Inicio Otras cosas Sustos sobre ruedas

Sustos sobre ruedas

7 minuto leer
10
0
2

Llevamos una semana, donde los transportistas no han dejado de darnos sustos nada agradables.  De esos además que te dejan con una sensación de impotencia y de no poder hacer nada, que es lo peor. Porque cuando tenemos un problema y podemos hacer alguna gestión, por lo menos nos sentimos útiles y activos, pero cuando no nos dejan hacer nada… 

Todo comenzó hace dos viernes. Teníamos en la tienda seis equipos para montar entre HTPCs y PCs. Empezó a llegar el material de los proveedores y los compañeros del taller fueron agrupando las piezas alrededor de cada caja. El pedido de un mayorista llegó incompleto. De tres paquetes, dos no venían en la expedición. Justamente los paquetes que traían los procesadores y los sistemas operativos. Llamamos al comercial y éste no sabía nada. Al rato nos llama y nos dice que nuestros dos paquetes están en la otra punta (literal) de España. Que no nos preocupemos, que al día siguiente los tenemos en la tienda. Así que seis PCs parados ( y por cierto todos modelos de gama alta, teníamos allí 9.000 Euros en material sin poder entregar por faltas los micros).

 Llega el día siguiente y aparece el transporte (a última hora y después de llamarlos varias veces) con solo una caja. Adivinar y acertaréis, la caja de los sistemas operativos. La de los micros seguía sin aparecer. Otra vez llamada al comercial, éste nos asegura que ha sido otro error del transporte, que el paquete esta en camino. Al día siguiente era sábado. Llamamos al transporte y nos dicen que el paquete estará el sábado en la central de la capital de la provincia. Pero que ese día no tienen reparto. Les decimos que vamos nosotros a recoger el paquete. Nos dicen que imposible, que ese día no abren al público. Les explicamos que es un paquete que tenían que haber entregado dos días antes. Les da lo mismo. Y no hubo forma de conseguir el material.

Lo malo es que las desgracias nunca vienen solas. Ibamos ya con tres días de retraso por culpa de la gracia del transporte. De haber montado los equipos un jueves, los montamos un lunes. Y al día siguiente en las pruebas de stress… pues dos placas base se rompieron. Y ahora a pedir otras placas. Y la Semana Santa acercándose cada vez más.

Pero el transporte todavía nos tenía preparada otra sorpresa para el final de la semana pasada. Enviamos un HTPC que debía llegar al cliente el viernes. A primera hora de la tarde, me llega el aviso del transporte indicando que han hecho la entrega al cliente sin problemas. Pero el sábado a primera hora, me llama el cliente cabreado (y con razón) porque no sabe nada de su HTPC (era uno de los que venía ya con tres días extras de retraso por culpa de la caja pérdida de la historia anterior…). Pero los sábados ya no trabaja nadie aquí en España. No pudimos localizar a nadie en la oficina de reparto de la localidad del cliente. Desde nuestra agencia nos indican que el paquete se ha entregado… Así que pasamos el fin de semana pensando donde podía estar el HTPC.

El lunes a primera hora, mi socio se pone el teléfono y al final descubre, que según el transporte, el cliente no estaba en casa cuando fueron a entregarle el HTPC. El cliente asegura que él estuvo todo el día en casa. Y le creo, porque el transporte ni dejó la tarjeta, ni llamó al cliente, ni nos avisó a nosotros de la incidencia. Y menos mal que al final, el lunes por la tarde el HTPC apareció en el domicilio de su dueño.

Errores podemos cometer todos, pero eso de que nadie explica nada, ni avisa, ni te dejan recoger le material para resolver un problema que han creado ellos, es algo que me saca de mis casillas. Si no has entregado el material, para que indicas en el tracking que si, pues es viernes por la tarde y quieres irte pronto a casa…

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por tendero-digital
Cargue Más En Otras cosas

10 Comentarios

  1. Almirante Puf

    19 Abril, 2011 en 7:41

    Esto es fruto de la reducción de costes. Lo primero que se reduce es cualquier control de calidad. Luego está que las mensajerías más baratas lo son a costa de tener poco personal, poco cualificado y muy presionado para completar muchos repartos en poco tiempo.

