con esa fuente. Otra vez llamamos al cliente y cambiamos la fuente por otro modelo algo más caro. Otros tres días a esperar que llegue la fuente nueva.

Con la fuente nueva, todo funciona bien. A estas alturas y dado el retraso, le cambiamos el micro al cliente y le ponemos un modelo superior, por las molestias y la espera.

Y entonces empieza la aventura de configurar la HVR 3000 con Linux. Tenía cinco tutoriales distintos explicando como hacerlo. Los drivers no eran oficiales, había que compilar el núcleo… pero bueno, nos ponemos manos a la obra. Instalamos el Mythbuntu y todo va como la seda, excepto la sintonizadora. Con uno de los experimentos, conseguimos ver algún canal de satélite, pero mala calidad y muy complicado de hacer. Pero el TDT no iba.

Y aquí una digresión. Luego a toro pasado, creo que sé porque no iba el TDT,  resulta que al lado de la tienda hay una emisora de radio. Esos días se les había roto una antena y emitieron por una que tienen de emergencia… que se carga la televisión en un radió de dos manzanas… y están a 10 metros de la tienda. Claro con este cliente, pensando que la tarjeta estaba rota, le pusimos otra, y otra…  pero también nos paso con otras tarjetas esos días.

Al final hablo con el cliente y quedamos en dejar Windows y Mythbuntu compartiendo máquina. En Windows iba todo bien (entre otras cosas, porque los de la emisora ya habían resuelto su problema técnico). Se lo configuramos todo en los dos sistemas, le dejamos algunos vídeos de ejemplo, lo empaquetamos y se lo enviamos. Y ya acumulábamos tres semanas de retraso.

Y cuando el HTPC le llega al cliente, no se le veía en su televisor. Aquí ya yo estaba empezando a pensar en brujas. Menos mal que el cliente se puso en contacto con nosotros y tratamos de resolver el problema a distancia. El cliente además contactó con el SAT del fabricante del televisor que era un Philips y por lo que me ha contado, un 10 para el SAT de Philips, le llamaron a su casa, el problema les sonaba conocido, le pidieron que tocase unos parámetros de la tarjeta de vídeo… pero al final tampoco iba el televisor.

Pero el cliente no se desanimó, me pregunta si puede venir físicamente a la tienda, que le quedan unos días de vacaciones y se baja a la tienda con el HTPC y el televisor…

Al final, le pasamos el enlace con los nuevos drivers de nVidia para su placa base (la gráfica iba incorporada a placa) los instala… y por fin todo funciona bien. Y aquí termina la historia. Nosotros en la tienda tuvimos mucha presión peleándonos con el HTPC, pero presión de la buena, porque el cliente nos dejó hacer. Y luego cuando el equipo no iba, el cliente se movió, y al final tema resuelto.

Así que tenemos clientes estupendos, que son capaces de entender que esto de la informática no siempre es una ciencia exacta. Por cierto, que con Linux, no fallaba el televisor, pero eso dará para otra entrada.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por tendero-digital
  • A veces somos tontos

    Ya conté en otra entrada el otro día como cuando hacemos un presupuesto procuramos equilib…
  • Cuando más es mejor que menos

    Cuando vendemos sistemas informáticos es complicado ajustar bien las necesidades del clien…
  • Digitalización de empresas

    Estos días veo en las redes sociales varios anuncios de diversos eventos sobre la digitali…
Cargue Más En Clientes

5 Comentarios

  1. joe di castro

    18 septiembre, 2008 en 9:59

    Bueno, la verdad es que vosotros también os portáis de maravilla con los clientes.
    Yo solo puedo hablar bien de vosotros, que os portasteis de manera excelente cuando tuve un problema.
    Conozco el sector desde hace años y desde dentro, para saber que no es un tipo de servicio que abunde, más bien lo contrario.
    Así que entiendo a ese cliente, si uno sabe que esta tratando con gente como dios manda, que le gusta hacer bien su trabajo, pues se tranquiliza y espera, porque sabe que este tipo de cosas ocurren.
    A mi me habéis ganado como cliente, pese a estar en la otra punta de España, porque prefiero tratar con gente a la que le gusta hacer bien su trabajo.
    Saludos

  2. Dr.Slump

    18 septiembre, 2008 en 14:06

    Yo a mi tendero habitual no lo cambiaba por nada, y procuraba llevarle todos los encargos que me llegaban. Ahora tengo que trabajar en otra ciudad y lo echo de menos, suena raro, pero es asi, y eso que era de los de franquicia.

    Eso si, le compraba de todo menos una cosa, los monitores, y mas que nada para evitar conflicto por ambas partes.

    Los monitores siempre los pillo en grandes superficies por el rollo de cambiarlo con 0 preguntas si viene con pixeles jodidos.

    Yo no quiero comerme un monitor con pixeles jodidos, ni que se lo coma el, asi que de momento es la mejor solucion que he encontrado.

  3. PiLoTiTo

    18 septiembre, 2008 en 14:55

    Da gusto lidiar con esta clase de clientes. Aún cuando les llamas diciendo que hay un problema se ríen, hacen que tú te rías, se comportan estupendamente y te quedas mucho más tranquilo.

    Una pena que sean una raza en extinción.

  4. J.R.

    18 septiembre, 2008 en 17:38

    SOY EL CLIENTE EN PERSONA, EL MISMO.
    Jose, lo has contado estupendamente. Ese ha sido el periplo hasta conseguir primero que llegara y luego ver por la TV de 42″ el windows vista.
    Agradezco públicamente el trato recibido
    El haber funcionado inicialmente con linux en formato HD con los videos de prueba me dió mucha tranquilidad. Podia descartar un monton de cosas que hubieran podido ir mal.
    Muy bien los de Philips, muy atentos, no lo esperaba. Por cierto que su recomendación de actualizar drivers era la solución del problema, aun que tardé en aplicarla.
    La verdad es que he sufrido por este asunto, pero te escribia un mail planteando la situación que tenia, o te preguntaba si podia hacer… y al poco tiempo recibía una respuesta. Este es uno de los secretos de mi paciencia en este caso.
    Los que me conocen dicen que tengo poca paciencia y soy desconfiado. Pues esta vez no.
    Cuando compras por internet tienes que confiar más que cuando entras en una tienda, y tener más paciencia si algo sale mal. En este caso la confianza me la ha dado el blog del tendero, con entradas muy interesantes, encontrar explicaciones técnicas muy acordes con mi modo de ver las cosas y entender la técnica (me dedico a la ingenieria). A modo más personal y de pensamiento, coincidiendo en muchas de las denuncias contra los que usurpan nuestros derechos o libertades individuales ya sean políticos, empresas todopoderosas, intermediarios, ClientesComeTiempoParaNada etc.
    La paciencia me la ha dado el saber que habia siempre alguien al otro lado, dispuesto a ayudarme.
    Saludos

  5. yo

    18 septiembre, 2008 en 22:11

    Algo parecido me ocurrio con mi primer equipo, un monton de problemas, cambios de piezas,… cualquier otro hubiese tirado el equipo por la ventana (de hecho he visto gente muy mosqueada por menos)

    Pero de lo que empece a aprender entonces estoy comiendo ahora.
    Normalmente el que se cabrea es porque no sabe ni quiere saber.

Mira además

Móviles, mujeres y el tamaño: incomprensión mutua

Estaba ayer leyendo la prensa y me tropiezo con esta noticia: “Las feministas acusan…