  2. Reboot

    19 Abril, 2011 en 8:35

    ¿Te cuento mi odisea navideña? Más o menos a mediados de Diciembre encargué a mi proveedor habitual un par de cosas, unas para el negocio y otra para un regalo, concretamente un monitor.

    Los días pasaron y pasaron y no supe nada del pedido, pensando que eran cosas de las malas fechas lo fui dejando pasar, pero me extrañaba porque este proveedor me lo manda todo al día siguiente. Total que termino llamando al proveedor y me dice que cómo que no lo había recibido, que no me preocupe que llaman al transportista. El transportista dice que yo rechacé la entrega, luego que intentaron entregar fuera del horario comercial y finalmente, que no encuentran el paquete.

    Al final lo encuentran y me lo envían al día siguiente: La caja del monitor tiene un picazo justo en medio, le digo al transportista que espere, que reviso la entrega. El tío pone mil caras de “joder, que tengo prisa” y yo de “te jodes, esto no te lo admito”. Abro la caja y veo el monitor como nunca había visto uno. La pantalla quebrada con el cristal líquido poniéndola entera negra.

    El proveedor flipaba en colores y decía que estaban hasta los cojones de la empresa de transporte (creo recordar que era DHL), que no me preocupara que me envían una nueva por otro transportista y que la tendría allí por la mañana.

    Esto en cuanto al tema informático, en lo que se refiere a mi trabajo, ni te cuento las burradas que he llegado a ver incluso con distribuidores específicos que sólo trabajan con lo mío.

    Y para colmo el diésel a 1’34. Espérate a ver cómo termina el año.

    • Kapisketo

      19 Abril, 2011 en 11:51

      Pues se supone que los proveedores de lo tuyo llevan mercancía que hay que cuidar y que no se puede retrasar por temas vitales. ¿Qué hacen? Dejan las cajas al sol un día de esos de 40º a la sombra.

      Sobre la empresas de mensajería yo ya estoy hasta los mismísimos, ayer mismo me dicen que a las 11:15 no estaba en casa cuando a las 11:10 vinieron los de Correos y me entregaron un paquete ¿que cómo se la hora? porque estaba desayunando en pijama y tenía el reloj delante. Y lo mejor, que no puedo pasar a recogerlo en el almacén porque no atienden al público \o/

      • Reboot

        20 Abril, 2011 en 8:35

        Fliparías en colores, rarok. Fliparías.

        Cajas de productos termolábiles reprecintadas. ¿Alguien dijo “cadena de frío”?
        Cajas enteras llenas de medicamentos mojadas, empapadas literalmente.
        Cajas de jarabes destrozadas, con líquido cayendo por el resto de cajas de un pedido.
        Frascos presurizados reventados.

        Y un largo etcétera.

  3. chamaruco

    19 Abril, 2011 en 9:22

    Estamos en todos los sitios igual.

    A mí este año ya van varias veces que me llegan paquete golpeados y se van de vuelta. El que me los trae ya ni insiste en el, antes habitual, “pero si eso no es nada”; ya le he dejado claro que paquete con golpe, paquete devuelto.

    Un pedido me llegaba desde Alemania, en la web el paquete aparece como “en reparto”… paquete que no viene; toda la tarde llamando y al final, después de horas insistiendo en que ellos no lo tenían, resulta que está, efectivamente, en el caminón pero dicen que no tienen su documentación. Exijo que me lo traigan, vienen y el tipo todavía insiste en que es imposible que me aparezca en reparto en la web… ¡¡INCLUSO CUANDO SE LO ENSEÑO EN PANTALLA!!. Todavía estoy esperando explicaciones de cómo es posible que un paquete sin documentación (y que por lo tanto, si se pierde o lo roban luego no van a querer saber nada) estaba dando vueltas a media ciudad en el camión en lugar de estar en almacén.

    Tampoco me han sabido explicar como es posible que una impresora pese más a la ida al SAT que a la vuelta, habiendo sido enviada en el embalaje de origen y con los mismos elementos a la ida que a la vuelta; por supuesto portes que me he negado a pagar hasta que los rectificaran…

    Y así las que quieras. Al final estoy optando por enviar (y recibir) un montón de cosas vía Correos; por increible que parezca, tardan un par de días, pero todavía no me ha fallado ni un solo envío, ni una sola recepción.

  4. leonelpro

    19 Abril, 2011 en 12:39

    Si tenéis un rato leed esta entrada de mi blog: http://kcy.me/2pt4
    Perdón por el autobombo pero es que ne ha pasado algo parecido.
    Un saludo.

  5. Javivi

    19 Abril, 2011 en 17:14

    Creo que soy protagonista de la segunda historia y todo sucedió como contáis. Los mismo que estaba cabreado el sábado os agradezco las molestias que os tomasteis para solucionarlo lo antes posible. Gracias. Entiendo que no es vuestra culpa aunque si vuestra responsabilidad.

    Conozco bien el sector del transporte por dentro y se como funcionan, notificación de entrega a 4 kilometros del domicilio, el paquete en la furgoneta y aquí no pasa nada. Si el cliente no se interesa lo entregan a los dos días o cuando pasen cerca y ya está. Tienen soluciones para todo:

    Si el cliente se interesa dicen que no había nadie y no dejaron nota porque no les abrieron el portal (en mi caso el portal que da acceso al buzón siempre está abierto…). Si les pregunta que porque no llamaron al teléfono de contacto, que no tenía cobertura el cliente y la mejor de todas, si preguntas porque en su sistema aparece como enviado aunque hace dos minutos me acabas de contar la batalla anterior responden con la gran frase multiusos: ESO ERA UN ERROR DEL SISTEMA!

    Hay que tomárselo con humor.

  6. MuR3

    21 Abril, 2011 en 0:42

    Correos nunca me ha fallado, voto por ellos.

    • Kapisketo

      21 Abril, 2011 en 1:22

      He de decir que como particular al 100% de acuerdo contigo, la verdad, a nivel de particular siempre perfecto, eso sí, paquetes/cartas sin certificar ni número de rastreo de ningún tipo en correos son un peligro lo demás todo perfecto. Ah eso sí, en correos en los veranos (al menos aquí) contratan a gentuza que ya ni se molestan en llamar y te dejan el papel de que no estabas en casa en el buzón del spam que está en la calle, muy majos ellos… -_-

  7. Manuel

    21 Abril, 2011 en 10:50

    Yo es que soy muy mal pensado, así que a veces pienso que si el tema ‘cuela’ más de uno se queda con algún paquete ‘perdido’, el seguro paga y aquí paz y después gloria.

    Pero en esto tanta culpa tienen los transportistas como las empresas.

    Un amigo estuvo trabajando con su tío en el gremio y salió harto en menos de un mes, le ponían unas rutas imposibles, de esas que para cumplirlas tendría que ir de racing y sin contar el tiempo que pierden en la entrega.
    Claro, luego les vemos con sus furgonetas blancas en plan kamikaze por Madrid, porque a ellos también les aprietan de lo lindo.

    Y desde luego el que hace las rutas de reparto no sabe mucho de optimización si das paquetes que se entregan en sitios distantes al mismo tío.

    También están los jetas, los que dicen que han pasado y no estabas, pero para esos la empresa también puede poner solución. GPS a las furgonetas, se graba la ruta y las horas y ante queja del cliente se comprueba si es verdad que pasó y a qué hora.

    Y lo de llegar un sábado y aquí no se trabaja, otra con un par. Lo mismo que esta Semana Santa, en la que el país se paraliza durante 4 días y te puedes ir olvidando de conseguir que alguien te atienda para cualquier cosa.

    Sobre Correos, mi padre fue funcionario en Correos durante 30 años y he de decir que funcionaba. Será más lento, pero casi siempre funcionaba, aunque lo de que se pierda una carta y llegue años después es un clásico.
    El problema es que con la privatización se ha entrado en la dinámica de empleados temporales mal pagados, y así es fácil que te encuentres con mucho sinvergüenza que decida quedarse con un paquete sin valor declarado porque parezca ‘interesante’.

    Una pena, porque con una inversión en modernizar Correos y manteniendo un buen control de la calidad del servicio, se obligaría al resto a tener que mejorar su servicio para poder competir.

Mira además

El SAT nunca da soluciones fáciles

Es divertido ver como los SATs de los fabricantes y mayoristas nunca buscan la solución fá…